Rey Arturo: La leyenda de Excalibur

<

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Español Latino 06/02/2020 2.01 GB 439 Descargar
1080p Dual Español Latino 06/02/2020 2.01 GB 101 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Book Club

Comedia Drama Romance
6.1

Book Club Las vidas de cuatro amigas cambia cuando leen en su club de lectura "50 sombras de Grey". El libro hace que la pasión, hace ya mucho dormida, renazca y altere sus hasta ahora monótonas vidas. Book Club Critica Según tenía entendido, no iban a hacer una tercera película de “Sexo en Nueva York”. Al parecer, entendí mal, porque los personajes principales de Book Club parecen ser la versión septuagenaria de Carrie, Miranda, Samantha y Charlotte. Al igual que en la exitosa serie de HBO, las protagonistas de Book Club hablan desinhibidamente, y a partes iguales, de amor y sexo. Por medio de ocurrentes diálogos, y casi siempre con una copa de vino en la mano, las amigas demuestran tener personalidades que resultan extremadamente familiares. Vivian, la más activa sexualmente, es una exitosa mujer de negocios. Carol, la más conservadora, está felizmente casada pero sexualmente insatisfecha. Diane, la más dicharachera, es una viuda excesivamente preocupada por la felicidad de sus hijas. Y Sharon, la más seria, es una juez felizmente divorciada a la que la falta de sexo no le quita el sueño. *Las chicas de oro Aunque todas las actrices hagan un buen trabajo interpretando a los predecibles personajes a los que dan vida, la actuación de Candice Bergen es la que más destaca. Eso se debe a que su personaje es el menos alejado de la realidad y a que su actuación es la más comedida. Eso sí, por muy bien que se conserven las veteranas actrices, todas ellas parecen estar a punto de romperse en algún momento u otro de la película. Sin ser la intención de Holdernan, el espectador acaba pasándolo peor viendo a Candice Bergen tambaleándose en unos tacones finísimos, a Mary Steenburgen bailando claqué y a Jane Fonda corriendo que a todas ellas sufriendo por amor. *Los chicos de oro Como no podía ser de otro modo, a las cuatro estrellas protagonistas les acompañan actores de primera. Nada más y nada menos que Andy García (“Mamma Mia:Una y otra vez”), Craig T. Nelson (“La joya de la familia”), Don Johnson (“Django desencadenado”) y Richard Dreyfuss (“Tiburón”) completan el reparto de Book Club. Sin embargo, todos ellos interpretan papeles tan simples como los de sus enamoradas. Como dicta la norma, no falta el galán de turno, el marido que pierde el apetito sexual, el amor de juventud que reaparece con las consabidas intenciones y el hombre encantador que busca el amor en las redes sociales. *Aspecto visual Como muchas otras comedias románticas Hollywoodenses, Book Club está cubierta por una capa de esmalte brillante que no deja transpirar ni un gramo de realismo. Las escenas están tan pulcramente elaboradas que parece estar proyectándose un catálogo de IKEA en la pantalla. Si a eso le añadimos atardeceres y paisajes que desentonan por su falta de autenticidad, queda claro que Book Club tampoco destaca por su puesta en escena. *Clichés 1 – 0 Feminismo Aunque tenga un reparto formado principalmente por mujeres, Book Club no tiene carga feminista alguna. Muy al contrario, la vida de las protagonistas parece girar única y exclusivamente en torno a hijos, amantes y maridos. De hecho, si no fuera por las anodinas conversaciones que Diane mantiene con sus asfixiantes hijas acerca de la vejez, Book Club sacaría un cero en el tercer apartado del test de Bechdel: las conversaciones entre los personajes femeninos no deben estar centradas en los masculinos. El único aspecto medianamente revolucionario de Book Club es la presencia de actrices protagonistas de entre 65 y 80 años. Aunque ninguna de ellas haya dejado de ser relevante a lo largo de sus carreras, su presencia en la gran pantalla no deja de ser una forma de reivindicar papeles para actrices mayores de cuarenta en una industria en la que la discriminación por edad está a la orden del día. *Conclusión Aun siendo predecible hasta decir basta, Book Club entretiene como lo haría cualquier comedia romántica de sobremesa. Como es de esperar, la película no da más de lo que promete: grandes actores en sus años dorados dando vida a personajes de usar, tirar y olvidar.

Titanes

Action & Adventure Drama Sci-Fi & Fantasy
7.7

Titanes Un equipo de jóvenes superhéroes liderados por Nightwing (anteriormente el primer Robin de Batman) se forma para combatir el mal y otros peligros. Titanes Critica Cuando se confirmó el desarrollo de una serie centrada en los famosos Teen Titans de DC Comic todo fueron dudas, cuando encima se anunció su desarrollo como primera producción propia de una nueva plataforma de escaso contenido el miedo creció, cuando se publicó un primer tráiler donde la música era protagonista el miedo de shows anteriores de sus responsables acrecentó aún más mi desgana pero, cuando se estrenó finalmente, todo esto quedó como simple anécdota a demostrar ser un espectáculo creado con sumo cariño por los personajes y con ansias de modernizar una historia con un toque más maduro. Titans es un producto hecho sin miedo a no encandilar a las complicadas audiencias teens de The CW, algo hasta ahora poco frecuente en las adaptaciones de DC para la pequeña pantalla, que permite al usuario traerle un retrato más realista de cómo podría ser un chico entrenado en la lucha contra el crimen desde muy pequeño como es Robin, de cómo encajaría en la sociedad una chica nacida del deseo del más peligroso de los demonios y de cómo poco a poco va conociendo sus oscuras habilidades; solo dos ejemplos que quizás a más de uno derribe el ideal que tienen sobre un grupo más famoso últimamente por ser el título favorito de los más pequeños de la casa como Teen Titans Go! Y de fondo una trama donde ni los buenos son tan buenos ni los malos tan…, bueno, sí, siguen siendo malos. Pero el bien no es tan luminoso como anteriores adaptaciones de estos personajes han mostrado. Si Robin desde su infancia ha vivido con ira contra el crimen esa ira se verá en su forma de actuar, si Starfire es una guerrera alienígena no debe por qué tener respeto por la vida de unos pobres humanos, si Chico Bestia se convierte en animal también ha de impregnarse de ese instinto, y si Raven lleva el mal dentro de sí por mucho que trate de ser buena terminará saliendo en alguna que otra ocasión. Raven, de hecho, es el eje fundamental de la historia. La rodean con un contexto religioso detrás que hace su arribada una cuestión más bíblica que superheróica, donde para unos es la encarnación del mal y debe ser sacrificada y para otros la puerta de entrada a un mañana que borre del mapa todos los pecados de la humanidad. Esta concepción hace que no existan villanos como tal en esta primera temporada, y esto posiblemente sea el defecto que no le hace alcanzar la perfección. Todo se queda como una carta de presentación de la historia, donde se ofrece al espectador unos ingredientes bien ricos para no dejar probar el plato final, algo que sucederá a finales de 2019. Obviamente también hay un déficit de presupuesto. El CGI canta, algo que ere previsible teniendo en cuenta que un personaje se convierte en diversos animales, otra lanza rayos de fuego estelar, etc. Aun así, han sabido disimularlo bien al estar todos ellos conociendo sus habilidades y sin haber demostrado aún de hasta dónde pueden ir con sus talentos. En definitiva, un futuro muy prometedor, que bebe mucho de Héroes en su inspiración, además del cómic del grupo, así como de otras producciones del género.

Un pequeño favor

Comedia Crimen Drama Misterio Suspense
6.6

Un pequeño favor Stephanie es una joven madre videobloguera de una ciudad pequeña cuya mejor amiga, la sofisticada Emily, desaparece un día repentinamente. A Stephanie le ayudará en su búsqueda el marido de Emily, Sean. Un pequeño favor Critica Antes de nada quiero decir que no voy a caer en el “spoiler” fuera de su espacio o que rehúso a adelantar cualquier posible sorpresa, como han hecho otros usuarios o incluso parte de la “crítica especializada”. Menos mal que cuando voy al cine me informo poco, porque así me ahorro disgustos. Tiene su parte buena y su parte mala: si el film es horrendo, por desgracia, no recibo ninguna advertencia, y si hay algo que no deba saber nadie me la destripa, esa es la ventaja. Y ahora ciñéndonos al tema en concreto, Paul Feig, tras su sonado batacazo con el “remake” de “Cazafantasmas”, vuelve a la línea trazada en “Espías”, es decir, un film de evasión, con tintes “neo- drag”, sazonado con ciertas dosis de “petardez” y evocaciones a un estilo cinematográfico que ha caído en desuso, aunque he de decir, que en ese sentido, “Espías” me pareció algo más lograda. Es un tipo de cine que a los más exigentes les podrá resultar una simple parida, pero creo que, además de que deban existir toda clase de pasatiempos, hay en ella ciertos factores que la libran de ser claramente una vulgaridad o una mierda, hablando mal y pronto. Es más, incluso a veces se recurre a un intento de recreación de ambiente a lo que muchos mal llamaban “comedia sofisticada” de los años sesenta y parte de los setenta, lo cual a mí me gusta. De entrada, y ante tanta producción reiterativa, está exenta de testosterona gratuita, violencia de relleno o diálogos trillados. Quizás por esta razón la mayoría del público asistente a la sesión eran mujeres, aunque no se trate en absoluto de un film que solamente le podría interesar a un público femenino. El arranque de “Un pequeño favor” promete mucho, aunque luego ciertos elementos durante el camino no se aprovechen. De entrada ¡incluyen títulos de crédito! Eso es algo que ya pocos films tienen y que muchos echamos en falta, unos créditos bonitos tanto de color como de diseño. La mayoría de las canciones que se van utilizando parecen un precioso homenaje a la “canción francesa”, con temas cantados por Hardy, la Bardot, Gainsbourg, Zaz o Dutronc, entre otros, y aunque aparezcan brevemente temas de otras épocas y “latitudes” el clima francés reina en la película. El guión, que no me esperaba que se basara en ninguna novela, en este caso de Darcey Bell, es una acumulación de referencias que pensé que partían de sus creadores, como Paul Feig o Jessica Sharzer, a modo de parodia. Por eso su verdadero fuerte no es su argumento, si no sus diálogos, y sobre todo su acertado “casting” en el que sus dos actrices principales hacen unas composiciones que podrían recibir la sorpresa de aparecer nominadas, por ejemplo, en los Globos de oro, como Anna Kendrick, que parece haber tomado como referencia a la Sally Hawkins de “Happy: Un cuento sobre la felicidad” además de parecerse físicamente a esta gran actriz, y Blake Lively, cuyas referencias las dejaremos para el “spoiler” y hace también un notable trabajo, posiblemente uno de los mejores de su carrera. Sus giros, sobre todo en la segunda mitad, quizás se exceden tanto en intenciones de sorprender, como de deslumbrar en exceso. Y eso juega en parte en su contra, como también cuando se toma demasiado en serio y se olvidan de que la clave de comedia no se debe perder, porque cae en la inverosimilitud. Feig hace una buena labor en su dirección, así como el resto del equipo técnico, logrando un correcto “divertimento” para los que busquen específicamente esta clase de género. Y sin más, vamos al spoiler.

American Assassin

Acción Suspense
6.3

American Assassin Adaptación cinematográfica de la novela homónima de Vince Flynnm, cuya trama presenta a Mitch Rapp (Dylan O'Brien), un estudiante ejemplar que, tras la terrible muerte de su novia en una playa a manos de unos terorristas, decide cambiar el rumbo de su vida y dedicarse a la caza de esta clase de delincuentes. Un año más tarde, entra en las filas de la CIA, institución en la que estará a las órdenes de su mentor, Stan Hurley (Michael Keaton). American Assassin Critica Cuando tu hijo tiene casi veinte años y novia, cuesta cada vez más hacer planes con él, así que hoy al acabar las clases a las 21.30 de la noche, ha querido hacer algo juntos y decidimos ir al cine. Primera sorpresa, la pantalla que anuncia las películas, no coincide con la página web en sesiones y horarios (lamentablemente esto se repite muy a menudo en diferentes cines). Así que nos tuvimos que tomar con calma que película escoger porque se nos alteraron los planes. Pues entre que a mi la ciencia ficción apenas me inquieta y a él las pelis de miedo como que no, el filtro nos dejó poco donde elegir. Y American Assassin era la opción más apetecible teniendo en cuenta lo presente. Reconozco que el cine de acción me gusta mucho, porque al menos me asegura entretenimiento, que es la razón principal por la cual acudo al cine, no se crean que voy a buscar lo último en séptimo arte o lo que nunca se haya visto en una pantalla, no, craso error, simplemente busco que el intercambio comercial de dinero por entretenimiento me salga rentable. Así de simple. Michael Cuesta nos trae un producto muy interesante, quizás nada original, pero no es motivo suficiente para hacer que mi mente divague o tire del móvil. El comienzo es de esos que te mente en materia muy rápido y mucho más cuando es algo sentimental y te marca de esa manera. Un suceso trágico que nos explica al instante lo que nos iremos encontrando posteriormente con el protagonista de nuestra historia. Eso sí señor director, trabaje un poquito más el guión, porque nadie en su sano juicio se va a creer que en año y medio un tipo de la calle se prepare en una máquina de matar, por mucho odio que lleve dentro. Así de simple. Centrándome en las interpretaciones, me ha gustado mucho Dylan O´Brien, muy creíble y natural en su papel protagonista, me ha alegrado enormemente volver a encontrarme al gran Michael Keaton en pantalla, uno de los grandes. Y gracias a Dios, el malo ejerce de tal y muy bien en la persona de Taylor Kitsch. La trama está muy bien, a veces nos perdemos un poco con los subtítulos o con los personajes que aparecen brevemente y tienen poco peso, pero en general se puede andar de puntillas sin perderse bastante. Acción a raudales, escenas de tiros, mucha pelea perfectamente coreografiada, efectos especiales espectaculares (no se pierdan los del mar), y también unas localizaciones y una fotografía para tener en cuenta.

Sono tornato

Comedia Drama
5.9

Sono tornato Mussolini reaparece en Roma 72 años después de su muerte, encontrando un país todavía lleno de problemas como el racismo y el odio hacia los políticos. Disfrazado para un actor, se pone del lado de un joven cineasta y comienza a viajar por Italia para reconquistarlo.

Aladdín

Aventura Comedia Familia Fantasía Romance
7

Aladdin es un adorable pero desafortunado ladronzuelo enamorado de la hija del Sultán, la princesa Jasmine. Para intentar conquistarla, acepta el desafío de Jafar, que consiste en entrar a una cueva en mitad del desierto para dar con una lámpara mágica que le concederá todos sus deseos. Allí es donde Aladdín conocerá al Genio, dando inicio a una aventura como nunca antes había imaginado. Aladdín Critica Jodido fue el momento en que vi la primera imagen promocional de este remake de Aladdin, el clásico de animación del 92. Parecía una especie de versión porno barata en la que Will Smith terminaría satisfaciendo los deseos de Aladdin y Jasmine después de que ambos frotaran su...ehem...lámpara. Me aterró, ya que la original es probablemente una de las películas que más veces he visto durante mi infancia. Cómo nunca quise que mi cabeza la mezclara con esos malditos e impuros pensamientos, inmediatamente me esforcé por intentar sacarlos de ahí arriba a trompazos. Salió el primer trailer y, tras el alivio que me supuso comprobar que mis suposiciones eran completamente erróneas y se trataba de cine comercial palomitero de toda la vida, vino la decepción. "¿Que coño es esto?"- pensé. "¿Por qué Will azul parece un pitufo maquinero realizado con efectos ya casi anticuados?" "¿Por qué Jafar parece un joven modelo disfrazado de Jafar?" "Por qué esto? Por qué lo otro?"- lloré. Bueno, no seré yo quien juzgue a un libro por su portada, aunque esta sea una mierda. Salió el segundo trailer, y todo pareció mejorar ligeramente. "Puede que hasta sea entretenida"- traté de convencerme. Hoy ha llegado el día, y pese a que en la taquilla un rostro conocido me ha animado jocosamente a que le cuente al salir de la sala "que tal ha estado la payasada esa", resulta que al final ha estado bastante bien. A ver, no nos engañemos, está lejos de la original. Puede que a años luz. Tiene sus errores, momentos vergonzosos, y esa nueva versión de Jafar que es un desacierto desde la caracterización, el casting (no digo que el chico sea un mal actor, necesitaría verlo en más trabajos antes de juzgarlo, pero aquí está fuera de lugar) y casi todo en general. Los guionistas deciden sustituir a ese señor cincuentón de rostro característico, frío, sombrío y mega maligno por un niñato llorón que está terriblemente amargado por no ser el number one. De hecho, se pasa el rato repitiendo que le toca los cojones ser el number two...aunque bueno, él lo dice con otras palabras. Si que es verdad que le han añadido al personaje un detallito que funciona bastante bien, pero eso lo comentaré en la zona de spoilers. El director, Guy Ritchie, parece que tenga sólo unos pocos momentos de autoría en la obra, y se dedica básicamente a realizar su encargo sin pena ni gloria, esperando para cobrar e irse a casa silbando al ritmo de "príncipe Alí, Alí Ababwa". Y, ya terminando con lo menos bueno, aprovecho para quejarme también de ciertos efectos digitales completamente innecesarios que te sacan por momentos de la historia. El resto bastante bien....casi una hora más de duración que la original, que sorprendentemente no se me llega a hacer pesada, un Will Smith en estado de gracia al que se le ve disfrutar del personaje en cada plano, y que, sin dejar de lado su propio estilo, homenajea con respeto y cariño al inmenso Robin Williams. La pareja protagonista bastante correcta, hay un buen trabajo detrás de las coreografías, y tanto las nuevas canciones cómo las versiones de los clásicos se dejan oír bastante bien, aunque, espero que sólo pasara en la sala de cine a la que yo asistí, el audio empezó a subir de volumen durante los temas y me dio ganas de disparar a la pantalla y a los altavoces antes de que me reventaran los tímpanos. Yippee-ki-yay, motherfucker! Resumiendo, no creo que vaya a ser la mejor versión live action de Disney, pero es muy entretenida y muchísimo menos bochornosa de lo esperado. Seguramente si la hubiese visto con la edad que vi el film original, la hubiese disfrutado todavía más.