La forma del agua

La forma del agua
7.2
La forma del agua Elisa es una joven muda que trabaja como conserje en un laboratorio en 1963, en plena Guerra Fría, donde se enamorará de un hombre anfibio que se encuentra ahí recluido. La forma del agua Critica 12/12(12/01/18) Revoltijo de ideas sin originalidad alguna que las hordas han comprado como la octava maravilla. El mexicano Guillermo del Toro sigue explorando mundos de seres extravagantes, y me sigue demostrando en la mayoría de sus películas (salvo “El espinazo del diablo” y “El laberinto del fauno”) que es un plagiador de ideas a las que no sabe darle patina de frescura, se relame en el mucho amor que tiene al cine serie b, a los musicales, a los cuentos de hadas, esto también lo han hecho realizadores como Tim Burton o Tarantino, pero ellos han sabido impregnar sus relatos de fulgor narrativo, del Toro lo más que sabe es hacernos ver que este pseudo-La Bella y Bestia fornican explícitamente, pero este rasgo (de zoofilia) aparentemente políticamente incorrecto queda metido con calzador para ofrecer morbo. Y es que este anhelado romance queda más forzado que intentar meter un elefante por la cabeza de una aguja, orgánicamente inverosímil, y es que lo que vemos por parte de ella al “anfibio” es lástima y compasión, la que se puede tener a un perrito maltratado, le das de comer, juegas con él, pero te acuestas con él, lo único que demuestra el relato que no es solo un problema de mudez lo que tiene la protagonista, es uno mental, que vínculo afectivo se ha establecido entre los dos más allá de que ella le ofrece huevos cocidos y al bicho le gustan? La cinta intenta exponer los sentimientos de incomunicación, el aislamiento que la sociedad genera sobre gente “diferente (una muda, un artista gay, o un “bicho humaniforme”), la lucha contra los prejuicios, alabando los amores interraciales, esto lo contrapone del Toro contra la intolerancia, el militarismo, sazonándolo con algunas dosis de terror. Del Toro dijo: "Esta película es una película de sanación para mí... Durante nueve películas reformulé los temores de mi infancia, los sueños de mi infancia, y esta es la primera vez que Hablo como adulto, sobre algo que me preocupa como adulto. Hablo de confianza, alteridad, sexo, amor, hacia dónde vamos. Estas no son preocupaciones que tuve cuando tenía nueve o siete años". Muestra similitudes con el cortometraje de 2015 “The Space Between Us”, y también con la novela de Rachel Ingalls, “Mrs. Caliban”. También se inspiró en los recuerdos de la infancia de Del Toro al ver “La Criatura de la Laguna Negra” (1954) y deseando ver a Gill Man y la coestrella de la película Julie Adams triunfar en su romance. Está bien que a del Toro haya que dar le la licencia de suspender la realidad y veamos en la historia un cuento de hadas, pero en este debe haber coherencia en su desarrollo, y unos recursos facilones y más simplistas que el mecanismo de un martillo, es que este batiburrillo de ideas manidas hasta el hartazgo me indigna todos en masa la alaben, me siento (perdonen la arrogancia) el niño que ve al Emperador (el cuento de “El traje nuevo del Emperador”), “…pero si va desnudo!”. Es una mezcla entre “E.T.” (lo de que sane con su tacto está más sobado que las tetas de una actriz porno) y “Liberad a Willy”, con claros elementos de “King Kong” (1933) o el clásico literario mencionado “La Bella y la Bestia”, nadie puede imaginarse a Elliott acostándose con E.T. (ufff, que grima!), o al chaval Jesse teniendo sexo con la roca Willy (arggg, quitad esa imagen de mi cabeza!!!), pues incluso orgánicamente hay más lazos de cariño formados entre los protagonistas que en este producto batiburrillo. Incluso recuerdo un episodio en la popular serie “Expediente X” en que aparecía un animal marino humaniforme, con apariencia similar a este, aunque similar también es Abe Sapien de la cinta de del toro “Hellboy”. Es una cinta que arranca bien eso hay que valorarlo, con unas bucólicas escenas bajo el agua con la cámara paseándonos por un hogar submarino donde las cosas flotan, hasta que el objetivo se posa sobre la durmiente Eliza Esposito (Sally Hawkins), se despierta y la vemos en el mundo “real”, en sus rutinas diarias, haciéndose un huevo cocido para desayunar, masturbándose en la bañera (recurso de morbo que nada aporta más que comercialidad),arrancando una hoja del calendario con un pensamiento diario, visita su vecino pintor acomplejado por ser calvo (menuda superficialidad), va su curro de limpiadora, va al cine a ver musicales, y vuelta a empezar. Inicio sugestivo que se sabotea a sí mismo cuando el meollo del núcleo comienza a desplegarse, con la aparición del bicho anfibio, y es que se supone una base ultra-secreta, supervigilada en tiempos de Guerra Fría, y sin embargo unas mindundis limpiadoras entran y salen de la sal donde tienen a un ser que puede cambiar la Historia como en su casa, sin medidas de vigilancia, más allá del tarugo de Michael Shannon (menuda caricatura de malo malísimo la suya) vaya por ahí blandiendo su porra táser. No se sabe porque tienen al bicho allí, no hacen experimento alguno con él, no intentan comunicarse con él, saber si tiene racionalidad, lo tienen en una gran bañera encadenado, y su único fin es que lo maten para hacerle la autopsia, menuda idiotez! Y es que me ha resultado una película con todos los clichés habidos y por haber, con personajes más planos que el cerebro de Forrest Gump, con unos personajes estereotipados hasta el hartazgo, con buenos muy buenos y malos horribles, donde lo gris no existe, donde la profundidad se nos quiere dar a empujones, donde do huela ya muy ajado, situaciones un millón de veces vistas. Tiene excelente envoltorio en lo que a puesta en escena se refiere, con fenomenal diseño de producción de Paul D. Austerberry (“Pompeya”), recreando con esmero los años 50 (rodando en interiores de Cinespace Studios de Ontario-Canadá), empezando por esa vivienda sumergida en el agua del inicio onírico, con los apartamentos que aparecen, esa calle idealizada con ese cine y su hermosa marquesina, con esa base secreta, esto elevado por la estupenda fotografía de Dan Laustsen (“La cumbre escarlata”),… (siguie en spoiler)
<

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Español Latino 16/01/2020 1.98 GB 27 Descargar
1080p BluRay Español Latino 16/01/2020 1.98 GB 35 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

The Terror

Drama Misterio
7.5

En el año 1847, un equipo de expedición de la Marina Real británica es enviado al Ártico, en busca del Paso del Noroeste. Pero una vez allí es atacado por un misterioso depredador que acecha a los barcos y a sus tripulaciones en un juego desesperado de incertidumbre y supervivencia. The Terror Critica   'The Terror: Infamy' tiene todos los ingredientes para llegar a ser una gran continuación de la soberbia y magistral primera temporada de la serie. Tiene tensión, un ritmo pausado, interpretaciones aceptables, una atmósfera asfixiante y una trama que engancha. Sin embargo, conforme avanzan los episodios, todo esto se va perdiendo. Lo que queda es un maremagnum en el que encontramos una miniserie vacía, aburrida, sin gancho y absotulamente predecible. La historia deja de ser novedosa y comienza a ser tediosa, el ritmo se enfanga, el nivel de las interpretaciones decae peligrosamente y la atmósfera ahoga. En resumen, una temporada bastante floja que hace honor a su título, porque esto sí que ha sido una "infamia". Si me dicen que se trata de otra serie diferente que nada tiene qué ver con lo anterior, me lo creo sin dudarlo.

En los 90

Comedia Drama
7.4

En los 90 Stevie, un chico de 13 años que vive en el Los Ángeles de los años 90, pasa el verano lidiando con los problemas de su vida doméstica y divirtiéndose con su nuevo grupo de amigos, que ha conocido en una tienda de skate.   En los 90 Critica   Mid90s es una "coming of age", una de estas películas que nos muestran esa tumultuosa transición que es el paso de la niñez a la adolescencia o a la vida adulta. Marca también el debut como director y guionista de Jonah Hill, actor que saltó a la fama hace ya algo más de una década tras co-protagonizar la comedia Supersalidos. De este género te salen decenas de productos cada década, y destacar entre tanta competencia es bastante complicado, en especial para un debutante (Bo Burnham lo consiguió hace tan solo unos meses con la estupenda Eighth grade). Y aunque Mid90s diste mucho de ser una película sobresaliente, sí que me parece un trabajo sólido y bastante digno. Como debutante, Hill es prudente y sensato, y juega sus cartas con precaución. La historia de Stevie y su amistad con un grupo de skaters está contada de manera esquemática, minimalista. Los personajes están retratados a retazos, Hill nos da lo justo y necesario, pero no más. Lo mismo se puede decir de la relación del protagonista con su entorno. Katherine Waterson y Lucas Hedges (los actores que interpretan a la madre y al hermano de Stevie, respectivamente) no tienen demasiado con lo que trabajar, por desgracia. Como consecuencia, las interpretaciones son correctas, veraces y naturalistas, pero a ratos, planas. Por suerte, Hill es inteligente y corta la película (que dura 80 escasos minutos) justo cuando sus personajes empiezan a convertirse en parodias de sí mismos. El final es potente, pero demasiado abrupto, y aún no sé si eso juega a favor o en contra del resultado final, porque algunas resoluciones me resultan algo insatisfactorias. En la dirección, Hill es igual de cauteloso. Abundan los planos fijos y cortos, y cuando más movimiento hay suele ser en las escenas de skating. Estos planos, algo más largos, están resueltos con solvencia. Incluso la secuencia de más duración de la cinta (Fuckshit entrando en la casa, abriendo la nevera, volviendo a la calle y reuniéndose con sus compañeros) es relativamente contenida y sobria en su ejecución, y no llama la atención sobre sí misma. Y ojo, digo todo esto como un cumplido, porque el resultado es, por lo general, bastante efectivo. Sí, habría agradecido que el montaje se hubiera permitido el lujo de extender la duración de más de un plano fijo (por ejemplo, considero que la escena de Fourth Grade hablando en el sofá con la chica habría funcionado mejor con menos cortes), pero bueno, tampoco vamos a ponernos exquisitos. El aspect ratio de 4:3 es una idea que da muy buenos resultados, porque desde luego le da un rollazo de cinta amateur noventera que difícilmente se habría podido lograr en 16:9. La música, por su parte, funciona muy bien, pero es que claro, me metes a Pixies, Morrissey, A Tribe Called Quest y Big L en la misma película y a mí ya me tienes ganadísimo. En fin, Mid90s no es una gran película, ni tampoco revoluciona el género de las coming of age (en serio, necesitamos un término en español para esto, aunque igual lo hay y no me lo sé y estoy haciendo el gilipollas diciendo "coming of age"), pero es un producto muy correcto. No me ha dado la vida, pero desde luego tampoco me arrepiento de haberla visto, porque sus ideas, aunque no sean demasiado innovadoras, están desarrolladas con cierta calidad. Diría que no es la mejor película de este tipo de 2018 (Eighth grade le da mil vueltas, y The miseducation of Cameron Post, por poner un ejemplo, también me pareció más interesante), pero si te va el rollo, su buen hacer y su corta duración son razones más que suficientes para echarle un ojo. Y ahora a esperar el próximo proyecto de Jonah Hill, porque viendo esto, creo que tiene el talento suficiente para regalarlos buenas películas en el futuro. Espero no equivocarme.

Así nos ven

Drama
8.7

Así nos ven Miniserie de TV de cuatro capítulos basada en una historia real que sacudió a la opinión pública estadounidense. Cuenta el caso de Los Cinco de Central Park (Antron McCray, Kevin Richardson, Yusef Salaam, Raymond Santana y Korey Wise), unos adolescentes afroamericanos condenados por una violación que no cometieron. La crónica, que abarca 25 años, comienza en la primavera de 1989, con el primer interrogatorio de los jóvenes de Harlem.

El traficante

Acción Crimen Drama Suspense
4.4

El traficante Sean Haggerty sólo tiene una hora para entregar su carga ilegal. Una hora para convencer a un cartel, a un sicario y a la DEA de que todo está bien. Una hora para asegurarse de que su mujer sobrevive. Y debe hacerlo desde la cabina de mando de su avioneta Cessna. El traficante Critica   Llevaba mucho tiempo viendo obras que me estaban gustando, películas “buenas”, y eso no es lo mejor para un crítico como yo, porque puede parecer que es excesivamente benévolo. Sin entrar en debate sobre el papel de la crítica cinematográfica y la actitud que debe mantener a la hora de analizar una propuesta; creí conveniente buscar una película que pareciera “del montón”, una obra que tuviera algunos fallos y que, al mismo tiempo, contase con los suficientes elementos como para entender que sea la película favorita de ciertas personas (no soy masoquista, no me gusta malgastar mi tiempo). Bueno, pues me he pasado cinco pueblos. La elegida fue “Beast of Burden”, de Jesper Ganslandt, y os pediría que busquéis un lugar dónde sentaros porque se viene un torrente de odio absoluto traído de los recovecos más oscuros de mi espíritu. El principal reclamo de esta película es su protagonista: Daniel Radcliffe. Resulta que Harry Potter ahora es un ex militar que hace de mula de carga para un cártel mexicano: debe llevar un cargamento de COSAS ILEGALES a Estados Unidos en una avioneta destartalada. La cosa se complica porque su relación de pareja no pasa por su mejor momento –creo-, porque está tratando al mismo tiempo con un tipo de la DEA y porque no hace una noche muy apacible, que digamos. Se supone que este es un relato sobre la vida en pareja, sobre el sacrificio y sobre la sinceridad pero… pero no. Los problemas empiezan cuando te das cuenta de que TODA la obra (salvo un par de flashbacks, y poco más) se desarrolla a bordo de la mencionada avioneta, con la omnipresente presencia de Harry Potter en escena. No es un concepto mal tirado, la verdad: quiere trasladarnos su impotencia al tener que manejar un conjunto de situaciones peliagudas sin poder moverse de una cabina. PERO en la práctica, no se transmiten estas sensaciones por que la ejecución es 100% fallida. La obra se compone de una sucesión de llamadas de teléfono casi estúpida, y nos limitamos a observar a Harry charlando y reaccionando a ellas. YA ESTÁ. NO HAY MÁS. Han construido la narración con LLAMADAS DE TELÉFONO. Podría no importarme si estas llamadas estuvieran bien resueltas, PERO NO ES EL CASO. Para empezar, es muy difícil saber con quién coño está hablando el protagonista, ya que la introducción de los personajes brilla por su ausencia. Tenemos a la mujer, que se reconoce porque, bueno, es una mujer; al mafioso malote y al agente de la DEA. CREO que hay un par de personajes más, PERO COMO A LA PELI LE DAN IGUAL, A MI TAMBIÉN. Han intentado paliar esto ubicando diferentes teléfonos en la cabina: así, hacia dónde está mirando Harry te indica con quién está hablando. PERO ESTO TAMPOCO ESTÁ BIEN HECHO, JODER, porque hay personajes que comparten ubicación y porque en ningún momento especifican claramente quienes son o cuál es su rol. Buena culpa la tienen también los diálogos. JODER, ES UNA PELICULA QUE SE SUSTENTA EN DIÁLOGOS, POR EL AMOR DE DIOS. El caso es que son MALOS: no persiguen ninguna intencionalidad más allá de hacer avanzar la trama con pequeñas pistas soltadas sin sutileza alguna, no definen a los personajes y, para colmo, algunos son MUY ESTÚPIDOS –la mujer tiene frases y cambios de actitud que me han parecido surrealistas-. Y, por seguir dándole cerita al guion, diré que las motivaciones de los personajes me parecen SIMPLES, VAGAS E INCONSISTENTES y que el final JODER EL FINAL. LOS PERSONAJES DAN UN VUELCO DE 180° EN UNA MALDITA ELIPSIS PARA PRESENTARNOS UNO DE LOS HAPPY ENDINGS MÁS FORZADOS DE LA HISTORIA DEL CINE. Está totalmente carente de SENTIDO, COHERENCIA Y GUSTO. Vale, a ver, Daniel Radcliffe. No voy a caer en el topicazo de “este chico siempre será Harry Potter” porque su trabajo en “Horns” y en “Kill your darlings” logró que me olvidará del niño que sobrevivió. Durante “Beast of burden” se nota un esfuerzo por su parte, sobre todo al comienzo de la narración, pero conforme vamos avanzando su actuación se va volviendo más monótona y su registro parece estancado en un personaje que no es dueño de los acontecimientos y que los vive con frustración. Su rostro es un contante “WTF!?” y, cuando sale de él en forma de estallidos de furia, se le nota desmedido y sobreactuado. Pero el mayor problema se encuentra en su elección: sinceramente, NO TIENE SENTIDO que esta historia la viva un actor de su perfil. SE SUPONE que recurre al tráfico como última salida, pero ¿quién se cree que un piloto joven NO SEA CAPAZ DE ENCONTRAR UN PUTO TRABAJO? Sería mucho más adecuado un protagonista mayor, de unos cincuenta y muchos años, que fue piloto en su juventud y observó cómo gente nueva le iba quitando el puesto y, ante la imposibilidad de encontrar un empleo digno, recurre a tratar con carteles mexicanos. Además ayudaría a reforzar la idea del héroe superado por la situación, pues con su edad no contaría con la destreza de un tipo de treinta años.

El niño que pudo ser rey

Acción Aventura Familia Fantasía
6

El niño que pudo ser rey Alex es un niño británico de doce años cuyos problemas diarios pasan a un segundo plano cuando descubre la mítica espada Excalibur. Ahora, con la espada más poderosa de la historia en manos del estudiante más desvalido de Inglaterra, una aventura épica comienza toda vez que Alex y sus amigos tendrán que contener a una villana medieval de nombre Morgana, quien está empecinada en destruir el mundo. El niño que pudo ser rey Critica   De esta película es bastante fácil hablar, simplemente nos ofrece un muy buen espectáculo con una aventura artúrica original con una vuelta de tuerca refrescante que dota de una gran personalidad a un genial conjunto. No tenemos una historia con una gran carga dramática ni nada por el estilo, tenemos una aventura que nos dará diversión gracias a la gran solidez de su propuesta. Las interpretaciones son muy buenas, todo el elenco es consciente del tono y de las particularidades que crean una nueva forma de expresarse que no es la habitual de sus personajes en la vida real pero después de todo están viviendo una aventura calcada a la leyenda del Rey Arturo por lo que el conjunto usa a favor que sea una historia con elementos de otra época llevándose a cabo en la actualidad, haciendo algo de crítica al mundo actual con las motivaciones que tiene la villana principal para regresar al mundo humano. La fotografía es apropiada en todo momento, no hay nada fuera de lugar y los efectos audiovisuales están muy trabajados, esto se agradece mucho pues favorece la experiencia en gran medida. La película está muy bien dirigida, se nota que el elenco ha sido dirigido en una misma dirección a la hora de realizar sus interpretaciones en este particular y original contexto que dota a la obra de una personalidad que simplemente no tiene precio, este carisma y personalidad hace de esta película una obra que será recordada por quienes la hemos visionado. De hecho, pienso que podría volverse de culto en un futuro por sus características únicas a pesar de que no esté teniendo éxito en cuanto al dinero recaudado en las taquillas de los cines... Una pena, pues la propuesta merece ser exitosa. También quiero recalcar que para ser recordada no se necesita ser una obra maestra, pues esta película no lo es pero su frescura, enfoque y su chispa propia hacen que se quede más en nuestras mentes que otras películas menos atrevidas a marcar un estilo propio a la hora de desarrollar y enfocar el desarrollo de la trama y personajes a lo largo de su metraje.

Punto ciego

Comedia Drama
7.6

Punto ciego Collin está en los últimos días de libertad condicional. Siempre a su lado está su mejor amigo, Miles, que tiene un don para buscar problemas. Cuando la oportunidad de Collin de empezar de cero se ve interrumpida por un toque de queda que pierde, su amistad con Miles será puesta a prueba. Punto ciego Critica Blindspotting es la historia de una amistad. Una amistad de las de empezar a contar en parvulitos, que incluye relaciones afectivas adyacentes y en la que tu punto de vista presenta "puntos ciegos" cruciales, autoimpuestos por la costumbre de una relación aparentemente irrenunciable. La particularidad de esta historia es el componente multirracial y sus inevitables problemáticas. A través de una narración simple pero tremendamente efectiva, con tensión creciente gracias a una oportuna cuenta atrás, -Three Days to Probation bien podría ser un título alternativo- el director mejicano Carlos López Estrada nos sumerje en su ópera prima en la vida cotidiana de un suburbio de Oakland, a ritmo de rap, mudanzas, toques de queda y fiestas hipsters, donde gente de toda índole cultural y económica convive con la delincuencia, los abusos policiales y los problemas derivados de la integración, muy lejos aún de ser superados. Sin llegar a ser revolucionaria, sí presenta algunos aspectos extravangantes que requieren de la aprobación del espectador para que el relato funcione. A ello ayudan las grandes interpretaciones de los protagonistas -y autores del guión- que transmiten perfectamente esa química necesaria para entender una amistad tan aparentemente improbable, al mismo tiempo buena y contraproducente, en la que uno de los dos siempre saldrá ganando. Personalmente me parece una película notable, con una dirección e intepretaciones muy solventes que dan vida a una historia sencilla, de pocos personajes pero bien definidos, con una crítica social bien integrada que no llega a ser manipuladora. Valoro especialmente la sensación de estar viendo algo que, si bien no es completamente novedoso, transmite frescura y autenticidad, sorprendiendo al espectador. Tiene además buenos momentos de tensión y consigue meterte satisfactoriamente en el día a día de una ciudad californiana humilde, alejada de los lujos de San Francisco y su tan en voga Sillicon Valley. Queda en manos de cada uno el pasar por alto alguna situación más incoherente y alocada que, desde mi punto de vista, no llega a empañar el resultado final.