El contable

El contable
6.9
El contable Christian Wolff es un contable y genio matemático, un hombre obsesivo con el orden y con mucha más afinidad con los números que con las personas, que lleva una doble vida como asesino despiadado.   El contable Critica Lo malo de este tipo de películas es que ellas mismas se la tomen en serio. Será que no puede ser de otra forma, si los autores no creen en ella cuando la están haciendo, saben que el espectador no tendría forma de aguantarla. Entonces la condición está clara: convencimiento pleno de la trama, real como la vida misma. Hay que apostar por ello y si va lejos, que vaya más lejos, que se pase mil pueblos si es necesario, pero creamos en ello. Primero: un niño con leve síndrome de Asperger, leve lo será, porque es un cerebro con patas. Un niño así, que yo conozco uno, es un niño deficiente, pero un niño autista en El contable es Statham con calculadora científica incorporada en su cerebro. Pero bueno, en el cine está establecido desde hace mucho tiempo que un autista es un fenómeno calculando números. Una mente prodigiosa. Un niño autista se caracteriza por mirada ida, alteración de los nervios, mala relación con los demás, por tanto ¿quién podría ser el adecuado para el papel? Ben Affleck. Pues bien, bien elegido. Inexpresividad total, ausencia de sentimientos… Lo hace muy real… Muy suyo… Y no queda mal. Y Segundo: El contable. Reconozco que era uno de los aspectos interesantes de la película. Un contable para dirigir cuentas de la mafia que sería un recomendado de la organización y llevaría una vida oculta. ¿Qué papel iba a emplear el contable que diera para un thriller entretenido? Si quieres explicaciones lo bueno es que podrás hacerte preguntas y más preguntas pero al final seguramente te olvidarás de ellas; no importan. El caso es que si en esta vida cada día te sorprendes con noticias nuevas increíbles, ¿por qué no entrar en el juego de El contable? Ver a gente jugar a las cartas es normal, pero no a perros. Ver gente de contable y repartiendo estopa es normal en el cine, pero no una persona con síndrome de Asperger, esa es la propuesta. El contable cuenta. Suma y sigue. Conoce a administrativa en la empresa. A ella le encanta el arte, y él tiene cuadros. Un bonito romance. Me ha gustado. Tiene gracia. La acción está bien y se cierra con un final muy apañado. Será por la canción, pero me ha gustado, me lo he creído todo aunque dé la casualidad que yo también sea contable. Pero no llego a tanto.
<

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Español Latino 20/03/2020 1.96 GB 808 Descargar
1080p BluRay Español Latino 20/03/2020 1.96 GB 253 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

La llamada de lo salvaje

Acción Animación Aventura Ciencia ficción Drama Familia
5.9

La llamada de lo salvaje Cuenta la historia de Buck, un perro bonachón cuya vida cambia de la noche a la mañana cuando su dueño se muda de California a los exóticos parajes de Alaska durante la Fiebre del Oro a finales del s. XIX. Como novato de un grupo perros de trineo (y posteriormente su líder), Buck experimenta una aventura que jamás olvidará, encontrando su lugar en el mundo y convirtiéndose así en su propio amo.     La llamada de lo salvaje La película es una explosión de aventuras bien programadas por medios digitales, gestionada desde un guión firme pero que a estas alturas no termina de convencer al desarrollar un abundante número de clichés y tópicos, mezclando la nostalgia con aquella manera clásica de conectar con la parte sentimental del espectador. Harrison Ford en su primera película de anciano, ofrece su buen hacer al servicio de la historia con sobriedad y oficio. Por otro lado se notan demasiado los efectos especiales para convertir al perro en lo que la historia necesita. Si no eres muy exigente y pasas por alto esos detalles, te encontraras ante otra entretenida adaptación de la obra de Jack London.

El club de la lucha

Drama
8.4

El club de la lucha Un joven sin ilusiones lucha contra su insomnio, consecuencia quizás de su hastío por su gris y rutinaria vida. En un viaje en avión conoce a Tyler Durden, un carismático vendedor de jabón que sostiene una filosofía muy particular: el perfeccionismo es cosa de gentes débiles; en cambio, la autodestrucción es lo único que hace que realmente la vida merezca la pena. Ambos deciden entonces formar un club secreto de lucha donde descargar sus frustaciones y su ira que tendrá un éxito arrollador.   El club de la lucha Critica Nos encontramos ante una obra brillante que recoge el espíritu de toda una generación de una forma terriblemente veraz. La película ha sido tachada por llevar al paroxismo la realidad que se ve representada en la misma, por ofrecer un retrato sórdido, cruel y dañino de la violencia y de la autodestrucción personal. Pero decir eso es quedarse en la superficie, es no querer profundizar por miedo a encontrar algo que puede aterrarnos: el darnos cuenta de que nuestras existencias están guiadas por la inexorable voluntad de una sociedad que nos condiciona, nos determina, nos impone un estilo de vida del que es casi imposible escapar. Los posibles futuros que podemos forjarnos saliéndonos del gran engranaje son innumerables, pero ¿hasta qué punto tenemos el libre albedrío de elegir un camino distinto sin tener la certeza de que estamos abocados al fracaso? Hay que comprender que 'El Club de la Lucha' es una hipérbole. Es necesario que te muestre personajes y situaciones límites si quiere inducirte a la reflexión. El personaje intrepretado por Norton es un peón más en esta sociedad del consumo y la felicidad ilusoria, y su contrapunto perfecto es Tyler Durden, un personaje radical, un triunfador, un álter ego absolutamente opuesto al anterior. Para que la parábola surta efecto es imprescindible ver los extremos. Hacer un uso pacato y contenido de la violencia para no herir sensibilidades mojigatas sería quedarse a medias tintas, reprimir el arte por miedo a la carga moral. Pero mi visión personal es que la violencia que queda tan patente en el Club de marras no debe interpretarse al pie de la letra, sino como una efectiva metáfora de aquello que nos desinhibe, que libera nuestra rabia interior, que nos hace animales, seres básicos, instintivos, que nos despoja de nuestra máscara social. El Club de la Lucha es el punto cero de la naturaleza humana, es el paso que hay que dar para desarraigarse de las convenciones y los cánones sociales preestablecidos.

Eighth Grade

Comedia Drama
7.4

Eighth Grade Narra la historia de Kayla, una joven de trece años que está viviendo la transición entre niña y adolescente. Intentará superar el último desastroso curso de la escuela, para poder comenzar una nueva etapa en el instituto. Eighth Grade Critica   No estoy familiarizado con la cultura Youtuber. Sé poco más de lo que ocasionalmente veo, pero me cuesta pensar en el hecho de que un puñado de personas enseñan qué hacer o qué decir a miles de adolescentes en todas partes del planeta. Tal vez por eso Bo Burnham elige empezar con un vídeo de Kayla destinado a su canal, todo lo enteramente largo e incómodo que es, dándole así empaque cinematográfico a una recopilación de torpes reflexiones, y por el camino despierta una ternura desconocida: ¿cómo puede alguien crecer cuando cada día es inundada por ejemplos de lo que nunca podrá ser? 'Eighth Grade' habla de entrada con la pura sinceridad, y no tiene problemas en asumir que es bastante jodida. Los niños hoy en día crecen sin referentes claros, bombardeados a estímulos pobremente superficiales, y blindados más que nunca ante padres que están a generaciones de distancia de lo que les gusta. Su vocabulario es una mezcla de risas nerviosas y balbuceos apresurados, heredado de vídeos infinitamente editados que nunca paran suficiente tiempo en nada, y el adjetivo "cool" (guay) es halago, estado mental, descripción para todo o meta a la que aspirar. Me es muy fácil sacar la vena de abuelo cebolleta viendo el panorama, decir "en mis tiempos bla, bla, blá" y distanciarme de las preocupaciones de Kayla. Pero ahora entiendo por qué Burnham pagó sesiones de su propia película a cualquier adolescente debajo de 16: porque les habla en su propio lenguaje, ese que sabes que es real y ves por la calle. Y a la vez, de ese continuo balbuceo, Kayla va desgranando su verdadera persona, cuajada de inseguridades o arrepentimientos, pero perfectamente comprensible en sus preocupaciones y anhelos. La he juzgado como la juzgan sus compañeros, y es solo al pasar tiempo con ella que se ve un fuego en sus ojos, una necesidad de expresarse y aceptarse que transpira en los vídeos de su canal, pero no encuentra el camino adecuado para salir cuando lo necesita. Es, de hecho, muy revelador que todos los momentos en los que se queda sin palabras sean ante la nula consideración que le prestan los demás, cuando debería hacerse valer pero su poco ejercitada autoestima la quiere hacer invisible: en orden ascendente, están el incómodo silencio del regalo hecho con la mejor intención, la estúpida confirmación de que el chico de sus sueños es un salido descerebrado (esta incluso con apagón repentino de peli de terror) y la otra, esa, la final, la que te hace sentir como mierda porque a algunos mal llamados "adultos" la madurez nunca les llega. Kayla solo recibe e intenta asimilar, es imposible que sea de otra manera, porque tiene demasiado miedo a no ser ni siquiera la mitad de esas diosas de lo "cool" filtradas por Snapchat que ve cuando navega por internet. Lo más tierno, esperanzador, y a la postre hermoso de esta historia suya es ver, poco a poco, como los únicos adultos honestos de su vida intentan acercarse a ella, y le dan pistas. Cosas como que no dejas de ser un lío por pasar al instituto, tienes que cuidarte siempre ante lo que te intenten lanzarte otras personas y (mi favorita, la mejor) la única persona que nunca te debería faltar como aliada/animadora eres tú misma. Verdades sencillas, evidentes, que toman tiempo en comprenderse: ese que no tenía, porque no paraba de hacer vídeos para gustar a otra gente. Pero lo mejor, lo que es verdaderamente lo mejor, es que Kayla recorre todo este camino ella sola. Ayudada quizás, pero llevada de la mano nunca. Aprendiendo a quererse y no callarse, sin miedo a dejar de ser el ídolo de nadie. Sin cambiar demasiado, pero sintiéndose "cool" en esa particular manera que tienen los adolescentes de expresarse.    

El Complot Mongol

Crimen Suspense
6.4

El Complot Mongol En 1963, la Unión Soviética intercepta el rumor de que China pretende asesinar al presidente de los Estados Unidos en su visita a México. Filiberto García, un policía local, tiene 72 horas para investigar la Conspiración de Mongolia. ¡Maldita intriga internacional! El Complot Mongol Critica El complot mongol fue la primer novela negra en México, y para mi gusto, la mejor novela mexicana de la historia. Las primeras páginas de la obra de Bernal son oscuras y sórdidas, presentándote a su protagonista, Filiberto García, como un hombre duro y peligroso ("la cara oscura era inexpresiva, la boca casi siempre inmóvil, hasta cuando hablaba. Solo había vida en sus grandes ojos verdes"), con el cual no puedes empatizar hasta después de ciertas páginas y muchos pinches. Poco a poco Filiberto García se va ganando nuestro cariño, nos saca risas frecuentes y nos hace cómplices de sus planes y sus reflexiones, entonces la novela deja de ser oscura, se va a los grises y se vuelve satírica -curiosa combinación-, pero Bernal era ambicioso, y después de un rato descubrimos que el objetivo de su obra no es ser la piedra fundacional de la novela policiaca, así como tampoco criticar al sistema político de la época (aún aplicable, por demás); la amargura empieza a teñir toda la recta final, el magnicidio pasa a segundo término, el complot deja de ser relevante, los espías, las armas, los amigos, los chinos y todo lo que rodea a Filiberto deja de importar, únicamente para recordarnos la inevitable cercanía de la muerte y la siempre amenazante soledad. El Complot mongol, entonces, se convierte en una clase de solipsismo existencialista, una cavilación sobre el amor, la soledad y la vida que se vale del arquetipo mexicano, ficciones policiacas y la novela palmolive para acercarnos a la reflexión. Su adaptación cinematográfica, debo decir, me causa mucho conflicto, porque a pesar de que me gustó me temo que no le hace justicia. Teniendo enfrente el dramilla existencial, la novela policiaca, el humor negro y la crítica política, creo que se les va de las manos y al final del Amo se termina concentrando casi exclusivamente en lo simpático de Filiberto y en la caricaturización de los personajes (especialmente el de Roberto Sosa, que aunque la interpretación es magistral, el personaje no deja de ser una caricatura) dejando de lado, creo yo, la complejidad de la novela y la esencia del Complot de Bernal. Diez puntos tanto negativos como positivos: 1. En el apócope de introducción me hubiese gustado ver las animaciones de Ricardo Peláez (quien hace la novela gráfica demasiado fiel al noir), pero agradecí con una sonrisa el mensaje a Tarantino y Hugo Stiglitz. 2. Esperaba con ansias que, por lo menos en la primera escena, iniciara la narración la voz en off de Damian Alcazar/Filiberto García (como Philippe Marlow/Humphrey Bogart y otros ejemplos del género que me parecen sumamente esenciales e incluso obligatorios en el film policiaco). 3. La idea es bien lograda, sin embargo en ocasiones me parecía sobrante o innecesaria la ruptura de la cuarta pared, la cual sospecho se utilizó como recurso para "hacer los chistes". 4. Las actuaciones son todas sublimes, incluso Chabelo y Derbez logran hacer un excelente papel y romper a sus personajes (aunque tardé unos segundos en asimilarlo) 5. Increíble la ambientación, la escenografía y la iluminación. En ocasiones en verdad parecía que se estaba viendo una película del género noir. 6. Arriesgado el trabajo de cámaras en apostar por grabar casi toda la película en primerísimo y primer plano; una muestra más de que el nivel de actuación de los personajes es sublime. 7. Me pareció incómodo, casi molesto, el cómo ilustran las fantasías de Filiberto García por Martita. Ridiculizan vilmente al personaje y una vez eso se vuelve difícil que te tomes en serio a Filiberto como el matón revolucionario que se jacta ser. 8. Muy bien (y hermosa) Barbara Mori, aunque no me termina de parecer que eligieran a una actriz mexicana (uruguaya?) para interpretar a un chale de la china comunista. Muy bien el maquillaje, pero cómo es que pudieron ponerle los ojos rasgados a Mori pero no le pusieron pupilentes verdes a Damian Alcazar?

Malos tiempos en El Royale

Suspense
6.8

Malos tiempos en El Royale Finales de los años 60, siete desconocidos, cada uno con su propio secreto, se reúnen en El Royale, un ruinoso hotel con un oscuro pasado. En el transcurso de una fatídica noche, todos tendrán su oportunidad de redención… antes de que todo se vaya al infierno. Malos tiempos en El Royale Critica De la cabaña al Royale La ópera prima de Drew Goddard, La cabaña en el bosque (2011), ganó rápidamente el estatus de culto gracias a su ingeniosa forma de rendir tributo a los clichés del género de terror, y eso que le costó llegar a los cines al pillarle de lleno la bancarrota de su productora, MGM. Tras firmar el guion de Marte, una de las producciones más exitosas del 2015, Goddard ya se puede considerar de la élite de Hollywood, así que para su segundo largometraje como director y guionista, ha podido reunir a un elenco de primer nivel y tener el respaldo de un gran estudio. Malos tiempos en el Royale es una película completamente original, lo que siempre supone un riesgo para la taquilla, aunque el ajustado presupuesto (35 millones de dólares) podría amortiguar el plausible fracaso. Pero en esta ocasión, no es tan probable que pueda revalorizarse con el tiempo como obra de culto. La larga sombra de Tarantino Goddard se toma su tiempo para exponer el escenario y a los personajes de un relato noir a lo Agatha Christie; la presentación evoca directamente a Tarantino, especialmente a Los odiosos ocho (2015), dada la forma en la que dosifica la información, separa los puntos de vida por episodios, y deja que sus personajes conversen para asentar el tono. Pero por muy buen guionista que sea, Goddard carece de la chispa y la creatividad que tiene el director de Kill Bill al escribir diálogos. Por tanto, ni termina de exprimir el potencial de los personajes, ni mantiene siempre controlado el ritmo de la narración. El film dura dos horas y veinte que se perciben innecesarias, sobre todo cuando la debutante Cynthia Erivo se dispone a cantar… por tercera o cuarta vez. Y sin cortes. Aquellos oscuros años 60 No obstante, Goddard consigue mantener viva la atención del espectador gracias al eficiente manejo del suspense y al buen puñado de sorpresas y giros desconcertantes que posee el relato hasta poco antes del desenlace, pues éste resulta mucho más rutinario y convencional de lo que cabría esperar. Antes de llegar a él, y valiéndose del bagaje de los personajes, dibuja una América de los años 60 bastante turbia: la guerra de Vietnam, el auge de las sectas, el racismo, la corrupción, el auge del consumo de drogas, asesinatos, chantajes… La película apela a la socorrida nostalgia para ambientarse a finales de una década particularmente oscura para la historia de unos Estados Unidos que comenzaron los 70 en busca de una redención que, al igual que pasa con algunos de los huéspedes de El Royale, no siempre llega a tiempo. Conclusiones Malos tiempos en El Royale es bastante irregular, pero goza de un trasfondo rico en matices y un atractivo reparto en el que destacan particularmente Jeff Bridges, Lewis Pullman, Dakota Johnson y John Hamm, siendo los dos primeros los que tienen los personajes mejor desarrollados del conjunto. Por las expectativas generadas, se supone que Chris Hemsworth es la carta escondida bajo la manga para la traca final, pero el actor no se muestra tan carismático como en las últimas ocasiones en las que ha encarnado a Thor, y su villano resulta ser el típico charlatán imprevisible (como el Negan de The Walking Dead) que provoca más tedio que miedo. Con todo, y aunque se crea mejor de lo que en realidad es, la estancia en El Royale es lo bastante curiosa como para que valga la pena pasar una velada en sus decadentes instalaciones.

Lost in Space

Action & Adventure Drama Sci-Fi & Fantasy
7

Lost in Space Ambientada 30 años en el futuro, la colonización en el espacio exterior es una realidad y la familia Robinson ha sido elegida para fomar parte de una misión especial para establecer una nueva colonia en el espacio y empezar una nueva vida en un mundo mejor. Pero cuando pierden el rumbo, los Robinson terminan aterrizando forzosamente en un planeta desconocido donde les esperan todo tipo de peligros. Y que se encuentra a años luz de su destino final... moderna interpretación del clásico de ciencia ficción de los años 60.       Lost in Space Critica Nueva versión del clásico de la ciencia-ficción de los años sesenta, que sin duda tendrá fans pero en realidad se ve y siente demasiado “ñoña” e ingenua para estos tiempos, incluso la serie original de Star Trek ha envejecido mucho mejor. Esta nueva serie no solo se diferencia de la anterior en cuanto presupuesto y -mucho- mejores efectos especiales, también la familia perfecta de los Robinson se ha transformado en una familia más moderna, o real si prefieren. Los hermanos tienen conflictos entre ellos –los normales- y tienen conflictos con sus padres, en especial con el papa soldado que ha estado demasiado lejos de casa demasiado tiempo. Pero los padres también tienen conflictos, de hecho estaban a punto de divorciarse, pero al parecer aun existen prejuicios en el futuro con las parejas divorciadas, más aun si se trata de colonizar nuevos planetas. No es el único cambio, también cambia el robot*, de un modo que resulta más interesante y amenazante, y también cambia el “doctor Smith”, no solo porque ahora sea mujer, sino que ahora es más amenazante, peligrosa, mas hijadeputa y también menos insinuantemente pedófila (como vemos en la actualidad al original doctor Smith). Tiene varios defectos, hay capítulos con mucho relleno y a menudo usan de forma machacona la música con el fin de forzar momentos emotivos que quedan, precisamente, forzados, pero sumando y restando es una buena serie, entretenida y para toda la familia.