El síndrome de Berlín

El síndrome de Berlín
6.1
El síndrome de Berlín Clare es una fotógrafa australiana que se encuentra de vacaciones en Berlín. Allí conoce a Andi, un joven carismático que pronto se gana la atención de la chica. La atracción entre ambos es instantánea y terminan pasando la noche juntos. Sin embargo, Clare se despierta a la mañana siguiente sola y atrapada en el apartamento de Andi. El síndrome de Berlín Critica Nos encontramos ante otra pretenciosa película que no ha sabido aprovechar una base inicial interesante y explotable. Un thriller Australiano con tintes de drama y con un guión que empieza bien pero que acaba siendo del todo previsible, tramposo y convencional. La presentación de los personajes está bien hecha aunque resulta muy típico y esta sensación de dejavu acompaña durante todo su discurso. La trama resulta creíble en su tramo inicial pero según avanza el metraje la película se convierte en un aburrido relato que se estanca y comienza a divagar y a dejar de ser disfrutable. Hay demasiadas lagunas, demasiada información inconexa que hace que el espectador deje de creerse la trama. Ha sido escrita con el siguiente manual: Cómo crear una película original y no morir en el intento. Pero ha fracasado y muerto en el intento porque la trama y la profundidad de los personajes están vacíos y carentes de interés y esto no es culpa de los actores, ambos hacen una labor correcta pero simplemente el tedio del guión hace que el conjunto no cuaje. La labor de dirección, fotografía, música y edición son correctas... tecnicamente está bien facturada y es el principal motivo por el cual le doy un 5 en vez de un 3. Puedo entender que exista gente que sean capaces de disfrutar de esta película, comparándola con la mayoría de producciones de esta indole está incluso por encima de la media. Aún así el tiempo es oro y mi recomendación para cualquiera que venga con dudas de ver o no esta película es que no la vean y directamente apuesten por Get Out (déjame salir), el auténtico Thriller del año.
<

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Español Latino 13/02/2020 1.86 GB 93 Descargar
1080p BluRay Español Latino 13/02/2020 1.86 GB 32 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Millennium: Lo que no te mata te hace más fuerte

Acción Crimen Suspense
6

Millennium: Lo que no te mata te hace más fuerte Adapta la novela escrita por David Lagercrantz donde la joven hacker Lisbeth Salander y el periodista Mikael Blomkvist se verán atrapados en una red de espías, ciberdelincuentes y funcionarios del gobierno corruptos. Millennium: Lo que no te mata te hace más fuerte Critica Del desastre que podría haber sido esta nueva 'Millennium' -partiendo de que es una adaptación muy libre de una obra "bastarda" al no ser escrita por el creador original de los personajes por su muerte y de no seguir la estela marcada por el trío Fincher/Craig/Mara-, he de reconocer que ha sido una experiencia de lo más sorprendente. Y es que pese a las fantasmadas y a los agujeros de guión variados, esta es una película de acción comandada por una mujer a la altura que no engaña a nadie. La historia es digna de James Bond. Hasta ya sólo los créditos iniciales invitan a evocar el estilo del famoso espía. Bebe mucho de 'Spectre' en temática y hasta de 'Skyfall' en imaginería en su tramo final. Su estilo mismo (una potencial guerra mundial) no casa para nada con el acercamiento más íntimo, oscuro y hasta depravadamente sexual de los originales sueco y americano. Pero tal vez ese sea parte del truco de Sony para relanzar la franquicia. Lo cierto es que un cambio de aires se agradece. Y que una historia así de exagerada tampoco haga aguas por casi ningún sitio aún más. Aún en la situación más estirada e imposible, sentimos empatía total por Lisbeth. Tal vez sea por lo que ya sabemos de ella. Pero Claire Foy levanta la película como ella sola sabe y demuestra que su talento no es casualidad. Incluso Blomkvist es un damisel en apuros frente a ella. El ritmo es frenético. Olvidad el tempo mantenido. Aquí es acción, acción y acción. Y lo cierto es que engancha. Fede Álvarez imprime su propio estilo pese a ser un producto comercial, aunque también sabe que sirve a un material hecho por un autor como David Fincher y respeta bastante su estilo visual apagado y elegante. Es una película que gira en torno a Lisbeth y Foy es la única intérprete destacable del reparto. Sylvia Hoeks es una villana muy a lo 'Spectre' que ofrece un rendimiento en piloto automático. Vuelvo y repito: sabiendo que es un cambio de los pies a la cabeza, a mí me ha convencido. He sentido rabia por Salander cuando lo pasa mal frente a sus oponentes, no he mirado el reloj en toda la proyección, si bien la trama referente a Blomkvist podría hasta eliminarse, el resto de subtramas y personajes evolucionan progresiva y adecuadamente. Es mucho más de lo que podía esperar, hasta me ha gustado muchísimo más que su otras películas a las que se parece mucho -también juega con que su legado no sea tan alargado y que esta sea más una historia independiente que una secuela o continuación como tal-. Foy no tiene nada que envidiar a Rooney Mara o a Noomi Rapace, pero su versión del personaje es una radicalmente distinta. Sin más, una película de acción para disfrutar y tal vez la mejor producción de una Sony que últimamente está siendo de lo más irregular.

Dirty John

Drama
6.7

Dirty John Esta antología del verdadero crimen, basada en el podcast del mismo nombre, sigue la terroríficamente verdadera historia del romance del diseñador de interiores del Condado de Orange, Debra Newell, con John Meehan, un atractivo y romántico encantador que arrastra a Debra y la mete en su red de mentiras. . \ Dirty John Critica Empecé a verla atraída por su protagonista Eric bana, cierto es que da la sensación a menudo de estar visionando un telefilm de sábado por la tarde, no obstante su fotografía, banda sonora y presupuesto te dejan claro que no se puede comparar. Todas las interpretaciones, a mi juicio, son dignas de una serie de Netflix. En conjunto recomiendo que la veas ,eso sí , después si piensas ligar por Internet... cambiarás de idea seguro. Buen provecho.

I Kill Giants

Drama Fantasía
6.1

I Kill Giants Barbara Thorson es una chica poco sociable e inadaptada cuya vida no es nada fácil, por lo que comienza a imaginarse un mundo fantástico donde existen criaturas gigantes de las que se tiene que encargar. Su única misión: detenerlas. I Kill Giants Critica   De niño, gané batallas junto a mi pelotón, a través de cuevas interminables donde monstruos de ojos brillantes nos perseguían sin cesar. Jugábamos en mi garaje, corriendo de los coches que se acercaban, pero nos era suficiente para ignorar a esos niños mayores del patio con los que no queríamos estar. Algo parecido le pasa a Barbara cuando habla de los gigantes a los que se tiene que enfrentar. Su cacería, apasionada y metódica, nos impacta desde la primera escena, y la magnífica interpretación de Madison Wolfe no deja lugar a dudas: vivimos en peligro constante de ser arrasados por esas criaturas a las que ella se enfrenta valientemente. Parecen tomar forma de tornados o terremotos, pero no nos engañemos, existen y tenemos suerte de que sólo asomen la cabeza de vez en cuando. En el fondo, tú como espectador te crees que estás viendo un juego infantil, pero… ¿no se ha movido esa figura rozando las copas de los árboles? ¿el mar no se agita revelando una forma colosal entre las olas? De entre los muchos aciertos que elige esta adaptación, el primero y más importante es plasmar plenamente la misión de su protagonista: vemos gigantes ocultos a plena vista, amenazando a personas sin conocimiento de su existencia, demasiado peligrosos como para que Barbara no diseñe miles de trampas que le llevan más tiempo de preparación que verdadera efectividad. Sólo así pasamos por alto esa incómoda realidad latente, que se va revelando en pequeños detalles, o en conversaciones con la única adulta con ganas de ayudar, por la cual Barbara es una chica algo solitaria, que se pasa demasiado tiempo en el bosque y responde a sus abusivas compañeras sin miedo alguno. La cacería pasa a ser entonces violenta y desesperada, mucho más que un simple juego, sino casi una necesidad de supervivencia, un ancla con la cual Barbara se planta ante todas esas personas que la dicen qué hacer o qué sentir, y a la hora de la verdad lloran por tonterías, inconscientes de que se acerca un Titán para hacer trizas el mundo que conocían. No hay ni una pizca de bonita fantasía en la lucha: la lealtad de su nueva amiga Sophia no resiste la fuerza autoritaria de otra giganta a la que hay que derrotar, la psicóloga Mrs. Mollé habla de familia sin tener en cuenta que todos morirán, y Barbara, aunque nadie se lo vaya a agradecer, se ha empeñado en que a todos va a salvar. De repente, no parece haber mucha diferencia entre los gigantes y la soledad. Ambos son amenazas oscuras, colosales, que se acercan sin que nada las pueda parar, y en algún momento hay que enfrentarlas. Pero Barbara llegó, sin darse cuenta, a esa edad en la que quedan pocas victorias que reclamar, y cualquier arma le parecerá insuficiente ante la lucha que hay por delante.

El irlandés

Crimen Drama Historia
8

El irlandés Pennsylvania, 1956. Frank Sheeran, un veterano de guerra de origen irlandés que trabaja como camionero, conoce accidentalmente al mafioso Russell Bufalino. Una vez convertido en su hombre de confianza, Bufalino envía a Frank a Chicago con el encargo de ayudar a Jimmy Hoffa, un poderoso líder sindical relacionado con el crimen organizado, con quien Frank mantendrá una estrecha amistad durante casi veinte años.   El irlandés Critica Martin Scorsese ha vuelto a sorprendernos con un género que domina contando algo que nunca había hecho, con un estilo que solo él es capaz de realizar y con una tecnología con la que nunca había trabajado. ‘The Irishman’ no es solo un film sobre mafiosos americanos, va más allá; trata sobre la amistad, sobre el paso del tiempo, como vamos envejeciendo y como poco a poco vamos perdiendo la humanidad que tenemos. Una mezcla de humor, crimen y tragedia perfectamente conseguida. Scorsese ha creado una película con un ritmo más lento a lo que estamos acostumbrados en otras de sus obras como ‘Goodfellas’ y ‘Casino’ pero es, en cierto modo, más madura y con un gran proceso reflexivo a lo largo de la película donde se muestra con claridad en los últimos 40 minutos de la cinta. Increíbles interpretaciones han dejado los tres pilares de esta película y unas leyendas de la historia del cine. De Niro hacía años que no lucía tan bien en una película, Pesci ha vuelto para demostrarnos que aún no había dado lo mejor de él durante toda su carrera y Al Pacino, el cual acapara toda la atención cuando está presente, más brillante y explosivo que nunca. Una película con una duración de 210 minutos donde en ningún momento pierdes el hilo, y todo gracias al magnífico trabajo de edición de Thelma Schoonmaker, a las interpretaciones, al guion y al trabajo de cámara que ayuda a que la historia avance perfectamente. En definitiva, ’The Irishman’ es el resumen de una carrera memorable como es la de Martin Scorsese.

Viudas

Drama
5.2

Viudas Elena (Graciela Borges) está felizmente casada con Augusto, un músico de su misma edad, con quien no tuvo hijos. Una mañana Elena recibe un llamado anónimo: Augusto está en el hospital. En el sanatorio Elena descubre que quien trae a Augusto es Adela (Valeria Bertuccelli), una joven de treinta años, que resulta ser su amante. Elena no sólo tiene que soportar semejante revelación. Al borde de la muerte, su marido le pide que cuide de la joven. Elena atraviesa el duelo con furia y dolor. A los pocos días del fallecimiento, Adela aparece en su casa, intentando un acercamiento que Elena inicialmente rechaza. Viudas Critica Me da la sensación que hoy día, el director que pretenda hacer un buen film comercial con un mínimo de dignidad y que satisfaga a una amplia mayoría, lo tiene bastante difícil. Hay demasiada información inmediata, las expectativas del público son, en algunos casos, injustificadamente elevadas, y pocos son los que aceptan cualquier propuesta para degustar el desarrollo por el que han optado. En mi caso voy al cine sin mucha idea preconcebida y, si me gusta lo que me van contando, entro en el juego. Es simple. Y eso es lo que me ha ocurrido con “Viudas”: es un “thriller” que poco innova a lo aportado hasta la fecha en el género, pero lo que es innegable es que su resultado va por encima de la vulgar media a lo que se nos tiene acostumbrados, y muchos de los espectadores, que no la ven en cine, son muchos los que confunden el término “acción” con un vídeo juego sincopado, con personajes mal estructurados y ritmo “machacón”. Steve McQueen es un director que llamó poderosamente la atención con “Hunger” y posteriormente con “Shame”. Esa facilidad de narrar sin que le estallara entre las manos la nitroglicerina que empleaba, al menos para mí, quedó en agua de borrajas con su “oscarizada” “12 años de esclavitud”, con la que llegó al gran público, pero se trata de una obra indudablemente menor en su producción. “Viudas” es su cuarto largometraje que, si bien rebasa el nivel superficial de su tercer trabajo, es verdad que sigue estando por debajo de sus posibilidades, aunque no mucho. Pero como hemos dicho, al menos se trata de un buen producto, muy bien facturado y con un reparto muy extenso en el que nadie desentona, ni siquiera el canino que desempeña el papel de la perrita Olivia. Una vez más estamos ante un ejemplo de lo que es una acertada elección de actores muy bien dirigidos, algunos más conocidos que otros, con mayor o menor papel, pero cumpliendo con creces sus cometidos. Es curiosa la línea que se ha seguido en su narración. Tras un espectacular arranque, en su primer tercio parece que el film sigue una trayectoria de curvas, quizás por su intento de hacer cine denuncia, político, social y reivindicación feminista entre otras cosas. Muchas cosas que se plantean a brochazos pero que no siguen ninguna profundización. No creo que viniera a cuento un estudio concienzudo, como hemos dicho se trata de un film de evasión, y al menos ese intento, para mí, no resulta en vano, me interesa todo lo que plantea aunque su tratamiento sea escueto. Vale, McQueen no es ni Lumet, Costa -Gavras o Coppola, por poner un ejemplo. Pero a medida que la película transcurre parece que optan por seguir en línea recta e interesarse por la historia central, cosa que hacen con soltura, no solo porque McQueen dirija con eficacia, si no por su guión, bien definido y que da los giros necesarios para aumentar el “suspense”. Si sus giros hubieran multiplicado con la intención de ser una una especie de traca, muy posiblemente su credibilidad se hubiera derrumbado y “Viudas” hubiera resultado ser una más, eso en el mejor de los casos, o se hubiera convertido en algo peor, cosa que afortunadamente no ha sido así. El hecho de haber adaptado con modestia la miniserie británica en la que se basa y el evitar, en un par de escenas en concreto, una crueldad gratuita en plan Tarantino tan de moda él y tan imitado, por ejemplo, también ha sido uno de sus aciertos. Como hemos dicho su reparto es un lujo. La voz cantante la llevan ellas, especialmente Viola Davis, con un estiloso y llamativo vestuario, alejándose del estereotipo de la negrita hortera, porque de todo hay, aunque en el cine no sea habitual. Davis sabe que tiene todo un papelón y le saca el máximo provecho, siendo otro de los nombres que se barajen como posible candidata a optar a los “Oscars”, muy bien seguida por el resto de compañeras protagonistas, como Michelle Rodriguez, una sorpresiva Elizabeth Debicki o Cynthia Erivo con un “look” muy apropiado para el cine de acción. Ellos, con papeles menores o casi incluso como apariciones estelares también se mueven como pez en el agua, sean Liam Neeson, Robert Duvall o especialmente Daniel Kaluuya o Colin Farrell. Lukas Haas como David parece estar desaprovechado, quizás porque el papel de David podría haber dado más de sí, como el rol de Jacki Weaver. El trabajo de Sean Bobbitt a la fotografía es notable, así como el buen trabajo de su montaje, sonido y, por supuesto, sus efectos de sonido. El siempre ensalzado Hans Zimmer, algunas veces con razón y en otras no tanto, aquí hace una buena labor, combinando su trabajo con más de una docena de temas que adornan su banda sonora. Destacar el tema que canta una “rescatada” Sade y que fácilmente podría también podría aparecer entre las candidatas al “Oscar”. En taquilla en Estados Unidos no se puede decir que haya arrasado. Lógico, no se trata de la típica producción chiclosa. Puede que Europa haga mejor caja, a menos que finalmente se pueda colar entre las nominadas al “Oscar” que es donde sus beneficios se multiplicarían, pero aún en el peor de los casos quede “Viudas” como un buen film de esos que saben entretener y que no avergüenzan ni al género ni al sufrido espectador.

Cincuenta sombras liberadas

Drama Romance
6.2

Cincuenta sombras liberadas Creyendo que han dejado atrás las sombras del pasado, Christian y Anastasia disfrutan de su relación y de su vida llena de lujos. Pero justo cuando Ana empieza a relajarse, aparecen nuevas amenazas que ponen en riesgo su felicidad. Cincuenta sombras liberadas Critica Muy bien, vamos allá. Aquí es donde "se viene" mi crítica. Porque las anteriores eran los preliminares frustrados y el coito interrumpido. No voy a andarme con rodeos, ni con florituras. No voy a perder el tiempo en reflexionar acerca de cómo se retrata la figura de la mujer en sí misma o la del hombre y la mujer en pareja aquí y en la trilogía en general -HUMILLANTE para ambos sexos, uno por machista con tintes de control de pareja muy "creepy" y otra por figura cosificada/ridiculizada/sumisa hasta el exceso, aún cuando se la quiere dar algo de empoderamiento se la siente ridícula-. Y no lo voy a hacer porque tras dos películas uno ya sabe más o menos a lo que paga y a lo que va (ahí la culpa es nuestra, seamos sinceros). Y más aún si se hace como yo y se repasa en maratón las anteriores para dar paso a este anti-coito final. La primera era malísima pero con morbo bien publicitado y mejor desempeñado gracias a la cuestionable sociedad de nuestros días (mira como fuimos todos a verla). La segunda era mala pero al menos como comedia presuntamente involuntaria (no se tomaban en serio a sí mismos, ¿verdad?) tenía un par de puntos. Esta tercera entrega se vende como "el clímax", la venida, la corrida y no de toros. Y mira que no esperaba nada de nada, a mis propias notas me remito. Sabía a lo que venía y lo he vuelto a hacer: he picado y he ido a verla. Pero ha sido acabar de verla tras varias tentaciones de rendirme, tras preguntarme repetidas veces por qué había caído en la trampa de verla y preguntarme dónde estaba mi clímax. Clímax no se de qué, porque el escaso sexo aburrido pero mínimo en explícito de la primera y el humor autoparódico de la segunda (por favor decidme que no iban en serio) ya se han ido para cuando hemos llegado aquí. Esta tercera entrega no tiene nada de especial en sus dos horas. NADA. Sus secuencias tórridas y supuestamente eróticas deberían ponerme o satisfacer mis deseos calientes, pero su regusto es domesticado en exceso, frío y totalmente impotente. Da igual si vienes por los pezones, el sexo, pechos, la publicidad, culos, las posturas o la infumable historia estereotipada (¡suponiendo que de verdad tenga historia!). Es aburrida, es lamentable, no tiene ni un 1% de morbo y ni siquiera causa risa (y anda que no será por puntos ridículos, como una apestosa persecución en coche en la que sólo falta un pequeño cameo de Toretto compartiendo universo lanzando cervezas por la ventanilla, una agente inmobiliaria cosificada a propósito y puesta como una cachonda sin sentido que intenta ventilarse al Grey delante de su ahora desatada señora o un villano con un maquillaje blanco saturado que parece más uno de 'The Walking Dead'). La trilogía ya no es para 18 años llegados a este punto (creo que hasta en la cadena de cines Yelmo, a la que yo fui, la ponían para 16 -bandera amarilla- con eso lo digo todo a nivel de contenido explícito). Habrá más dinero y más medios que nunca, pero no queda nada de aquel morbo bien hecho que de verdad soltaba chispas de antaño. Ni desnudando a los actores consiguen excitar más que otras películas donde apenas se ve carne y sí que se aprecia cierta sensualidad implícita o explícita. El beso invertido entre Spiderman y Mary Jane bajo la lluvia en la 'Spider-Man' del 2002 tiene más erotismo que esta película. El baile de Jessica Rabbit en '¿Quién engañó a Roger Rabbit?' tiene más poderío para provocar que esta película. O tan solo la mirada de Daisy Ridley como Rey en las 'Star Wars' de Disney tiene infinito más atractivo que todos los protagonistas y todas las escenas subidas de tono de esta película juntas. ¡Y he citado películas "para todos los públicos" en comparación! Que tenga elegancia visual (sobre todo en las escenas acuáticas, aunque Jamie Dornan trate en un momento de marcarse un Daniel Craig a lo 'Casino Royale' emergiendo en bañador sin conseguir estar a su altura) y una banda sonora de temas potentes gracias a artistas potentes no justifica el empaque de una película comercial de gran presupuesto (de la Universal ni más ni menos). Está peor interpretada y justificada que una película de sobremesa. Consigue por momentos hacer a la anterior decente. Vale que los actores no se lo tomen en serio, pero aquí parece que ni el apuntador lo hace. No funciona como fantasioso consolador morboso (para un mejor sexo explícito con un mínimo de argumento incluido -a mi gusto- id a otras películas como 'Love' de Gaspar Noel, 'Instinto básico', 'La vida de Adele', 'Monster´s Ball', 'Eyes Wide Shut', 'El corazón del ángel' o las series 'Juego de tronos' y 'Spartacus'; sino a páginas web o a practicarlo y punto). Tampoco funciona como entuerto de pasable -sólo se le pedía un regular o un pasable- entretenimiento (yo no sé como deben ser las personas fanáticas que les ponen esta trilogía, la verdad mis respetos y admiración para ellos ¡y lo digo en serio y sin ironía!). Y tampoco digamos como comedia mala y sobaquera (ahí la segunda sigue siendo líder). Ya incluso predigo, a falta de ver sus números en taquilla que tampoco funcionará económicamente como las anteriores (por suerte ya no habrá tanta gente que pague para ver esto, os lo dice uno de los tontos -yo- que lo ha hecho). La primera podía ser para los tocamientos rápidos del momento. La segunda ya era para verla puesto con los colegas. Esta tercera es directamente un polvillo lento, aburrido, tan parado como una estrella de mar del que nadie habla ni quiere recordar. Mejor dejar a los Grey viviendo "felices para siempre" en su mundo de esposas, cuerdas, látigos, bolas y juguetes sexuales. Es hora de dejarse la pasta del cine en otras franquicias. Espero que Universal se haya puesto las pilas para Jurassic World 2 que se asoma en breves. Tras esta basura lo va a necesitar.