I Am Bolt

I Am Bolt
7
I Am Bolt Documental sobre la historia de Usain Bolt, su vida y los problemas que superó por completo, para llegar a ser el hombre más rápido en la historia.   I Am Bolt Critica odos estos biopic documental a mayor gloria de un deportista de éxito, se llame Messi, Cristiano, Pelé o ahora el Rayo Usain Bolt, adolecen de los mismos problemas, excesiva duración y excesivo azúcar. Convertidas en una oda al deportista, no profundizan en la personalidad real de la persona y se limitan a recopilar mediante imágenes documentales los mejores momentos deportivos en la vida del personaje. Eso sucede aquí. Oímos a Bolt comentado sus éxitos, mientras en la pantalla vemos apalizar desde los 15 años una y otra vez a sus rivales. A ratos el que comenta no es el atleta, sino sus familiares, amigos u otros deportistas, como Pelé, o Johnson, que comentan lo difícil que es mantenerse en la cima. Lo menos son algunas anécdotas de su infancia y juventud, ver a un Bolt relajado y dicharachero de fiesta y conocer un poco mejor a la persona que se esconde detrás del mito. Lo peor es lo largo que se hace el documental y que no entra para nada en los lados oscuros de la persona, su carácter rebelde y egocéntrico o sus escándalos sexuales. Otro biopic deportivo al uso. De usar y tirar.
<

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Español Latino 21/03/2020 1.65 GB 410 Descargar
1080p BluRay Español Latino 21/03/2020 1.65 GB 119 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

American Animals

Crimen Documental Drama
6.9

American Animals Nunca seremos tan especiales como soñábamos cuando éramos pequeños. Este es el chasco que se llevan Warren y Spencer, dos jóvenes de clase media sumidos en el desencanto de la vida común y que se rebelarán contra el sistema planeando un robo... a una biblioteca de universidad. American Animals Critica   Hace algunos años, los directos de cine Ben y Josh Safdie conocieron a Arielle Holmes, una habitante de la calle y adicta a la heroína a quien ayudaron a dejar sus malos hábitos mientras que la asesoraban para que escribiera sobre sus experiencias. Lo que Holmes escribió acabó por convertirse en “Heaven Knows What” (2014), la opera prima de los Safdie protagonizada por la misma chica que se encontraron en las calles de New York. Es muy interesante y arriesgado lo que hicieron estos hermanos, pero también lo es la fórmula que trajo Bart Layton con American Animals. Layton plantea en su película una serie de entrevistas con cuatro ex convictos mientras que va narrando la historia de cómo terminaron en la cárcel. El viaje está en constantes cambios temporales que ayudan a darle más profundidad y capas a los personajes. American Animals no sólo le cuenta al espectador que existe basándose en hechos reales, sino que mezcla la dramatización de lo ocurrido con los relatos de las personas que lo vivieron. Una salvajada de Layton (quien ya había dirigido varios documentales en su carrera) pero que funciona muy bien en la pantalla, en parte gracias a qué los actores supieron encajar con lo que se les planteaba a través de este ejercicio de representación. ¿Ejercicio de representación? Sí, es que American Animals es eso, una representación de lo ocurrido por allá en 2004 en la Transylvania University (Kentucky, USA) no pretende ser una glorificación de la figura de los ladrones, ni tampoco juzgarlos y llevarlos a la hoguera, simplemente quiere contar mezclando las perspectivas de los involucrados. La cinta de Layton acostumbra al espectador rápidamente a la narración simple en cuestiones morales, pone en conocimiento de este que no verá una historia redentora, sino un crimen contado por sus perpetuadores. *American Animals y el dinamismo Es muy importante destacar que American Animals sabe manejar muy bien la estilización, todo se hace de manera que el espectador no sea ajeno a ello, ya sea un montaje acelerado con hard rock de fondo o un plano secuencia interrumpido por un personaje cual director de la cinta. De entrada, nos encontramos con una situación que luce peligrosa y extraña, pero la cinta se tomará su tiempo para revelarla del todo, un tiempo en el que la edición y los diálogos se encargaran de crear atmósferas casi de participación para el espectador mientras todo se va desvelando en un clímax cargado de emociones fuertes. American Animals es una película que explota la sobre explicación, pero no se siente frenada por este elemento, sino que ayuda a darle aire al relato. La presentación de personajes puede ser un poco larga, pero se justifica con lo que vemos pasada la primera hora, y reitero: todo se hace de manera muy fluida, incluso en ese primer plato del menú que nos tiene preparado la película. Una cinta que juega durante todo el metraje con el espectador de manera innovadora y con versatilidad para adaptarse a lo que el momento necesite, brusca por momentos y pausada en algunos escenarios, American Animals es una emocionante experiencia audiovisual. *Un punto de confusión Algo que creo que se puede malentender en el largometraje de Layton es su intención, ya se dijo antes que no pretende dar prestigio a los involucrados, sino contar lo sucedido, pero este ejercicio de recreación y más en el lenguaje cinematográfico se requiere de espacio emocional y momentos para empatizar con los personajes a través de sus situaciones. Esto puede llegar a ser confuso, porque el espectador sentirá la mano del creador audiovisual y guionista indicándole sentir pena por los muchachos ladrones, pero la cinta no hace más que contarnos las versiones sin suavizar los momentos más bruscos de sus métodos, cada quién puede elegir cómo sentirse al respecto. Warren (Evan Peters) era algo así como el líder de esta improvisada banda y lo vemos recitar un discurso sobre el hambre, pero no vuelve jamás a esto, es un personaje hipócrita e ingenuo, pero también es simpático y amable, sufre por el divorcio de sus padres, pero desaprovecha su beca universitaria, es ambiguo en muchas situaciones, no es malo ni bueno, tan sólo es él, contando por él mismo varios años después. Así que no, Bart Layton no escribió esta película para justificar lo sucedido, sino para darle matices a través del relato de todos los involucrados en este asalto. *Conclusión American Animals es una película que sabe manejar los tiempos y dar espacio a sus personajes (reales y ficticios) para que tengan variedades emocionales. También es un ejercicio brillante de recreación ficticia mezclado con entrevistas de formato documental. Bart Layton hizo una gran cinta con muchas facultades desde lo técnico y con un subtexto pertinente y que late muy fuerte en una era donde el reconocimiento lo es todo con el auge de las redes sociales.

McLaren

Documental
7.6

McLaren La historia de Bruce McLaren, el neozelandes fundador del equipo McLaren Motor Racing team. Un hombre que le mostro al mundo que alguien de raices humildes puede alcanzar la elite del automovilismo deportivo y triunfar.

Contragolpe

Documental
6.8

Contragolpe La popularidad del boxeo decrece, pero el sacrificio une a tres luchadores en tres etapas diferentes de su carrera con un sueño en común: convertirse en campeones.

Disneynature: Nacidos en China

Documental
7.4

Disneynature: Nacidos en China Aventurándose en los territorios salvajes de China, sigue los momentos íntimos de una panda con su cría, un joven mono dorado que se siente reemplazado por su pequeña hermana, y una leopardo de las nieves que lucha por criar a sus dos cachorros. Disneynature: Nacidos en China Critica Lu Chuan, el director de la dura y excelente ¨Ciudad de Vida y Muerte¨, entre otras, nos obsequia con un giro de 180 grados con este documental sobre los animales más representativos de China central. La fauna china es una de las grandes ignoradas por la mayoría de producciones documentales de vida salvaje, y de forma bastante injusta, desde mi punto de vista. Tristemente, y aunque visualmente es fantástica, la película que nos ocupa sólo se deja ver, ya que se embrolla en una inanidad argumental por culpa de un guión infantil hasta la náusea, disneyficando la realidad científica, y se antropomorfizan los comportamientos de los animales, valiéndose de burdos trucos de montaje que dan bastante grima, para deformar la realidad a gusto del guión. Para terminar de rematar la faena, la versión original nos obsequia con un doblaje pueril y baboso, a cargo de John Krasinski, al que personalmente no culpo de las líneas que le han hecho pronunciar. Si se hubiera retratado la realidad sin meter las perfumadas zarpas de los guionistas (o de los productores, qué se yo), hubiera sido una mejor experiencia para todos.