La gran enfermedad del amor

La gran enfermedad del amor
7.4
La gran enfermedad del amor Cuenta la historia real de Kumail y Emily, una pareja que se conoce en un espectáculo de comedia. Cuando parecía que todo iba a quedarse en un encuentro de una noche, su relación empieza a avanzar a pesar de las diferencias culturales, complicando las vidas de todos por las expectativas que tenían los padres de Kumail, musulmanes estrictos. La gran enfermedad del amor Critica Es genial cuando de vez en cuando te topas con una joyita independiente de la que no esperas mucho y sin embargo cuando la ves, te toca una fibra sensible y se queda ahí, hibernando en algún lugar de tu alma. Este film es una cátedra de como hacer cine honesto con poco presupuesto pero con mucho corazón. La historia nos cuenta parte de la vida real del protagonista, Kumail Nanjiani, en especial el momento en que conoció a Emily, y nos lo narra de una manera tan natural que es imposible no sentirse participe del momento; pero sobretodo, tiene el gran logro de mostrar adecuadamente las relaciones humanas. También llegamos a conocer el mundo del Stand Up, las diferencias culturales y algunos otros temas que son interesantemente retratados en un guión fluido y lleno de chispa que no decae en ningún momento.Que decir de los personajes que resultan - todos y cada uno muy a su manera - completamente disfrutables, brindándonos momentos hilarantes e intensos, apoyados siempre por diálogos ingeniosos y divertidos que hacen muy llevadero el metraje.
<

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Español Latino 14/02/2020 1.93 GB 67 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Insatiable

Comedia Drama
7.5

Insatiable Patty Bladell (Debby Ryan) es una adolescente que ha sufrido acoso en el colegio por ser gorda, encuentra años después en los concursos de belleza, reconvertida en una atractiva joven, un modo de vengarse de sus antiguas compañeras. Insatiable Critica Esta bien, se trata de una serie que habla de lo malo que es ser gordo y por ahí derecho le dice a todo el mundo que no tener unos estándares de belleza, no tener un cuerpo de modelo y una cara de revista, le puede dejar en desventaja con respecto a los que si lo tienen. Supongo que eso más razón que suficiente para muchos no perdonarles nada. La serie no es nada del otro mundo, pero siendo sinceros, es entretenida. No es ni lo mala ni los disparatada que dicen, ni tampoco ganara un premio. Para pasar el rato. Si eres sensible respecto a lo de la apariencia, si crees que los sentimientos son lo importante y este mundo materialista que solo se fija en la apariencia esta corrompido, entonces no la veas.

Utoya. 22 de julio

Drama
7.4

Utoya. 22 de julio Conocemos a Kaja, una joven de 18 años, apenas 12 minutos antes de que comience la matanza en el campamento de verano de la isla noruega de Utøya, el 22 de julio del 2011, en el que fue el peor día de la historia moderna de Noruega. Los jóvenes acampados saben de la bomba explosionada por un terrorista en Oslo, pero desconocen que Anders Breivik se encuentra en la isla con la intención de matar a cuantas más personas mejor. Utoya. 22 de julio Critica El 22 de julio de 2011, Anders Breivik, un neo-nazi noruego de 32 años, atentó contra los edificios gubernamentales de Oslo con un coche bomba. Dos horas después, disfrazado de policía, fue a la isla de Utoya y empezó a tirotear contra una multitud de jóvenes miembros del Partido Laborista Noruego. Este hombre, cristiano, cometió todos esos asesinatos para demostrar los peligros de la islamización de Europa. No, muchas luces no tenía. Seguimos a Kaja, una adolescente normal y corriente, que pasa el día como puede, sin internet, discutiendo con su hermana y charlando con sus amigos como cada día. Cuando llegan las noticias de la explosión en Oslo, se pone a hablar con sus amigos sobre lo que puede haber ocurrido (piensan que ha sido Al-Qaeda) y se preocupa por la madre de una amiga suya, que trabaja cerca del lugar de los hechos. Poco después, empezarían a sonar los disparos. La película, salvo por un par de planos sacados de las cámaras de seguridad situadas cerca del primer atentado y que nos sirven de prólogo, está rodada en un plano secuencia que atrapa al espectador. La cámara nos convierte en un adolescente más, huyendo del terror y refugiándonos con desconocidos que como nosotros sólo intentan sobrevivir. Durante toda la película, Kaja busca a su hermana, y se detiene para ayudar a un par de campistas, bien heridos o bien en shock. Aunque me guste que muestren ese ejemplo de humanidad frente a la tragedia, algo que ya estamos acostumbrados a ver por televisión tras alguna catástrofe, siento que lastra el ritmo de la película, que quería durar lo mismo que el tiroteo real. En un par de momentos podemos ver a Anders en la lejanía, una decisión, en mi opinión, desafortunada. Nunca se le ve claramente ni habla, podría haberlo "interpretado" (poner el cuerpo más que nada) cualquiera, ¿entonces para qué mostrarlo? No era necesario realmente, pues estamos viendo algo que sabemos que él ha provocado. El monstruo es real y la película nos recuerda que aún hay más gente así suelta, no hace falta humanizarlo (como cuando le quitan la máscara a Michael Myers en Halloween). Su presencia reside en los disparos, que no dejan de sonar, y en los niños asustados corriendo por sus vidas, ver su figura "estropea" el efecto conseguido, en mi opinión. Entiendo que la película levante ampollas (afortunadamente) entre los sectores más conservadores, ya no sólo por el eterno debate de si es moral o no hacer una película sobre una tragedia real, sino por el recordatorio final.

Aladdín

Aventura Comedia Familia Fantasía Romance
7

Aladdin es un adorable pero desafortunado ladronzuelo enamorado de la hija del Sultán, la princesa Jasmine. Para intentar conquistarla, acepta el desafío de Jafar, que consiste en entrar a una cueva en mitad del desierto para dar con una lámpara mágica que le concederá todos sus deseos. Allí es donde Aladdín conocerá al Genio, dando inicio a una aventura como nunca antes había imaginado. Aladdín Critica Jodido fue el momento en que vi la primera imagen promocional de este remake de Aladdin, el clásico de animación del 92. Parecía una especie de versión porno barata en la que Will Smith terminaría satisfaciendo los deseos de Aladdin y Jasmine después de que ambos frotaran su...ehem...lámpara. Me aterró, ya que la original es probablemente una de las películas que más veces he visto durante mi infancia. Cómo nunca quise que mi cabeza la mezclara con esos malditos e impuros pensamientos, inmediatamente me esforcé por intentar sacarlos de ahí arriba a trompazos. Salió el primer trailer y, tras el alivio que me supuso comprobar que mis suposiciones eran completamente erróneas y se trataba de cine comercial palomitero de toda la vida, vino la decepción. "¿Que coño es esto?"- pensé. "¿Por qué Will azul parece un pitufo maquinero realizado con efectos ya casi anticuados?" "¿Por qué Jafar parece un joven modelo disfrazado de Jafar?" "Por qué esto? Por qué lo otro?"- lloré. Bueno, no seré yo quien juzgue a un libro por su portada, aunque esta sea una mierda. Salió el segundo trailer, y todo pareció mejorar ligeramente. "Puede que hasta sea entretenida"- traté de convencerme. Hoy ha llegado el día, y pese a que en la taquilla un rostro conocido me ha animado jocosamente a que le cuente al salir de la sala "que tal ha estado la payasada esa", resulta que al final ha estado bastante bien. A ver, no nos engañemos, está lejos de la original. Puede que a años luz. Tiene sus errores, momentos vergonzosos, y esa nueva versión de Jafar que es un desacierto desde la caracterización, el casting (no digo que el chico sea un mal actor, necesitaría verlo en más trabajos antes de juzgarlo, pero aquí está fuera de lugar) y casi todo en general. Los guionistas deciden sustituir a ese señor cincuentón de rostro característico, frío, sombrío y mega maligno por un niñato llorón que está terriblemente amargado por no ser el number one. De hecho, se pasa el rato repitiendo que le toca los cojones ser el number two...aunque bueno, él lo dice con otras palabras. Si que es verdad que le han añadido al personaje un detallito que funciona bastante bien, pero eso lo comentaré en la zona de spoilers. El director, Guy Ritchie, parece que tenga sólo unos pocos momentos de autoría en la obra, y se dedica básicamente a realizar su encargo sin pena ni gloria, esperando para cobrar e irse a casa silbando al ritmo de "príncipe Alí, Alí Ababwa". Y, ya terminando con lo menos bueno, aprovecho para quejarme también de ciertos efectos digitales completamente innecesarios que te sacan por momentos de la historia. El resto bastante bien....casi una hora más de duración que la original, que sorprendentemente no se me llega a hacer pesada, un Will Smith en estado de gracia al que se le ve disfrutar del personaje en cada plano, y que, sin dejar de lado su propio estilo, homenajea con respeto y cariño al inmenso Robin Williams. La pareja protagonista bastante correcta, hay un buen trabajo detrás de las coreografías, y tanto las nuevas canciones cómo las versiones de los clásicos se dejan oír bastante bien, aunque, espero que sólo pasara en la sala de cine a la que yo asistí, el audio empezó a subir de volumen durante los temas y me dio ganas de disparar a la pantalla y a los altavoces antes de que me reventaran los tímpanos. Yippee-ki-yay, motherfucker! Resumiendo, no creo que vaya a ser la mejor versión live action de Disney, pero es muy entretenida y muchísimo menos bochornosa de lo esperado. Seguramente si la hubiese visto con la edad que vi el film original, la hubiese disfrutado todavía más.

7 días en Entebbe

Crimen Drama Suspense
5.8

7 días en Entebbe El 27 de junio de 1976 un avión procedente de Tel Aviv es secuestrado. Los terroristas piden la liberación de los presos palestinos en Israel, con la amenaza de asesinar a los pasajeros del avión, convertido en rehenes. El avión aterrizó en Entebbe, Uganda, donde tuvo lugar una de las operaciones de rescate más impactantes de la historia reciente. 7 días en Entebbe Critica El film recrea el secuestro de un avión por parte de un grupo extremista alemán en 1976. Resulta llamativo ver el funcionamiento del servicio secreto israelí en una época que hoy en día parece ya prehistórica a nivel tecnológico, aunque solo hayan pasado 40 años. Nuestro internacional Daniel Brühl es uno de los protagonistas. Es un buen actor que nunca he tenido claro cómo ha logrado dar el salto a Hollywood con tanto éxito, pero me alegro por él. Rosamund Pike es su compañera de reparto. Parece que el éxito de “Perdida” le ha venido bien a la actriz, para obtener papeles más importantes que los que hacía antes de la de David Fincher. La ambientación de los años 70 está lograda, y doy por hecho que la película documenta a la perfección los hechos. Pero por desgracia, el resultado final de la película se queda a medias. Le veo dos fallos garrafales que hacen que solo me conforme con darle un 5. Primeramente, al secuestro en sí no han sabido darle la más mínima emoción. Todos están la mayor parte del tiempo demasiado tranquilos, tanto los rehenes como los secuestradores. Apenas hay nerviosismo ni tensión en prácticamente toda la película. Está todo tan calmado que ni empatizo con nadie, ni temo por la vida de los pasajeros. No es que haya síndrome de Estocolmo, es que parece que la hayan hecho con pocas ganas de esforzarse en imprimir emoción. Parece que estuvieran en un bar, más que en una situación de vida o muerte. Que me perdonen los detractores de Chuck Norris, pero hasta en “Delta force” los terroristas hacían honor a su nombre (dando miedo), mucho más que lo que se puede ver aquí. Y en segundo lugar, se cargan bestialmente la que podría haber sido la secuencia más interesante del film, que es la del final. La alternancia de lo que sucede en Entebbe con la coreografía de danza (y una música bastante fea, por cierto) de la mujer del soldado israelí, es un completo esperpento. No le veo el más mínimo sentido ni a nivel simbólico ni a nivel estético. Si querían representar algo con eso, lo único que han conseguido es romper el ritmo de la única escena que podría haber tenido más interés. Así que, solo por esos dos motivos, la catalogo como pasable y nada más.

The Bad Batch

Drama Suspense Terror
5.3

The Bad Batch Nos situamos en una sociedad post apocalíptica, en el desierto de Texas. Allí vive una comunidad caníbal con la que se encuentra Arlen, una desterrada solitaria que durante sus días en el desierto se hace amiga de una niña y su mascota. El líder de la comunidad se interesa por esta extraña pareja cambiando la vida de Arlen para siempre. El amor, la toma de decisiones y la búsqueda de la verdad serán algunas de las tantas cosas que tendrá que afrontar la protagonista. The Bad Batch Critica No todo el cine que se preocupa por elaborar una crítica a (en este caso Estados Unidos) un sector polémico, debe determinar por sí mismo una garantía de calidad. Nos queda muy claro qué es lo que Amirpour quiere denunciar, pero, ¿y ahora qué? Sin este contexto político no sería nada más que una cinta caníbal englobada en un marco distópico. Parece tratarse más de una cinta protagonizada por sus secundarios que por Waterhouse. Su presentación no es nada atractiva, pasa rápidamente a un segundo término solapada por el lugar/contexto (cuando nos quedamos con el mensaje en al valla, min 2:14). En cambio, Amirpour realza la presentación de todos sus protagonistas masculinos, que cobran rápidamente una fuerza que no posee Waterhouse. Se crea así un interés, sin saciar, por Momoa, Reeves o Carrey en vez de seguir con las aventuras de Suki. El mensaje barato del filme, aunque razón no el falte, no basta como para salvarlo de la belleza estética que persigue Amirpour. Y aunque sí consigue una estética perseguida, la narrativa junto con una sencilla puesta en escena, hace del filme algo muy olvidable.

Plan de chicas

Comedia
6.8

Plan de chicas Narra la historia de cuatro amigas de toda la vida que deciden a viajar a Nueva Orleans para el Festival de Música Essence. Durante el festival, los lados salvajes de las cuatro amigas son redescubiertos. Plan de chicas Critica Enésimo proyecto norteaméricano orientado claramente a espectadores de raza negra. Las protagonistas, en este caso, cuatro señoritas. El argumento, inexistente. Los supuestos chistes, burdos y orientados al humor que gusta al público objetivo. Las actrices, horribles, excesivas e inaguantables. Lo gaste ni un segundo de su tiempo, ni un euro de su dinero. Si este subgénero de cine se estrena fuera de los Estados Unidos, sólo puede entenderse en un concepto de venta por lotes de la compañía de turno: si me compras esta película decente, te comes estas otras seis pésimas.