Joker

Joker
8.3
Joker Arthur Fleck es un hombre ignorado por la sociedad, cuya motivación en la vida es hacer reír. Pero una serie de trágicos acontecimientos le llevarán a ver el mundo de otra forma. Película basada en Joker, el popular personaje de DC Comics y archivillano de Batman, pero que en este film toma un cariz más realista y oscuro.   Joker Critica Posiblemente la mejor película de la década, a esperar de lo que diga Scorsese con The Irishman, estamos ante un monumento de film. "Guasón" es el tipo de películas que ya no se hacen en estos tiempos, es el Taxi Driver del 2019. Bastante oscura, con un descenso a la locura total que va más allá de una historia de un cómic, esto puede representar a cualquiera que tenga una vida similar a la del personaje (cosa nada difícil). Joaquín Phoenix da la actuación de su vida y el que tendría que ser un Óscar seguro, pero claro que no se lo darán, porque la academia es así... pero ¿acaso eso importa? El arte va más allá de ello, y pocas veces se pueden ver películas con este nivel de autoridad y de riesgo. Leyendo críticas al Joker, uno puede ver la clase de público que asiste hoy en día a los cines; por un lado tenemos a los que van porque es la película de moda, otros porque van a "analizarla" psicológicamente y salen hablando "cosas chulas", todas muy "intelectuales" y también están los famosos haters, a los que nos les gusta nada y todo film es calificado de "sobrevalorado". Vivimos en la época de los remakes y los superheroes idiotizados y estereotipados, donde lo más importante es ver efectos especiales en vez de un buen guión y una buena actuación. Pues "Joker" es puro arte. Y como todo buen arte va a escandalizar, incluso a perturbar. Mucha gente la atacará y dirá que esto va contra la sociedad y el establishment, pero así es. Directores como Pasolini o Lynch lo hicieron en su tiempo y también los satanizaron. Pues esta película será satanizada y odiada por cierto sector social conservador. Por todo esto y más, esta película es una joya fuera de su tiempo, un rastro de lucidez en la locura. Un 10 absoluto y bien ganado.
<

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
720p BluRay Español Latino 17/12/2019 1.10 GB 6581 Descargar
1080p Dual Español Latino 19/12/2019 1.95 GB 4033 Descargar
1080p Dual Español Latino 20/12/2019 1.99 GB 1794 Descargar
4K 2160p Español Latino 22/12/2019 13.10 GB 1552 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Operación Éxtasis

Crimen Drama
8

Dos agentes encubiertos se infiltran en la operación de un traficante de drogas, haciéndose pasar por una pareja. Inspirado en hechos reales.     Operación Éxtasis Critica Algo que me encanta ver en general en películas, series, o libros, es que los personajes sean personas de verdad. Que el hecho de estar en el "bando bueno" no signifique que son infalibles, ni que tienen superpoderes, ni que son santos. Y de la misma manera, que "los malos" tengan sentimientos, que no sean tontos, que de vez en cuando las cosas les salgan bien. Esto es más característico de las producciones europeas que de las americanas y, por eso, me lo esperaba a priori. Y no me defraudó. Esto, junto con buenas interpretaciones, ya aunque la historia de por sí no fuese demasiado interesante, para mí ya tenía medio camino hecho. Pero es que además la historia también me ha encantado. Cuando piensas en narcotráfico, piensas en Colombia, México, Galicia si acaso... o Marruecos... pero... ¿Bélgica? En Bélgica nunca pasa nada. Pues hete aquí que es la cuna del éxtasis mundial, y esta serie va un poco de eso. No pretende ser un histórica, pero sí está inspirada en hechos reales, y resulta muy interesante. Y luego el ritmo, la trama en sí, para mi gusto en su punto de tensión y desarrollo. No es trepidante, y yo personalmente lo prefiero, porque de lo que de ta tiempo es de irte "encariñando" con los protagonistas. Policías infiltrados, escuchas, rollos amorosos, asesinatos... tiene de todo, en una sola temporada a mi modo de ver bastante redonda. Eso sí, termina con un Cliffhanger para una posible segunda temporada y no sé yo si la quiero ver... creo que preferiría quedarme con el buen sabor de boca de esta... pero... si la hay la veré, seguro.

El rey león

Animación Aventura Drama
7.1

El Rey Hal (Timotheé Chamalet), un príncipe caprichoso y sin interés por ejercer su derecho al trono de Inglaterra, ha abandonado las responsabilidades reales para vivir en libertad entre la plebe. Sin embargo, ante la muerte de su tirano padre, Hal se ve obligado a retomar la vida de la que quería huir para ser el nuevo rey: Enrique V. Después de su coronación, el joven monarca tendrá que aprender a lidiar con las intrigas palaciegas, una guerra y los lazos que le unen a su antigua vida, como la relación con su mejor amigo y mentor, el caballero John Falstaff (Joel Edgerton).   El Rey Critica Creo que la película esta muy bien, no se por que los críticos le dan tantos palos. La película tiene un buen guión, a pesar de ser bastante predecible. Nos cuenta la historia de Henry V de Inglaterra, como de príncipe pasa a ser rey. Yo creo que Joel Edgerton como guionista está muy bien y como secundario también, Timothée Chalamet este chaval promete mucho, en el cine su interpretación es muy buena y el reparto también está genial, una buena banda sonora, buenos efectos visuales, muy buena fotografía y puesta en escena también. Yo creo que está película debería estar en los Oscar 2020.Sin duda alguna, el que más me ha sorprendido a sido Robert Pattinson que me parece una actuación muy notable.Gran proyecto de Netflix.

The End of the F***ing World

Comedia Crimen Drama
8

The End of the F***ing World Un psicópata adolescente y una chica rebelde con sed de aventura emprenden un accidentado viaje por carretera en esta serie de humor negro basada en una novela gráfica. The End of the F***ing World Critica   Yo solo pretendía ver un par de capítulos de alguna telecomedia que tengo en mi lista al estilo de "Como conocí a vuestra madre" o similar, reírme un poco e irme a la cama contento, era tarde.Pero ya sabéis lo que pasa, Netflix te pone una pantalla de una serie que no conoces, al poco empieza el trailer y quise ver de qué se trataba.Rápida, irrespetuosa, con toda la flema británica posible y luego estaba ella, claro. Me dije bueno, me la pondré diez minutos a ver qué tal y ya la añaderé a mi lista si merece la pena.Alex Lawther y Jessica Barden, dos jóvenes actores desconocidos (al menos para mí) que dibujan a la perfección ambos personajes antisociales, con problemas familiares y psicológicos de diversa índole.La trama se va desarrollando convirtiéndola en una "Road Movie" super divertida a ratos, amarga otros, en un kamikaze viaje hacia ninguna parte, reflejando en todo momento muchos de los problemas de la sociedad actual. El personaje masculino va entrando poco a poco, sin mucha fuerza, ni entiendes sus motivaciones personales, hasta convertirse luego en un digno heredero de la comedia británica como Hugh Grant.Pero ella...acabas enamorado/a hasta las trancas incluso de sus malos modos, sus contestaciones, su modo de entender la vida y de cada una de las pecas de su rostro. Si todo eso lo acompañamos con una fotografía magnífica, los cambios de ritmo, a ratos frenética a ratos contemplativa, unos personajes secundarios notables con su propia micro-historia y una maravillosa banda sonora, no tenemos más remedio que disfrutar del viaje con estos "Bonnie and Clyde" o "Thelma y Louis", según se mire, de esta generación. Por supuesto no pude dejarla y la visioné de una sentada, sin pestañear, acabando a las tres de la mañana, en una maratón maravillosa.Menos mal que no había que madrugar al día siguente.

Los dos papas

Drama
7.7

Los dos papas Es el año 2012. Frustrado por el rumbo que está tomando la iglesia, el cardenal Bergoglio (Jonathan Pryce) solicita el permiso del Papa Benedicto (Anthony Hopkins) para retirarse. Sin embargo, el Papa Benedicto convocará a su crítico y futuro sucesor en Roma. Entre ambos se sucederán extensas charlas para buscar posturas en común. Tras los muros del Vaticano, habrá un profundo debate entre la tradición y el progreso, con el objetivo de forjar un futuro para los millones de fieles católicos de todo el mundo. Además, Benedicto revelará un secreto que sacudiría los cimientos de la iglesia católica, ya que sorprendió al mundo cuando anunció que renunciaba al pontificado de la Iglesia. Esta película que dirige el brasileño Fernando Meirelles es una mirada íntima a un momento histórico clave para la Iglesia católica. Los dos papas Critica La carrera del director brasileño Fernando Meirelles es bastante irregular, en donde alterna grandes trabajos, en especial "Ciudad de Dios (2003)", por la que logró la nominación al Óscar en la categoría de dirección, y otros trabajos menores, en donde al menos siempre demuestra su talento. En esta ocasión aborda un proyecto producido por Netflix, y que intenta contarnos de la manera más fidedigna posible la reunión entre Benedicto XVI, el que en ese momento era el Papa, y un aspirante argentino llamado Bergoglio, que es el actual Sumo Pontífice, y por otro lado a partir del primer tercio ir introduciendo el pasado de este último en una especie de retrato biográfico desde que era adolescente hasta la actualidad. La película mantiene el interés hasta el final, pese a sus más de dos horas de metraje, y lo hace principalmente gracias al trabajo interpretativo de Jonathan Pryce, en el papel del que en ese momento era el Cardenal argentino y posteriormente fue elegido Papa, y Antonhy Hopkins como Ratzinger. La propuesta se inicia con una llamada de una persona anónima que quiere mandar una carta al Vaticano, para posteriormente volver hacia atrás para mostrarnos el momento en el que fallece Juan Pablo II y el posterior proceso de elección del nuevo Pontífice, lo que se hace de manera minuciosa, mezclando imágenes de archivo de tono documental de las reacciones de los asistentes a la Plaza de San Pedro para esperar el momento en el que una fumata blanca precederá al anuncio del nuevo Papa y de declaraciones de periodistas presentes en ese escenario, con una recreación cinematográfica de esos acontecimientos históricos con la votación incluida por parte de los cardenales. Entonces hay un salto temporal de 7 años para llevarnos a 2012, y centrar la historia en ese encuentro programado entre el Papa Benedicto XVI y el Cardenal Bergoglio, con unas conversaciones muy interesantes mientras pasean o se sientan par descansar, y salen a relucir temas como la renuncia planteada por el segunda y las preocupaciones del primero por los escándalos internos dentro de la Iglesia Católica. Esa parte de la película es magnífica, y cuenta muchas cosas en poco tiempo gracias a buen guion escrito por Anthony McCarten, y a las interpretaciones de los dos protagonistas. Se introducen unos flashbacks que nos van contando a modo de pinceladas los momentos claves de la vida del actual Papa, y que nos permiten entender su posicionamiento en 2012 y lo sus métodos de actuación una vez que ha llegado a ser el jefe de la Iglesia Católica. Pienso que se podían haber reducido esa parte del pasado del Papa argentino, ya que nos hace abandonar esa parte tan interesante con las conversaciones en 2012 entre los dos protagonistas, y la otra opción hubiera sido hacer una miniserie de 3 o 4 capítulos en donde se podía abordar igual o mejor la vida de Bergoglio, y al mismo tiempo no abandonar esas escenas tan interesantes con Pryce y Hopkins. El otro aspecto negativo es que no deja bien a Benedicto XVI y por contra retrata a un Francisco mucho más cercano a la gente y con preocupaciones sociales, y no estoy muy de acuerdo con es posicionamiento de la película, aunque en la escena final que se desarrolla durante los títulos de crédito se humaniza a los dos durante un visionado conjunto de la final del mundial de 2014. La película está bastante bien dirigida, ya que que sabe colocar la cámara en el lugar adecuado para dejar a los intérpretes la libertad para expresarse, y varias secuencias del pasado que están rodadas a mayor ritmo y que demuestran el talento del cineasta brasileño para rodar escenas de acción, teniendo en cuenta que dirigió "Ciudad de Dios". Además hay una buena recreación de los escenarios y el diseño de los vestuario es destacable. Recomiendo ver la película en versión original, lo que es posible dentro de unas semanas ya que a partir del día 20 formará parte del catálogo de Netflix, ya que se emplean diferentes lenguas o idiomas como el latín, español, inglés, italiano, portugués, francés y alemán, y para apreciar mejor las interpretaciones de Jonathan Pryce y Anthony Hokpins, y tampoco lo hace mal Juan Minujín como Bergoglio cuando era más joven.

3 peticiones

Drama Suspense
6.1

3 peticiones Cuenta la historia de un experto en explosivos de mucho genio que, junto a una banda de criminales serbios, da un golpe de 8 millones de euros. En el último momento, para asegurarse un futuro, delata el crimen a la policía y entra en un programa de protección de testigos. Tendrá que permanecer en un hotel de Copenhague hasta que comience el juicio, así que pide a los policías que le traigan tres cosas: una mujer llamada Camilla, un paquete que se encuentra en un almacén y una ración de pollo de un restaurante.   3 peticiones Critica Aburrido y por de mas de hablado transcurre este supuesto thriller que se desarrolla totalmente en una habitación de un hotel en donde un ladrón arrepentido debe atestiguar a sus antiguos cómplices de un robo(todo poco desarrollado y confuso). Aquí solo existen diálogos que en la mayoría de las veces no llevan a ningún lado haciendo que los 90 minutos de duración del filme parezcan 180. Ni siquiera es interesante las 3 peticiones que le dan nombre al film siendo tan tontas como la película misma. Las actuaciones mediocres con un Nikolaj Coster-Waldau fallido como en la insípida Domino de Brian De Palma y un final totalmente acorde a este desabrido film.

El secuestro de Stella

Suspense
5.1

El secuestro de Stella Raptada en plena calle y retenida a cambio de un rescate, una mujer atada y amordazada hace lo imposible para frustrar los planes de sus dos secuestradores. El secuestro de Stella Critica Un asqueroso apartamento, con más mierda que la bombilla de una cuadra y menos luz que una farola de escayola (previamente, las ventanas han sido selladas por los raptores con tableros de madera). Dos ex-convictos ejerciendo de secuestradores y una chica atada a una cama y amordazada, en una lúgubre habitación, que va a empezar a vivir situaciones de degradación personal; las primeras, el cambio de ropa y hacer sus necesidades. Todo muy profesional; las fotos con el periódico del día, los pendrives preparados para ser enviados desde otro lugar, múltiples móviles de usar y tirar para la no localización y una aterrada secuestrada que les facilita el mail y el teléfono del padre millonario. El rescate Secuestrador bueno/Secuestrador malo; no sé si esta dicotomía está bien usada, pero mientras el primero parece inseguro, nervioso, apocado, aun siendo él, el que encontró a la chica perfecta para el secuestro, el segundo (mayor) es el que dirige la batuta y marca las pautas del juego. Ante el primero, surgen las dudas de hasta dónde estaría dispuesto a llegar, pero por desgracia, ante el segundo, no. El malo, vuelve del intento de chantaje al padre millonario, pero con una respuesta negativa, lo que le lleva a tomar y grabar una drástica decisión, que prefiero omitir. Tras la nueva grabación, el malo vuelve a intentarlo con el padre la chica y se va del apartamento, quedan el bueno y la secuestrada, y un misterio, que deberán resolver visionando la película. Los secuestradores Max Van der Groeben y Clemens Schick, ambos obviamente alemanes, el bueno y el malo, pues lo siento queridos, pero el malo se come al bueno y mal que me sabe. Max, el bueno, también doblador y locutor de radio, joven, pero con una amplia trayectoria profesional, ya que empezó con doce años en esta bendita profesión. No es que lo haga mal en El secuestro de Stella, que no lo hace, pero queda un peldaño por debajo tanto del secuestrador malo como de la secuestrada. Tenía ocasión para lucirse y no lo ha hecho, quizás demasiada cara de bueno (aun con máscara), quizás demasiado joven o quizás una competencia demasiado fuerte, en las otras dos patas del trípode. Clemens, el malo, excelentemente excelente. Lo avalan sus más de 60 películas, algunas tan conocidas como Enemigo a las puertas (2001), Casino Royale (2006), o la segunda parte de Largo Winch (2011). Mucho entrenamiento televisivo es natural que destaque en pantalla; frío como el acero, duro, en un continuo duelo psicológico con su compañero, incluso más que con la secuestrada, sin escrúpulos y sin sentimientos. Podemos caer incluso en el error, de que sea un malo que no nos caiga excesivamente mal. Cuidado. La secuestrada Bella, pero no durmiente, la amiga Jella Haase, también alemana y conocida en su país por una especie de trilogía cinematográfica sobre una comedia teatral F*ck usted, Goethe (2014-2017), de bastante éxito. También mucho entrenamiento televisivo y desde muy joven, incluso en La Berlinale del 2016, fue honrada como estrella fugaz alemana. La chica está fantástica en El secuestro de Stella. Si no lo digo reviento. Se defiende como una jabata, física y psicológicamente. No se arruga en las escenas duras ni se enternece en las que no lo son y creo sinceramente que ese era el objetivo. Atada como la niña del exorcista y amordazada como el querido Hannibal, con ese mono rojo, que hasta lo puede poner de moda tras la película, ejecuta su papel a la perfección. Me ha gustado bastante y como siempre os digo, queridos, actriz a seguir. El artífice del secuestro Thomas Sieben, director y guionista alemán, con una ópera prima en su haber alabada por la crítica y con algún que otro premio Distanz (2009), especie de psicodrama y una segunda obra con igual recepción, esta un romance dramático, Staudamm (2013). Pues poco tengo que decir, amigos. No he tenido la suerte o el disgusto de ver ninguna de las dos obras citadas, así que me quedo con El secuestro de Stella. El comienzo de la cinta hasta el secuestro, que creo son 5-7 minutos son magistrales, la cámara rueda con la fuerza de un ciclón, que evidentemente no puede durar 89 minutos. El resto, como el comienzo (no me malinterpreten), es rígido, áspero, duro, como rodado con inquina para producir justo el efecto contrario. La dirección de actores es excelente; son tres tour de force a cada cual más engañoso, pero que permiten guiar casi sin palabras el desarrollo de la obra. Ojo también al maldito apartamento, que está íntegramente construido en estudio. Magnifico para el ambiente claustrofóbico y brutal que se respira en la cinta. Las tres relaciones son altamente tormentosas, por diferente motivos que deberán averiguar, pero sobre todo la existente entre los dos secuestradores es de alto voltaje, aunque quizás, ni nos estemos dando cuenta. Director a seguir. Conclusión No pretendo ser pesado, para los amigos Netflixnianos y los amigos de los amigos Netflixnianos, blanco y en botella. Deben ver El secuestro de Stella. No va a cambiar el género, ni creo que nadie lo pretendiese con ello, pero aporta un agradable soplo de frescura y espontaneidad. Hoy no hay spoiler, espero que no me pase como con I Am Mother (2019). No lo creo mínimamente necesario, aunque bien es verdad que ante el final de la película, cada cual puede pensar realmente lo que quiera (pienso que el 99% pensará lo que yo, pero…). No piensen en ningún momento que la trama es tan básica como os la he explicado. Os faltan multitud de elementos que he omitido queriendo, piezas que unen un puzzle con quizás demasiados elementos sueltos, relaciones que no son lo que parecen, amistades que matan, venganza, sexo y su resultado, relaciones paterno filiales dudosas y un sinfín de preguntas que irán resolviendo durante su visionado.