In Full Bloom

7
In Full Bloom En el Tokio de la posguerra, un campeón de boxeo invicto, Masahiro, entrena para enfrentarse a Clint, un estadounidense que le ha retado. Ambos llevarán a cabo un viaje que pondrá a prueba los límites del espíritu humano.
<

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Español Latino 08/05/2020 1.93 GB 37 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

House

Comedia Drama Misterio
8.2

House House M. D. es un drama médico Estadounidense que se emitió originalmente por la cadena Fox durante ocho temporadas, desde el 16 de noviembre de 2004 al 21 de mayo de 2012. El protagonista de la serie es el Dr. Gregory House, un médico nada convencional, genio, misántropo y adicto a las drogas que dirige un equipo de diagnósticos en el "Princeton-Plainsboro Teaching Hospital" (nombre ficticio) en Nueva Jersey. House Critica Soy médico, y ante las críticas vertidas a la serie por su imprecisión científica querría aportar mi granito de arena. La serie científicamente está bastante acertada, los términos médicos que se usan son correctos y los tratamientos en el 95 por cien de los casos son plausibles y se podrían administrar en cualquier hospital español. Es cierto que las patologías están llevadas al extremo siempre, pero esto es normal, una serie no puede hablar de cosas comunes, y es más, poniéndonos en el caso de su departamento, es evidente que los casos que llegan a sus manos son rarezas. ¿Los peros que se le pueden objetar? El tema legal esta muy maltratado, un médico siempre tiene que tener autorización del paciente o familiares, para que lo entendáis, House en España no tendría donde trabajar, eso no esta permitido a nadie. Pero se entiende que ese tema es una licencia de los guionistas para darle vida a la serie, y no se nos tiene que escapar que nos hace pensar en uno de los temas mas delicados de la sanidad, la legalidad, el conflicto de intereses paciente-hospital-médicos. Un tema apasionante que se nos cuestiona en cada capitulo gracias a esa licencia que se le permite a House. En medicina hoy en día mucho más importante que si un paciente tiene un trombo o un cáncer es saber si el paciente esta dispuesto a que se le ampute la pierna. Bueno, no me enrolló más, por ultimo decir que a mi la serie me parece muy buena, con unos diálogos de humor inteligente que brillan por su ausencia en España. Y Hugh Laurie, como Robert Sean Leonard hacen unas interpretaciones sencillamente perfectas.

La vida inmortal de Henrietta Lacks

Drama Película de TV
6.7

La vida inmortal de Henrietta Lacks Una mujer afroamericana se vuelve pionera en el mundo de la medicina cuando sus células son usadas para crear la primera serie de células humanas inmortales a principios de los años 50.

Juliet, desnuda

Comedia Drama Musica Romance
6.5

Juliet, desnuda Annie está atrapada en una relación a largo plazo con Duncan, un fanático obsesivo del oscuro rockero Tucker Crowe. Cuando surge la demostración acústica del exitoso disco de Tucker de hace 25 años, su descubrimiento lleva a un encuentro que cambiará su vida con el esquivo rockero. Juliet, desnuda Critica Si hay una modalidad del género de la comedia romántica que merece ser rescatado del exilio en el que parece estar sumido, o al menos ser revisitado de vez en cuando, es el de la rom-com británica que nos dio tantas alegrías con títulos como 'Love Actually' (2003), 'Notting Hill' (1999), 'Cuatro bodas y un funeral' (1994) o 'Una cuestión de tiempo' (2013). Sin dar la espalda al formato del gran romance hollywoodiense, los británicos aportan un toque especial a la par de terrenal, no tan infantil, que prefiere encontrar la complicidad del espectador antes que seducirlo con un idealismo vacío, y con personajes maduros en busca del amor en vez de los jóvenes aspirantes a estrella de turno. Por todo ello, es necesario celebrar el estreno de 'Juliet, Naked', que además está basada en una novela de Nick Hornby, que siempre es un plus aunque a estas alturas ya sea prácticamente seguro que nada va a superar a 'Alta fidelidad' (2000). Al igual que en aquel film, en 'Juliet, Naked', nos encontramos con un hombre, Duncan, un tanto inmaduro y al que le apasiona la música, aunque aquí la obsesión se centra en el único álbum lanzado por Tucker Crowe, un músico que, al igual que Sixto Rodríguez, el protagonista de la fantástica 'Searching for Sugar Man' (2012), desapareció hace décadas de la escena musical sin dejar rastro. Pero por azares de la vida, la novia de Duncan, Annie, termina intercambiándose correos con el desaparecido músico a lo 'Tienes un e-mail' (1998). Así, un vínculo especial se establece entre Annie y Tucker cuando estos descubren que comparten el mismo sentimiento amargo: la sospecha de no haber aprovechado buena parte de sus vidas como adultos y de que sea demasiado tarde para enmendar errores y tomar riesgos. 'Juliet, Naked' nunca llega a ser una gran comedia ni un gran romance, pero hay una ternura auténtica en la forma en la que se construye la relación entre Annie y Tucker, por la torpeza de ambos a la hora de acercarse el uno al otro, y porque Rose Byrne y Ethan Hawke son actores de primera infalibles, y ambos están fantásticos. Buena parte de la película se ambienta en uno de esos pueblecitos costeros de los que te aburres al segundo día pero que albergan un encanto peculiar, mientras que la trama aborda conflictos propios de la madurez como crisis vitales, expectativas incumplidas, asunción de errores del pasado y responsabilidades familiares con honestidad y ligereza, aunque el personaje al que da vida Chris O’Dowd está un tanto desdibujado. El desenlace es de perfil bajo, pero la experiencia global es positiva, agradable, porque sientes haber sido testigo de un romance discreto pero significativo de dos personas que se inspiran la una a la otra para sobreponerse a lo que la vida les tenía preparado.

Espada de confianza

Comedia Drama
6.3

Espada de confianza Cuando Cynthia y Mary (Jillian Bell y Michaela Watkins) acuden a recoger la herencia de la abuela difunta de Cynthia, el objeto que encuentran es una espada antigua que al parecer es la única prueba física que existe de que el Sur ganó la Guerra Civil. Ambas deciden tratan de empeñar la espada en una tienda local regentada por un excéntrico vendedor (Marc Maron) y por su hijo Nathaniel (Jon Bass). Cuando descubren que el objeto es una auténtica reliquia que puede ser vendida en el mercado negro, las dos parejas se ponen manos a la obra para encontrar al mejor postor.   Espada de confianza Critica Podría haber sido puro delirio. Una extravagancia caprichosa y antipática. Una idiotez disparatada. Humor absurdo sin asideros: estoy pensando en el, para mí, irritante cine de Wes Anderson, al que no encuentro maldita gracia; por ejemplo. Pero Lynn Shelton tiene el acierto de incluir una historia absurda en un entorno normal; o al menos tan normal como pueda ser el sur profundo de EE UU en 2019. Planteo esto porque el arranque de la historia es sublime, de puro absurdo, pero requiere un ambiente en el que tenga verosimilitud la creencia de que Dios creó el mundo en siete días, que el hombre no llegó a la Luna, o que Elvis sigue vivo... A la vista de quién es el actual inquilino de la Casa Blanca, y de cómo ganó su elección y ejerce su magistratura (fake news), parece que cualquier delirio puede ser tenido por cierto sin parecer loco o imbécil. Así abierta la trama, el guión la desarrolla con soltura, y el estupendo personaje de Marc Maron hace el resto. Perfectamente secundado por la pareja propietaria del objeto en cuestión, y por su atontado ayudante. La película está repleta de gags de mucha altura, me he reído a base de bien, y también la mayoría del público de la repleta sala en la que compite en la sección oficial del Festival de Gijón. Pero del absurdo la rescata, como decía, situaciones reales. Y momentos conmovedores, como la historia del dueño de la tienda con su novia, o ex-novia; o la de la pareja propietaria de la espada. Buena prueba es su final, emotivo y muy delicado. Gustó mucho al público, y a mí. Ojalá encuentre exhibidores valientes, que la estrenen (preferible en VOSE) para público inteligente, que haberlo, hailo.

The Quarry

Crimen Misterio Suspense
2

The Quarry Un misterioso nuevo sacerdote se muda a la iglesia de un desolado pueblo de Texas. Pese a las sospechas de los aldeanos, su congregación crece en muy poco tiempo. Pero, ¿por cuánto tiempo podrá esconder sus secretos, y quién podrá perdonarle cuando la verdad salga a la luz? Basada en la aclamada novela de Damon Galgut.

The Souvenir

Drama Misterio Romance
6.4

The Souvenir Julie (Honor Swinton Byrne), una estudiante de cine, decide celebrar una fiesta con sus compañeros en la que conoce a un tipo misterioso llamado Anthony (Tom Burke). Días después de conocerse, Anthony invita a Julie a tomar té, ofreciéndole la posibilidad de que se aloje junto a él unos cuantos días. Así comienza la primera relación seria de la estudiante, en una espiral de obsesión que la lleva a robar el dinero de sus padres para poder cumplir todos los sueños y deseos de Anthony, cuyas oscuras intenciones no parecen asustar a Julie.   The Souvenir Critica ‘The souvenir’, cuarto largometraje de la británica Joanna Hogg, viene a apuntalar un tipo de cine en el que su autora parece acomodada. Muy personal, es probable que su recorrido comercial sea inversamente proporcional al desfile de festivales en los que su planteamiento encuentre refugio. Cuenta el romance de Julie (Honor Swinton Byrne), estudiante de cine, con Anthony (Tom Burke), personaje que alimenta su magnetismo a partir de un pretendido secretismo. Su excéntrica actitud, unida a unos silencios administrados para su mayor goce, apenas pueden esconder la verdadera causa de su condena. Su figura va a poner picante, una losa de realismo al mundo quimérico en el que la joven parece atrapada. Hogg alumbra una inclasificable relación a lomos de unos personajes confusos, vagos a partir de su creciente rareza. La quietud de los encuadres acierta y refuerza la deriva obsesiva de unas conductas destructivas. Atisbo una oda al cine, al teatro, la pintura, la música, al arte en general a partir de las vivencias de esta neófita cineasta. En mi caso esta apología me llega a medias. Sigo los diálogos, el periplo de los protagonistas, sus devaneos, el aprendizaje y formación de Julie con la distancia que brinda el escepticismo. En ‘The souvenir’, la intriga queda por entero subordinada al mantenimiento de los aspectos formales, apuntalados sobre la base de una estética sobria, a la vez que efectista. Por ello, las elipsis se manejan con arbitrariedad desinhibida, dejando la trama huérfana de suspense. Siendo loable la apuesta de Hogg por los detalles, a los que se dedica con perspicacia, peca su obra de vocación minoritaria. Y al igual que sucede con otras expresiones artísticas, tengo la impresión que esa característica es buscada con ahínco por su creadora. En mi caso, pertenezco al grupo mayoritario. Concluidas las casi dos horas que dura ‘The souvenir’, el tedio se impone a todo lo demás. Me faltará sensibilidad, supongo.