The King

The King
7.2
El Rey Hal (Timotheé Chamalet), un príncipe caprichoso y sin interés por ejercer su derecho al trono de Inglaterra, ha abandonado las responsabilidades reales para vivir en libertad entre la plebe. Sin embargo, ante la muerte de su tirano padre, Hal se ve obligado a retomar la vida de la que quería huir para ser el nuevo rey: Enrique V. Después de su coronación, el joven monarca tendrá que aprender a lidiar con las intrigas palaciegas, una guerra y los lazos que le unen a su antigua vida, como la relación con su mejor amigo y mentor, el caballero John Falstaff (Joel Edgerton).   El Rey Critica Creo que la película esta muy bien, no se por que los críticos le dan tantos palos. La película tiene un buen guión, a pesar de ser bastante predecible. Nos cuenta la historia de Henry V de Inglaterra, como de príncipe pasa a ser rey. Yo creo que Joel Edgerton como guionista está muy bien y como secundario también, Timothée Chalamet este chaval promete mucho, en el cine su interpretación es muy buena y el reparto también está genial, una buena banda sonora, buenos efectos visuales, muy buena fotografía y puesta en escena también. Yo creo que está película debería estar en los Oscar 2020.Sin duda alguna, el que más me ha sorprendido a sido Robert Pattinson que me parece una actuación muy notable.Gran proyecto de Netflix.
<

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Español Latino 29/11/2019 2.25 GB 177 Descargar
1080p Dual Español Latino 30/11/2019 2.23 GB 48 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Educar a un superhéroe

Drama Sci-Fi & Fantasy
8.1

Educar a un superhéroe Un niño que lucha por controlar sus poderes. Una madre soltera que hace hasta lo imposible por mantenerlo a salvo. Una familia acechada por secretos, misterios y conspiraciones. Educar a un superhéroe Critica A veces, parece que netflix deseara revivir sus clásicos (?) logrando generar series que sean consumidas de manera masiva por los suscriptores. El tema es que lleva rato queriendo hacerlo, y este año apenas ha podido sacar apenas algunos títulos nuevos de muy buena calidad (creo que sex education es lo único nuevo y bueno que he visto este año en la plataforma) y, luego de ello, han caído en la secuelitis, el apuro y la mediocridad, más sumando que ahora la Disney le extirpará todos los héroes barriales de la marvel (y que han hecho de las mejores series de la plataforma, como Daredevil, Luke Cage y El Castigador) y está experimentando en el terreno de los superhéroes propios. Aquí oficia como productor Michael B. Jordan (y actúa también), el que se encontraba encantado con la idea y consiguió fondos de la mano de Netflix. El drama, es que se nota a la legua que todo está hecho con apuro, con un guión que debió ser severamente pulido antes de darle luz verde, lo que es un defecto que siempre tuvo la plataforma. Soy creedor de las ideas originales y de que no necesariamente un superhéroe tiene que provenir de un cómic de Marvel o Dc para tener una buena historia. De hecho, hay productos festejables de ideas originales sobre el género, que han sido excelentemente ejecutadas (como por ejemplo Defendor). Pero la idea, que aquí es buena, termina siendo una anécdota demasiado estirada, que podría haber dado lugar a un filme, pero no a una serie de 9 episodios, y ahí es donde creo que radica el principal problema de todo esto, ya que algunos diálogos y situaciones, están demasiado estirados y el espectador no ve la hora de que se le ponga un fin a la cosa porque la historia no va para ningún lado. Algunos sinsentidos se acompañan como subtramas, los que no me parecen del todo convincentes. Primero, la desaparición del padre de Dion (interpretado por el propio Michael B. Jordan) no suena demasiado creíble que digamos. Como fue la desaparición, que la cuento en la zona spoilers, adelantando que no es una subtrama demasiado creíble que digamos. Sumado a ello, los poderes del propio Dion, parecen ser un montón de deux ex machina que inserta el libreto con el objetivo de cerrar la historia o crear escenas pretensamente interesantes. Otro de los errores fundamentales está en la propia interpretación de Dion, de Ja Sin Young, la que roza lo irritante. El niño directamente no sabe actuar, su caras ante los poderes que descubre son poco convincentes y artificiales (hay una escena en un bote que roza lo bochornoso, cuando el niño le marca a su madre que podía levantar los peces, en la que el niño queda moviendo su mandíbula), sus diálogos son recitados sin demasiada convicción, y se lo nota sumamente incómodo con su papel. Y eso no es problema de que sea un niño, ya que ha habido niños que han hecho interpretaciones impresionantes, como Madison Wolfe en el Conjuro , o Mara Wilson en Matilda. Los demás actores ponen su cuota de dignidad con sus papeles, es cierto, pero si el personaje principal es horrible ¿por que habrían de interesarnos sus aventuras? Y, si esto no fuera poco, en el medio de todo esto, está el drama familiar, que si bien es llevado a cuestas con solvencia por Wainwright, lo veo más como una excusa para rellenar los nueve episodios, que como algo interesante que pueda ser destacado, digo, algunos capítulos se me hacen interminables, y lo peor de todo es que en el medio de eso el niño no aprende absolutamente nada, y, ejemplos como ese existen varios, que generan un ritmo lento y cancino. Sumado a ello, los efectos especiales son sumamente disparejos, hay escenas como por ejemplo el truco de la patinenta o cuando el niño hace levitar los cereales que se ven muy poco creíbles. La única subtrama realmente interesante es la relación de Dion con Pat (con una muy buena actuación de este último), pero tiene una resolución horrenda. Si usted prentende ver COMO CRIAR A UN SUPERHÉROE, le recomiendo que vea el primero y el último capítulo, y que después le de sin asco al fast foward. El drama familiar es denso, la interpretación de Young es irritante, y las subtramas no le interesan a nadie. El problema está en que Netflix se encuentra apurada por lanzar historias propias del género, ante la inminente llegada de Disney al streaming, pero lo que aquí se observa es algo a medio cocinar, una buena idea arruinada por una terrible ejecución; y eso es una lástima, ya que en las manos del guíonista y director indicado podría haber dado lugar a alguno mucho mejor que este producto tan deslucido.

La música del terremoto

Drama Misterio Romance Suspense
5.6

La música del terremoto Tokio, Japón, 1989. Lucy Fly, una extranjera que trabaja como traductora, comienza una apasionada relación con Teiji, un hombre misterioso obsesionado con la fotografía. La música del terremoto Critica   'La Música del Terremoto' decepciona ya que tenía muchos alicientes para llegar a ser una buena película. Un director con una trayectoria interesante, Atticus Ross (oscarizado por 'La Red Social') encargado de la banda sonora, un elenco de primera con dos de las actrices más en forma del momento, una ambientación ochentera situada en el siempre exótico Japón y ese estilo pop con fotografía colorista que podía darla un toque único. En cambio, nos encontramos con un thriller mediocre que no logra ser lo suficientemente atractivo debido principalmente a una plana adaptación de la novela inglesa multipremiada en la que se basa. No tiene un ritmo que enganche al espectador (en parte por culpa del montaje), recurre a secundarios estereotipados y poco desarrollados e intenta poetizar continuamente recurriendo a situaciones y diálogos forzados. Su director está curtido en películas con personajes femeninos potentes. En sus anteriores trabajos cumple dirigiendo a actrices de renombre como Keira Knightley, Christina Ricci o Julianne Moore en sendos papeles protagonistas, y en esta ocasión hace lo propio con las talentosas Riley Keough y Alicia Vikander, sin duda lo mejor de la película junto con el toque exótico de rodarse en tierras niponas. Pero resulta un esfuerzo vacuo, porque a pesar de estar bien contextualizada, la historia en su conjunto carece del interés necesario y no consigue sumergirnos en la atmósfera intrigante u opresiva que cualquier buen trama noir necesita. Ahí están ejemplos como 'Burning' o 'Under the Silver Lake', cercanos en temática y tiempo aunque no en resultado.

Bad Blood

Crimen Drama
7.4

Bad Blood Una dramatización de la vida y la muerte del jefe de la mafia de Montreal, Vito Rizzuto. Bad Blood Critica ¿Es “Bad blood” la nueva “Los Soprano”? Pues si y no. Personalmente y en diferente registro, la serie de mafiosos que vino a sustituir a “Los Soprano” fue “Breaking Bad” y esta la sustituyó (volviendo a cambiar de registro) “Hijos de la Anarquía”. “Bad Blood” es una vuelta a los orígenes de las series mafiosas, en un tono menor y más lineal (pues describe hechos reales) aunque con cierto encanto propio de las series de otra época. “Bad blood” sabe que el secreto consiste en tirar de clichés y en tener buenos actores en un escenario adecuado. Quizás el escenario (Montreal, Canadá) podría haber sido más icónico pues parece cualquier otra ciudad, a diferencia de “Los Soprano” (New Jersey, New York), “Breaking Bad” (Alburquerque) o “Hijos de la Anarquía” (el pueblo ficticio de Charming, en California) donde la localización es un personaje más, quizás uno de los más reconocibles. En cuanto a los actores, aquí si que han acertado, tirando una vez más de actores típicos de las películas de mafia que, además, son sólidos actores. Anthony LaPlagia está más que creíble (su rostro es valor seguro) y Kim Coates (la cuota “Hijos de la Anarquía”) está magnífico, convirtiéndose en el eje central de la serie y sustentando todo sobre sus hombros, con esa mirada tan peculiar y esa forma de interpretar cercana a un glaciar nórdico que, en ocasiones, demuestra una inusitada fragilidad. Una serie efectiva y efectista sobre mafiosos que nos quitará el mono de esas series que ya no se hacen. Bien dirigida, con ritmo, buenos actores y buen guion. Tira de tópicos, claro ¿pero acaso “Los Soprano” no tiraban de los tópicos de Scorsese o de Coppola?

Túnel de corrupción

Crimen Drama
7.3

Túnel de corrupción La investigación de una trama de corrupción gubernamental con empresas petrolíferas y de construcción descubre un escándalo en Brasil. Basada libremente en hechos reales. Túnel de corrupción Critica -Netflix y José Padilha (director de la mítica Tropa de élite y de dos capítulos de Narcos) han producido una interesante serie sobre la corrupción en Brasil. Pero no sobre una corrupción cualquiera sino sobre la mayor trama de corrupción que ha tenido el país. La serie está basada en la operación policial Lava Jato que sacó a la luz las corruptelas entre las empresas estatales, petroleras y los políticos en este país. -Partiendo de tres protagonistas ficticios (2 policías y un empresario) narra esta historia en ocho capítulos con muy buen criterio. Actores solventes (quizás el policía protagonista interpretado por Selton Mello esté un poco sobreactuado), buen ritmo y el mantenimiento de la intriga y el interés. Para terminar, lo interesante de conocer un hecho histórico real tan importante en Brasil.

Sex Education

Comedia Drama
8

Como el inseguro de Otis (Asa Butterfield) tiene respuesta para cualquier duda sobre sexo gracias a que su madre (Gillian Anderson) es sexóloga, una compañera lo anima a abrir una "clínica" en el instituto.   Sex Education Critica Sex Education es una estupenda noticia para la televisión (¡Gracias, Netflix! Una vez más). Es fresca, es divertida, es atrevida, es irreverente, es original y sobre todo es entretenida. Resulta un soplo de aire fresco y además está muy bien escrita y tiene unos personajes muy bien perfilados y desarrollados (con una excepción, que comentaremos después). Es admirable el retrato que se hace de los adolescentes, siempre obsesionados con el sexo por efectos cómicos, pero tratados con mucho respeto también por la cabeza pensante tras la serie, Laurie Nunn. Especialmente impresionantes son Maeve y Eric, interpretados a la perfección por unos soberbios Emma Mackey y Ncuti Gatwa (atención al capítulo de su cumpleaños), dos personajes ya para la historia de la comedia televisiva británica, o por supuesto el timorato Otis Milburn que compone un fantástico Asa Butterfield (¿alguna vez se le pondrá cara de adulto? Tiene 21 años y aparenta 14 o 15, lo cual es perfecto para este personaje). Tiene momentos, además, realmente divertidos y en general se trata de una serie que se devora muy rápidamente y que engancha desde el primer episodio. ¿Problemas? Algunos. Gillian Anderson es una gran actriz, pero aquí no está aprovechada. Parece mentira tener que decir esto, pero el personaje de Jean no tiene realmente demasiada importancia. Se acaba la temporada y apenas sabemos quién es esta mujer, qué siente, qué piensa, que oculta tras esa máscara pública. Apenas sabemos nada más aparte de que es la madre de Otis, tiene muchos amantes y se dedica a la terapia sexual y de pareja. Es un personaje claramente desaprovechado, extrañamente. Además, va de más a menos, con 5 primeros episodios francamente buenos y los tres últimos claramente inferiores, al querer introducir más drama, cuando lo que funciona en esta ficción es la comedia pura y dura. Con todo, una más que notable serie de necesaria irreverencia y atrevimiento en los tiempos que corren. Lo mejor: Su frescura y originalidad, y la interpretación de Butterfield, Mackey y Gatwa. Lo peor: El personaje de Jean está desaprovechado, y va de más a menos.

Baby

Drama
6.7

Baby Hartas de sus familias y de sus compañeros de clase, dos chicas adolescentes del barrio pijo de Roma empiezan a vivir una doble vida en los bajos fondos de la ciudad.