Servant

Servant
8.1
Servant Una pareja de Philadelphia, de luto tras suceder una horrible tragedia, crea una grieta en su matrimonio que abre la puerta a una misteriosa fuerza que entra en su hogar.   Servant Critica Tras poder ver los tres primeros episodios (que son los que ha puesto a disposición del público Apple TV +, por lo que quizá esta crítica cambie al terminar de ver los 10 que componen la primera temporarda) no puedo más que quitarme el sombrero antes Tony Basgallop (creador y guionista) y en especial a la brillantez técnica y visual que nos brinda en el primer episisodio nuestro amigo Shyamalan. Que plantos, que desenfoques, que planificación. Este hombre, cuando quiere, sabe como hacer CINE (aunque sea en una serie de TV). Es verdad que el misterio es interesante, pero desde luego la atmósfera, en esa casa y ese barrio tan bien ambientados, es casi más interesante y estimulante. Los colores, las texturas de todo lo que pasa en la casa de los Turner es magnífico. Además hay que destacar las interpretaciones, por encima de todas ellas, la de Lauren Ambrose, al que, sin contar con una breve aparición en la nueva temporada de X-Files, no estaba muy activa tras el (maravilloso y perfecto) final de "Six feet under". Las caras que pone, la sensibilidad que desprende, lo rota que está y lo snob que es, hacen que sea imposible quitar la vista de ella en cuanto aparece en plano. Sin desmerecer el resto de interpretes (es sorprendente lo bien que está Ruper Grint aka Ron Wesley). Hubo un par de escenas en estos tres primeros episodios que me pusieron la piel de gallina, especialmente al final del primer episodio. No puedo esperar a poder ver los 7 que quedan. No os la perdáis.
# Formato Idioma Fecha Total Descargas Descargar
1 720p BluRay Español Latino 24/03/2020 141 Descargar
2 720p BluRay Español Latino 24/03/2020 99 Descargar
3 720p BluRay Español Latino 24/03/2020 101 Descargar
4 720p BluRay Español Latino 24/03/2020 93 Descargar
5 720p BluRay Español Latino 24/03/2020 91 Descargar
6 720p BluRay Español Latino 24/03/2020 98 Descargar
7 720p BluRay Español Latino 24/03/2020 91 Descargar
8 720p BluRay Español Latino 24/03/2020 85 Descargar
9 720p BluRay Español Latino 24/03/2020 83 Descargar
10 720p BluRay Español Latino 24/03/2020 89 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

El pianista

Bélica Drama
8.3

El pianista Varsovia, 1939. El pianista polaco de origen judío Wladyslaw Szpilman (Adrien Brody) interpreta un tema de Chopin en la radio nacional de Polonia mientras la aviación alemana bombardea la capital. El régimen nazi ha invadido el país, y como hace en otros países invadidos, lleva a cabo la misma política con respecto a los judíos. Así Szpilman y toda su familia -sus padres, su hermano y sus dos hermanas- se ven obligados a dejar su casa y todo lo que les pertenece para trasladarse con miles de personas de origen judío al ghetto de Varsovia. Mientras Wladyslaw trabaja como pianista en un restaurante propiedad de un judío que colabora con los nazis, su hermano Henryk (Ed Stoppard) prefiere luchar contra los nazis. Pero tres años más tarde, los habitantes del ghetto son trasladados en trenes hacia campos de concentración.   El pianista Critica Magistral obra de Polanski que nos refleja la dura realidad que a principios de los años 40 vivieron miles de personas; la invasión de Polonia por parte del tercer reich en 1939 y la consiguiente masacre del pueblo judío. Spilzman, un reconocido pianista judío interpretado por un raquítico Brody, sobrevive a la deportación nazi hacia los campos de exterminio del este a los que su familia ha sido enviada. Es entonces cuando vivirá el verdadero horror de la guerra en su pleno esplendor. El insomnio, el hambre, la soledad y el miedo entran en combate con las ganas de sobrevivir del protagonista. La actuación de Brody es soberbia. En sus ojos se pueden leer las terroríficas vivencias que en su tiempo miles de judíos habrían vivido. Su extrema delgadez contribuye satisfactoriamente al dramatismo que el personaje se ve obligado a sufrir. Brody hace de su personaje a lo largo de todo el film una autentica retahíla de simbolismos, desde sus manos, citados ojos o exasperantes respiraciones hasta los propios andares del mismo. Sellada con un dramatismo casi omnipresente a lo largo de toda la obra y con una exquisita incorporación de cierto “macabrismo” Polanski introduce con suma sutilidad silencios en las escenas mas escalofriantes, duras y dramáticas del filme (el silencio se hace dueño de la sala de cine y hacen ver al sujeto que esta ahí sentado en la sala la cruda realidad), así como piezas de piano en las que el espectador puede identificar el estado de animo de Spizlman.(en el spoiler detallaré mas esto último). La historia puede ser dividida en dos partes bastante bien diferenciadas. En la primera se pueden observar los desbarajustes sociales y económicos que se están viviendo dentro del guetto en el que nuestro protagonista es "prisionero" junto a su familia. Durante dicho fragmento los Spilzman se las ingenian para llegar a fin de mes en primeros instantes, comer mas tarde y finalmente sobrevivir ante lo que lamentablemente para ellos es inevitable. En la segunda parte de la obra asume todo el peso del reparto nuestro personaje principal. A pesar de no ser enviado a los campos de concentración, él sigue preso en una "celda" aristada por paredes quebradas, ventanas rotas, tejados inestables y aceras plagadas de cadáveres, por no hablar de un carcelero asesino que más que carcelero cobra el papel de verdugo. Sin duda alguna unos de los mejores dramas bélicos de la historia del cine, plagado de simbolismo; con un vehemente ritmo que hace que a pesar de la dureza que entraña esta obra no te levantes del asiento. Nota: 8,7

Blade Runner 2049

Ciencia ficción Drama
7.4

Blade Runner 2049 Han pasado 30 años desde los acontecimientos ocurridos en Blade Runner (1982). El oficial K, un blade runner caza-replicantes del Departamento de Policía de Los Ángeles, descubre un secreto que ha estado enterrado durante mucho tiempo y que tiene el potencial de llevar a la sociedad al caos. Su investigación le conducirá a la búsqueda del legendario Rick Deckard, un antiguo blade runner en paradero desconocido, que lleva desaparecido 30 años. Blade Runner 2049 Critica La original es mi película favorita. La veo una o dos veces al año, y siempre me maravilla. No sé por qué, pero tiene algo que me hace quererla mucho. Por lo tanto, esperaba la secuela con ganas y miedo. Sinceramente, no tenía ni idea de por dónde podrían tirar, ya que podría seguir en donde lo dejaron en la anterior, cosa que no tendría mucho sentido, o crear algo nuevo, cosa que podría salir mal. Fui acojonado al cine, y salí... extraño. Tengo una sensación agridulce. Es una buena película, más grande, expansiva, tiene numerosos buenos momentos... Pero falta algo. Quizá sea que esperaba enamorarme de ella a la primera, no lo sé. No puedo decir qué es exactamente, ya que todo funciona bien, todo está bien construido. Sigue siendo humanista, sigue debatiendo sobre la vida y la búsqueda de uno mismo y, aún así, algo no termina de ser redondo. Ésto es una cosa que me pasa con todas las películas de Villeneuve: hay talento, siempre está a punto de llegar a la maestría... pero nunca lo consigue, se queda a poca distancia. La fotografía, espectacular. Diría que es más luminosa que la anterior, pero tienen momentos asombrosos. La ciudad pierde, es más aséptica, menos sucia, pero el resto de escenarios son una maravilla. Planificación irreprochable, ni un plano malo o mal usado. La historia funciona, y sin ser espectacular ni tremendamente original, está muy bien construida. No es un remake ni busca vivir de la nostalgia. Crece en todas direcciones, y hay voluntad de abarcar un mundo entero, no sólo una ciudad. El ritmo es lento, cosa que no sorprenderá a los que hayan visto la anterior película. Personalmente, no se me ha hecho pesada en ningún momento, pero no os esperéis el ritmo que se ve en los trailers. Acción, lo visto en los adelantos con un poco de desarrollo y ya. No es un blockbuster al uso, ni tampoco es el cine negro de Blade Runner: se quedaría más bien como un thriller pausado, marca de la casa (me vino a la mente Prisioners y Sicario al terminarla). La banda sonora quizás sea el punto más flojo. Está muy inspirada en la magnífica música de Vangelis, pero tirando más por caminos efectistas. Golpes percusivos, sintentizadores aislados, atmósferas tenues... Echo en falta alguna melodía más destacada. Las actuaciones, bien en general. Gosling apropiado para el papel, Ana de Armas competente, pero la verdadera revelación para mi es Sylvia Hoeks, con un personaje interesante y muy bien interpretado. Batista bien también. Por otro lado, Jared Leto tiene entre manos un personaje que no termina de ser aprovechado y que se pierde demasiado en cháchara grandilocuente, y Harrison Ford no termina de volver a ser Deckard. En definitiva, estamos ante una película muy digna como secuela y buena como ente independiente, pero que personalmente encuentro que se queda un poco por debajo de lo que podría haber llegado a ser. Considero a Villeneuve un director interesante y competente, pero que nunca llega a rematar sus películas. Al menos, nos ha ofrecido una nueva historia de Blade Runner que merece la pena ser vista.

In a Relationship

Comedia Drama
6.1

In a Relationship La historia se centra en dos parejas que atraviesan una situación distinta en sus relaciones sentimentales. Por un lado, Owen y Hallie, hasta el momento una pareja estable de larga duración, luchan por evitar que su relación se termine de romper por completo. Por el otro, Matta y Willa se embarcan en un romance muy distinto del que preveían en un principio. Adaptación de un cortometraje homónimo del propio director del año 2015.

The Angel

Acción Bélica Drama Historia Suspense
6.8

The Angel La historia real de Ashraf Marwan, el yerno del Presidente Nasser y el confidente y asesor personal de su sucesor Anwar Sadat, mientras que simultáneamente es el activo más valioso de la Inteligencia israelí del siglo XX. The Angel Critica El director israelí Ariel Vromen lleva a la pantalla la historia de Ashraf Marwan, yerno del presidente egipcio Nasser, que jugó un papel destacado como informador y espía al servicio de Israel. La película pone el foco en los meses y días previos a la guerra del Yom Kippur, dónde Marwan puso en aviso a Israel de las intenciones bélicas de su país. La cinta recrea las ambiciones: dinero, poder, ascenso político de un hombre frustrado por el rechazo de su suegro, el carismático líder árabe Gamal Abdel Nasser. La película se me pasa en un suspiro, me enganchan y parecen creíbles las situaciones y unos personajes que viven uno de los momentos más críticos de la historia de Oriente Medio. Me reconcilia con un director al que sigo con interés desde que presentó “ The iceman ” (El hombre de hielo), dónde un inmenso Michael Shannon erizaba el bello en su papel de psicópata asesino. Tras la incomprensible, por mala, “Criminal”, Vromen filma con pulso una historia de empaque. La vida del espía es poco compatible con los focos. Alcanzar la fama en tan difícil profesión es sinónimo de fracaso. A Marwan este le llegó allá por el año 2002, cuando un trabajo periodístico lo identificó como Ángel. La posterior reivindicación egipcia de que en realidad era un agente doble, que proporcionaba a Israel información falsa, versión esta última puesta en duda por la mayoría de los que han investigado su vida, unida a una muerte en 2007 no del todo clara, acaban por proporcionarle al personaje ese aura de misterio que sólo dan las personalidades difíciles y complejas. De carácter ambicioso, su papel como posible intoxicador para el Mossad aparece en la película de manera sucinta.

Vidas en Pedazos

Acción Drama Suspense
6.1

Vidas en Pedazos Un joven muchacho de un pequeño pueblo de Dakota del Norte entabla amistad con un fugitivo potencialmente peligroso.   Vidas en Pedazos Critica ‘The Parts You Lose’ es la primera película, fuera de la televisión, del escritor, productor y director norteamericano Christopher Cantwell. Por su argumento, invita a pensar que nos encontramos ante un thriller de estructura clásica. Sin embargo, se configura más como un drama existencial, con la incertidumbre hundiendo sus garras en las espaldas de los protagonistas. Wesley (Danny Murphy) es un niño sordo que vive en un pequeño pueblo de Dakota del Norte. Un día encuentra tirado sobre la nieve a un hombre malherido (Aaron Paul), y decide llevarlo a una granja cerca de su casa. El sujeto es un peligroso delincuente que está siendo buscado por las autoridades. Lo oculta, proporcionándole sustento y compañía. ‘The Parts You Lose’ juega con la relación que van a entablar a lo largo de varios días. El inhóspito pueblo en que tiene lugar la acción, con nubes perennes que no dejan ver el sol, la desvencijada granja en que joven y adulto van a conversar y varios planos cenitales que alumbran un desangelado desierto helado, un gigantesco permafrost, son las armas con las que Cantwell habilita el entorno. Forja así una película triste, que se agarra con fuerza a la melancolía. La vida de este joven no es fácil. ‘The Parts You Lose’ la muestra a partir de la insinuación, pisando terrenos ambigüos. Sus compañeros de clase se burlan de él, le pegan de vez en cuando mocos en el pelo. ¿Se puede considerar bullying?. Su padre no acepta la discapacidad de su hijo. La afronta a partir de cierta amargura que deja paso al grito y en ocasiones al mamporro. ¿Es maltrato? El rostro de Wesley lleva inscrito la ingrata sensación del desapego. Por ello, la empatía que entabla con un desconocido, al que él mismo ha rescatado del frío, supone una denuncia en toda regla. Y deja paso a preguntas muy incómodas, de respuestas nada triviales. Redención y traición se abordan con igual sutileza, dando forma a una obra desasosegante, grande en pequeños detalles, que suscita la reflexión.

Florence Foster Jenkins

Comedia Drama
6.7

Florence Foster Jenkins Narra la historia real de Florence Foster Jenkins, una mujer que, al heredar la fortuna de su padre, pudo cumplir su sueño de estudiar para ser soprano. El problema era que carecía de talento, pero la gente acudía a sus recitales para comprobar si de verdad era tan mala cantante como decían los críticos. Florence Foster Jenkins Critica La protagonista pareciera un personaje ficticio por lo extravagante y estrafalario de su periplo. Pero existió de verdad. Florence Foster Jenkins (1868-1944) fue una mundana dama de la alta sociedad norteamericana, tan carente de talento musical como obstinada en su empeño por mostrar sus inexistentes aptitudes interpretativas en público, tan celebrada por su voz imaginaria como por su grotesco vestuario de prima dona de caricatura. En 1909, se casó en segundas nupcias con St. Clair Bayfield (1875-1967), un curioso actor de origen británico de mínimo lustre y que acabó siendo su manager y promotor, tan peculiar como atípico, por lo que no es de extrañar que sus excéntricas vidas y matrimonio hayan acabado pasto del cine. De ilusión también se vive y en ello fueron paradigmáticos. Ser memorable no es sólo cuestión de calidades o cualidades, sino de la contradicción que surge entre la realidad inapelable y la ficción cegadora que se habita. La cinta se antoja – a primera vista – superficial y anecdótica, pero sirve de acendrado botón de muestra y prototipo instructivo de la sociedad del espectáculo en que vivimos inmersos desde hace ya décadas. Dejar una huella indeleble no es una exclusiva del mérito, sino del afán avasallador por significarse y obtener el aplauso de un público que no busca ni habilidades ni pedigrí, sino sólo un entretenimiento pintoresco al que asistir como experiencia estrambótica, por infecundo, risible o vacuo que sea dicho anhelo. No hay mejor ciego que el que no quiere ver. O como dijo Woody Allen, “El dinero no da la felicidad, pero procura una sensación tan parecida, que requiere de un especialista avezado para verificar la diferencia.” Tras el inocente ropaje de una biografía fachosa se esconde agazapado un retrato fértil y minucioso de las miserias implícitas del afán de lucimiento que nos anega. Sobre todo gracias a la elegancia cálida y amorosa de una puesta en escena que busca más el retrato psicológico que no la expoliación satírica descarnada de un suceso que se presta a ello. Y por las muy atinadas interpretaciones de sus dos estrellas que saben dotar de humanidad, matices y empaque a sus ridículos personajes. La intensa y veraz química que despliegan convierte en interesante y verosímil la bufonada patética que encarnan con entrega y pasión. La anécdota deviene así en un relato ejemplarizante que no rehúye los claroscuros ni embellece las sandeces que refleja. Y como buena cinta británica nos ofrece una crónica llena de empatía hacia las personas que retrata y que resulta cautivadora.