Operation Mekong

Operation Mekong
6.4
Operation Mekong A lo largo del río Mekong se encuentra el llamado triángulo dorado, uno de los mayores proveedores de droga del mundo. El gobierno chino encarga a Ko que investigue la aparición de trece cadáveres y de un cargamento de droga en el río. Por su parte, Fong, un agente de inteligencia, anda tras la pista de un temible señor de la droga. Ambos deberán colaborar, pero uno de ellos esconde un secreto. Operation Mekong Critica Quieres ver una buena peli de acción? no lo dudes, recurre al cine asiático, que lleva unos años dando sopa con hondas a los yankees. Por ejemplo, esta película le da mil vueltas a la última de Bourne. En ritmo brutal, banda sonora, coreografía de las escenas de lucha, las de acción. En serio, quien prefiere un cine que nos meten por los ojos con promociones brutales y actores famosetes, en lugar de este cine más desconocido, pero mejor, no sabe lo que se pierde. A medio caballo entre hechos reales y licencias narrativas, en un tipo de cine muy habitual en estos tiempos, al estilo de "Sully" de Eastwood, o "Capitan Philipps" de Tom Hanks, pero con hechos ocurridos a ciudadanos chinos en el extranjero. Concretamente en el llamado Triángulo de oro, una zona del río Mekong que comparten jurisdicción Laos, Birmania y Tailandia, una auténtica zona sin ley donde se refugian todos los narcotraficantes de la región, y donde en 2011 fueron asesinados 13 ciudadanos chinos, lo que provocó toda una conmoción en China que forzó al gobierno a enviar un grupo especial de policías entrenados para patrullar la zona y dar con el culpable, el jefe del narco en la zona, Naw Khar. Liderados por el policía Ko y el agente de la inteligencia china, Fong. Un grupo de operaciones especiales violento y sin moral.
<

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Español Latino 04/02/2020 1.25 GB 713 Descargar
1080p BluRay Español Latino 04/02/2020 1.25 GB 288 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Noche de juegos

Comedia Crimen Misterio
6.9

Noche de juegos Max y Annie son una pareja que forman parte de un grupo de amigos que queda todas las semanas para una noche de juegos organizada por uno de ellos. En una de esas noches Brooks (Kyle Chandler), el carismático hermano de Max, organiza un misterioso juego en el que sus amigos deberán resolver un asesinato con falsos matones y falsos agentes. Pero, cuando Brooks es secuestrado, los 6 jugadores comienzan a dudar sobre lo que es falso y lo que es real, y se ven inmersos en una noche caótica en la que deberán resolver el caso. Noche de juegos Critica Game Night está dirigida por John Francis Daley y Jonathan Goldstein, y tiene pinta de saga al estilo Resacón en las Vegas. El argumento es muy simple: una pareja se reúne cada fin de semana junto a sus amigos para jugar a juegos de mesa, mímica y demás. Sin embargo, el hermano del protagonista (Kyle Chandler) se presenta ante ellos con una noche de juegos tan especial que será inolvidable. Aquello se convierte en una suerte de escape room que contiene algunos gags más acertados que otros. La gracia de Game Night viene dada por la implicación de Jason Bateman y Rachel McAdams, que se divierten como nunca y eso se traslada al espectador. Por lo demás, secundarios que acompañan y algún giro de guion interesante. Destacable la incorporación de Jesse Plemons como secundario, realmente de lo más desternillante. También hay mucha acción, siempre rodeada de comedia y de situaciones inverosímiles que consiguen arrancar la sonrisa o la carcajada del espectador. En definitiva, NOCHE DE JUEGOS supone un entretenimiento, sin más. Una comedia americana en la que suceden muchas cosas, casi todas para que echemos un buen rato, y con un elenco entregado a la causa. Imagino que saldrán secuelas si tiene buena audiencia. Supone una buena elección para aquellos que quieran desconectar y reírse un buen rato. Original guion de engaños y giros de guion que volverán loco al espectador. Echadle un vistazo.

Los Pitufos: La aldea escondida

Animación Aventura Comedia Familia
6.1

Los Pitufos: La aldea escondida A Pitufina le parece que todos los demás habitantes de la aldea tienen un propósito: Papá Pitufo (dirigir), Pitufo Panadero (preparar pan y pasteles), incluso Pitufo Gruñón (gruñir); salvo ella. Así que, ¿qué puede hacer la única chica de la aldea? ¡Pues partir en busca del suyo, naturalmente! Cuando se cruza por casualidad con una misteriosa criatura que huye hacia el Bosque Encantado, la sigue y se interna por territorio inexplorado y totalmente prohibido. A ella se le unen sus hermanos Filósofo, Valiente y Torpe y con el malvado mago Gargamel siguiéndolos de cerca. El equipo pitufo emprenderá así un alocado viaje lleno de acción, peligro y descubrimientos, que los conducirá al mayor misterio de la historia Pitufa. Dirigida por Kelly Asbury, con la producción ejecutiva de Raja Gosnell y Ben Waisbren. La película, completamente animada, supone un regreso al tono y el estilo de las queridas creaciones del cómic de Peyo. Los Pitufos: La aldea escondida Critica Difícil opinar sobre una película infantil ya que no esta destinada al publico adulto, hay alguna película de niños que son mas aptas para los mayores, pero esta es una película para niños y en mi caso para niñas. No he visto que haya emocionado a mis sobrinas, pero no se han aburrido, la película es entretenida a ratos, algún momento es un poco aburrida, pero tiene acción, alguna sorpresa y humor. Aunque me había hecho spoiler la guapa morena, tiene un villano que le da emoción a la historia y con el que solté una carcajada cuando se esta ahogando en el río. De pequeño leí tebeos de los pitufos y esta película es una versión moderna, con las mejores técnicas de animación y una evolución de los dibujos clásicos que ha perdido en el camino la utilización del verbo pitufar. Hay películas que recordare siempre porque las vi en un momento concreto, hay a gente que le pasa con la música, una canción les trae un recuerdo determinado. A mi me pasa con el cine, y esta película es una de esas.

Day of the Dead: Bloodline

Acción Terror
4.1

Day of the Dead: Bloodline Remake del clásico de 1985 dirigido por George A.Romero (‘Amanecer de los muertos’, ‘La tierra de los muertos vivientes’) en el que los zombies vuelven a un estilo convencional. El mundo se encuentra diezmado por los muertos vivientes, que han arrasado prácticamente todo resto de vida en el planeta. No obstante, unos pocos humanos han luchado y sobrevivido a la amenaza y han logrado refugiarse en una base militar con el fin de protegerse a la vez que encuentran la cura a la infección. Ante la frustración de no obtener resultados rápidamente, el grupo de personas decide realizar experimentos que logren controlar y modificar el comportamiento de los zombies, para poder controlarlos y tener una oportunidad de salir de allí. Un helicóptero y miles de muertos son los que les separan de la ansiada libertad. Day of the Dead: Bloodline Critica Crear una película de zombies y decir que es un remake de alguna película de George A. Romero es una garantía de que dicha cinta será vista por los fans del género, especialmente por aquellos que sabemos apreciar el virtuosismo del fallecido director. Ese es el único atractivo de esta película: nos dice en la sinopsis que es un remake de "El día de los muertos". "Day of the Dead Bloodline" es un auténtico despropósito, una negligencia artística, sin sentido y con un guión vomitivo, eso sin contar las pésimas interpretaciones de su elenco de actores. La película empieza bien, sin embargo, tarda aproximadamente 5 minutos en caer por la borda. A partir de ahí, todo es una basura sin más. Romero se habría suicidado si hubiera visto esta cinta, por suerte para él, la muerte le visitó antes de enfrentarse a tan bochornoso espectáculo.

Las apariencias engañan

Acción Comedia
6

Las apariencias engañan Una convencional pareja de los suburbios (Zach Galifianakis & Isla Fisher) se ve envuelta en una trama de espionaje internacional cuando descubren que sus nuevos vecinos (Jon Hamm & Gal Gadot), una pareja sofisticada, son espías del gobierno.   Las apariencias engañan Critica Jon Hamm y Gal Gadot son el señor y la señora Jones, una matrimonio de espías glamurosos que acaban de mudarse a un barrio residencial con una misión que cumplir. (Sí, te recordará a "Sr y Sra Smith" con Brad Pitt y Angelina Jolie) Allí intentan ganarse la amistad y la confianza de sus vecinos, Isla Fisher, Zach Galifianakis, un matrimonio anodino, ella ama de casa y él empleado de recursos humanos en una empresa del sector aeronáutico. Lo único destacado es el reparto, y lo bien que encaja cada actor en su papel. Acierto del casting. Hay química entre cada pareja de actores, y se lo han pasado bien en el rodaje. Pero hasta ahí llega lo bueno. A la película le falta humor, las situaciones cómicas no emocionan. Le faltan más escenas de acción y mayor capacidad de sorprender al espectador. El giro de guión a mitad de película, cambiando de repente el rol de la pareja de espías, se veía venir desde lejos. Si la ves sin esperar mucho, y sin pretensiones, pues se deja ver, pero igual que se ve, se olvida. A mí me supo a poco, esperaba más de una película con este reparto. Luego hay incoherencias del guión y cosas sin mucho sentido,

Ciudad de Dios

Crimen Drama
8.4

Ciudad de Dios Basada en hechos reales, cuenta la historia del crecimiento del crimen organizado en los suburbios de la ciudad de Río de Janeiro, desde finales de los años sesenta hasta el comienzo de los ochenta, cuando el tráfico de drogas y la violencia impusieron su ley entre la miseria de las favelas.“Buscapé” tiene 11 años y es sólo un niño más en Cidade de Deus, un suburbio de Río de Janeiro. Tímido y delicado, observa a los niños duros de su barrio, sus robos, sus peleas, sus enfrentamientos diarios con la policía. Ya sabe lo que quiere ser si consigue sobrevivir: fotógrafo. “Dadinho”, un niño de su misma edad, se traslada al barrio. Sueña con ser el criminal más peligroso de Río de Janeiro y empieza su aprendizaje haciendo recados para los delincuentes locales. Dos vidas paralelas en Cidade de Deus.   Ciudad de Dios Critica De pronto, una gallina huye despavorida por los rincones más empobrecidos de Brasil. Huye de un puñado de rateros que la persiguen con el simple fin de darse un buen festín, y de pronto, salen a relucir las primeras armas. Como en el viejo oeste, en esos lugares sin normas estrictas, donde la única ley venía regida por un puñado de balas disparadas en el momento oportuno, en esa Ciudad de Dios, sucede exactamente lo mismo. El arma sale a relucir en cualquier lugar, y es la que impone su juicio, atemorizando e intimidando. Poco después, y tras un flashback, observamos como un grupo de tres chavales llamado “O Trío Ternura”, atacan un camión a mano armada. Tras imponerse a sus ocupantes, de pronto aparece la policía, y ellos huyen como alma que lleva el diablo. En su huida, dejan sus ropajes por el camino, y se incorporan a un partido de futbol que se está jugando en uno de los terraplenes que ocupan la zona. Pasan inadvertidos, porque todavía son chavales. Quizá tengan uso de razón y el suficiente carácter como para amedentrar a alguien, pero no dejarán de ser chavales. En dos curiosas secuencias, llevadas con pulso, Meirelles ya ha desgranado qué significa esa Ciudad de Dios en la que habitan: La ley del más fuerte, impuesta por los más jóvenes de la zona. Desde ese momento, su arranque no puede ser más impactante: No sólo el cineasta brasileño recalca la turbiedad y aspereza del lugar que ha presentado con unas aplastantes secuencias, sino además desgrana con eficiencia las diversas historias que componen este contundente testimonio que, podrá impresionar más o menos, pero en todo momento golpea con la cruda realidad que muestra sin tapujos, sin medias tintas y con una firmeza desgarradora. El elenco de personajes que componen tanto Meirelles como Lund, se mueven por la pantalla con una garra y una eficiencia dignas de elogio. Ni la menor de esas caracterizaciones, ni la que tiene menos protagonismo, está descuidada, porque desde la vehemencia y locura de Ze Pequenho, hasta la compostura de Mané Galinha, el ímpetu de Dadinho o el pulso de Bené están retratados con una veracidad y de una forma tan redonda, que lograr que confluyan con total elocuencia por la pantalla, parece sólo un juego de niños. De niños que matan por un territorio o por unas rayas, eso sí. Y vician todo aquello que tengan ante sus narices, con tal de salir adelante y poder llevar las riendas en un lugar tan sórdido como desolador. Donde las lágrimas derivan en sangre, donde la confianza se transforma en abuso. Con un sólo disparo en la noche más tranquila.

Infiltrados

Crimen Drama Suspense
8.1

Infiltrados El Departamento de Policía de Massachussets se enfrenta a la mayor banda de crimen organizado de la ciudad de Boston. La estrategia consiste en acabar desde dentro con Frank Costello, el poderoso jefe de la mafia irlandesa. El encargado de infiltrarse en la banda es un joven novato, Billy Costigan. Mientras Billy intenta ganarse la confianza de Costello, otro joven policía, Colin Sullivan, sube rápidamente de categoría y ocupa un puesto en la unidad de Investigaciones Especiales, grupo de élite cuya misión también es acabar con Costello. Lo que nadie sabe es que Colin es un topo infiltrado en la policía por el propio Costello.     Infiltrados Critica Es poco, supongo, lo que puedo añadir yo de novedoso habiendo ya 293 críticas antes que la mía, pero de todas formas diré lo primero que se me viene a la cabeza. Muchos de ustedes seguramente han seguido la trayectoria de Scorsese más que yo, así que no voy a enseñarles nada nuevo. No soy una gran seguidora de su filmografía ni tampoco es de mis directores predilectos, pero le reconozco que sabe meterse como nadie en el mundo del crimen, ese mundo del hampa, de los gángsters y de las mafias que controla el cotarro en las grandes ciudades. Sabe meterse en la piel y en la conciencia (o la falta de ella) de sus personajes, creando unas personas tan reales en toda su amplitud que a veces parecen hasta exageradamente reales. Personas que nos van a provocar reacciones intensas, que nos van a repugnar, o nos van a agradar, o a veces una cosa y a veces la otra... Pero de lo que uno se da cuenta es de que, te agraden o te repugnen, aunque te desagrade pasarte todo el tiempo viendo y escuchando barbaridades, estos actores lo hacen realmente bien. Lo bordan, mejor dicho. No te dejan indiferente. A veces consiguen que los odies, que los desprecies, que los admires, que los compadezcas, que no quieras verlos ni en pintura, que se te revuelva la conciencia, que sientas asco de la condición humana, que pienses en que todo eso puede ser verdad y lo es. Que para muchos la vida consiste en estar metido en la mierda hasta la coronilla y sólo salir de ahí con los pies por delante. Un espectáculo brillante en su crudeza, una trama en la que nadie es inocente, en la que todos, de un modo u otro, acaban salpicados. No hay redención, no hay paz, ningún ideal. Sólo el afán de poder y control, la corrupción, el crimen, el debatirse desesperadamente para intentar evitar un destino inevitable, el escepticismo, la degradación moral... Muy pocos poseen una carga de dignidad lo bastante fuerte para remontarse algo, pero nadie puede escapar ileso. Además, la delgada línea que separa lo que es correcto, lo que es el deber, de lo que no lo es... ¿Dónde está esa línea? La línea que separa a las fuerzas de la ley y del orden de las fuerzas del hampa es muy fina, muy fina, no se sabe dónde están los límites... En definitiva, Scorsese vuelve a revolvernos con otra durísima película que nos introduce de lleno en todo lo más escabroso del mundo del crimen organizado.