Destroyer. Una mujer herida

Destroyer. Una mujer herida
6.1
Destroyer. Una mujer herida Erin Bell trabajó en su juventud como policía encubierta en una peligrosa banda del desierto de California. Su incursión en el mundo de la mafia tuvo consecuencias fatales para su mente de las que cree haberse recuperado. Sin embargo, cuando el líder de la banda vuelve a dar señales de vida, Bell sufre una odisea moral y existencial. La única solución para olvidar sus fantasmas pasa por retomar el contacto con viejos miembros del grupo, intentando comprender cuáles fueron los motivos que destruyeron su pasado. Destroyer. Una mujer herida Critica   Quinto largometraje de Karyn Kusama (Girlfight, Aeon flux, La invitación). Un thriller policiaco con argumento algo convencional pero con una factura muy aceptable, que poco a poco va tomando forma de drama intenso existencial gracias a la  interpretación de Nicole Kidman, casi en los huesos con una transformación física que impacta. Los guionistas Phil Hay y Matt Manfredi han elegido alternar continuamente dos franjas temporales, es ahí donde está la gracia de la película porque es algo tramposa para el espectador en algunos aspectos. Nicole Kidman totalmente desaliñada hace un papel increíble de una policía cuarentona que arrastra un trauma de una operación fallida que se saldó con varios muertos por su culpa.  Es ahora después de muchos años cuando reaparece el ganster culpable por Los Ángeles y ella decide ir a por el... Kidman que ya ganó un oscar por "Las Horas" donde salia tambien un poco irreconocible, deja aqui el listón otra vez muy alto donde posiblemente tenga otra oportunidad de ganar otra estatuilla. El personaje que interpreta desde luego está muy alejado de los estándares de Hollywood. Una buena oportunidad de regresar al cine negro policiaco que tantas sorpresas nos dio en los años 70, siendo un film muy realista y a veces incómodo, pero con un resultado más que satisfactorio.      
<

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Español Latino 06/12/2019 1.94 GB 16 Descargar
1080p BluRay Español Latino 06/12/2019 2.57 GB 3 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

El espía

Drama
7.5

El espía, cuenta la vida real de Eli Cohen, un conocido exagente del Mossad que logró infiltrarse en Siria y cambiar el curso de la historia de Israel.   El espía Critica Quién nos iba a decir que Gideon Raff, director y guionista del discreto telefilm "Rescate en el Mar Rojo" (2019, Netflix), también más o menos basado en hechos reales, nos iba a deslumbrar con una de las mejores miniseries del reciente catálogo de Netflix, caracterizado por contener ingentes toneladas de basura audiovisual. En "EL ESPÍA", producción de Netflix de factura francesa, un estupendo Sacha Baron Cohen (el protagonista de "Borat") borda su papel del atente israelí de origen árabe Eli Cohen, que en década de 1960 se infiltró en las altas esferas del régimen sirio bajo la identidad de Kamel Amin Thaabet consiguiendo hacerse con informaciones de alto secreto que sirvieron a Israel no solo para frenar acciones hostiles puntuales en la frontera, sino para obtener una resonante y fulminante victoria en la Guerra de los Seis Días (junio de 1967), ocupando los Altos del Golán, Cisjordania, Gaza y la península del Sinaí. Pero antes de eso... (ver SPOILER). La reconstrucción de la época es exquisita: se han cuidado los detalles de vestuario, mobiliario, vehículos, etc. al máximo, se incide en el carácter laico del autoritario régimen sirio y en el clima de desconfianza de todos hacia todos que reinaba en las altas esferas de Damasco (atentos a la reconstrucción del golpe de Estado de marzo de 1963).

El jilguero

Drama
6.8

El jilguero The Goldfinch narra las peripecias de Theo Decker, un niño de 13 años que vive una experiencia traumática el día en que visitaba con su madre el Metropolitan Museum of Art de Nueva York. El museo sufre un atentado terrorista y como consecuencia su madre muere en él, pero Theo sobrevive. En medio de todo el caos, Theo decide robar un cuadro, ante la insistencia de un anciano moribundo. Se trata de 'The Goldfinch', una pintura de 1654, obra del pintor holandés Carel Fabritius. El jilguero Critica   Primero diremos que vamos a separar las cosas, uno es el libro en el que se adapta este filme que sea dicho de paso lo recomendamos a gritos, lo que diremos es solo con respecto al filme. El jilguero narra la historia de Theodore Decker un chico que a sus 13 años vive un trauma que lo marca de por vida. El vive un atentado en un museo de arte en Nueva York, donde su madre muere y el camino del dolor, la pérdida y la culpa será su forma de vivir y a todo eso el se aferra a un cuadro de un jilguero que toma ese día. Suena muy bonito verdad; de hecho la historia es titanica y te debería llevar a encontrar tales emociones y viajar con el personaje; pero ese es el principal problema de este filme, los personajes están tan desdibujados y no importa si salen o no en la historia, nadie brilla, no conectamos con Theo interpretado por Ansel Elgort que solo pone cara de niño guapo. La narrativa es hueca, deja cosas sin contar, muchas cosas quedan en el camino, no hay una perspectiva del director, el viaje de Theo es aburrido y tedioso, no hay consecuencias de los hechos. Nicole Kidman no se siente, no sabe que hacer y esa peluca es de reír y lo peor es Finn Wolfhard, solo diré Atroz; interpreta al mejor amigo ruso del protagonista en un fallo garrafal de casting. Escucharlo hablar da risa. Podemos rescatar la puesta en escena, funciona y va de acuerdo a lo que uno espera del jilguero y la partitura musical es hermosa. Roger Deakins glorioso, pero no logra salvar lo que guionista y director hicieron. El jilguero no logra saber que contar, te pasa de un trauma infantil, o un thriller psicológico o un género de ganster, o incluso un romance juvenil.

Infierno bajo el agua

Acción Drama Suspense Terror
6.1

Infierno bajo el agua Cuando un enorme huracán llega a su pueblo en Florida, Haley ignora las órdenes de evacuación para buscar a su padre. Tras encontrarle gravemente herido, ambos quedan atrapados por la inundación. Prácticamente sin tiempo para escapar de la tormenta que arrecia, Haley y su padre descubren que la subida del nivel del agua es el menor de sus problemas.   Infierno bajo el agua Critica Es mejor que la mayoría de las se han hecho en los últimos años, ya sean de cocodrilos, de tiburones o de cualquier depredador presto ante un repentino buffet libre de humanos algo despistados. Lo mejor es todo lo que ocurre en el agua o bajo el agua, tanto visual como narrativamente, La mayoría de los encontronazos con los caimanes están bien presentados y mejor resueltos, manteniéndote pegado a la butaca, con la respiración entrecortada y con el temor en el cuerpo. Y eso por más que ocurra lo que estamos esperando que ocurra, que por ahí no aporta nada realmente novedoso, más allá de que esté mejor acabado que de costumbre. Desbarra en lo más fácil, en el cándido e insustancial pseudoconflicto familiar entre los protagonistas, concebido torpemente con el único propósito de ofrecer el necesario respiro a los espectadores tras cada escena de acción, pero a duras penas consigue alcanzar su flaco propósito. Además, los diálogos son anodinos, trillados, sin mordiente de ninguna clase. Producto quizá de que el guión construye los personajes a contra-tiempo, como si su pasado fuera consecuencia del presente y no al revés. El guionista parece que primero coloca a los personajes en una situación de peligro en torno a la que gira la película y luego les atribuye un pasado para que puedan salir airosos, para hacer más verosímil lo que allí ocurre. Una pena, porque con unos personajes mejor construidos, sintiendo unas emociones más complejas, más adaptadas a los aterradores peligros que les acechan, la película subiría peldaños de dos en dos.

Las reglas de Slaughterhouse

Acción Aventura Comedia Terror
5.6

Las reglas de Slaughterhouse Slaughterhouse es un internado de élite en el que se prepara a los jóvenes para el poder y la grandeza. Sin embargo, un inesperado acontecimiento sacudirá literalmente los cimientos de su mundo. Las reglas de Slaughterhouse Critica       Primera película de la productora Stolen Pictures, propiedad de Simon Pegg Nick Frost, para ello eligen un guión de terror-comedia, intentando seguir la misma línea de las películas que han protagonizado anteriormente como "Arma Fatal","Zombies party","Bienvenidos al fin del mundo" (la trilogía del cornetto de Edgar Wright) o "Paul" de Greg Mottola. Para ello han elegido como director a Crispian Mills (Hijo de Hayley Mills y nieto de John Mills) con quien ya había trabajado Simon Pegg en "Un increíble miedo a todo" una película que pretendía hacer gracia y que al igual que esta es completamente fallida. Mills dirige torpemente con una meritoria falta de talento, ingenio o diálogos graciosos y  desperdiciando a un elenco talentoso que incluye a Pegg, Frost y Margot Robbie en lo que en realidad es un cameo extendido a través de skype. Asa Butterfield, Finn Cole, Michael Sheen son los protagonistas de esta historia que comienza como una "comedia" de una escuela de élite inglesa para terminar transformándose en una película de monstruos mutantes que viven bajo tierra y que salen a la superficie tras unas excavaciones para buscar gas. La premisa podría parecer simpática, pero una trama forzada, confusa y con numerosas ideas mal resueltas convierten a la película en un horror. Igual la última hora con los monstruos mejora algo en algunas escenas, lo que no se salva es que estés mirando continuamente el reloj para ver cuando termina

Historias de miedo para contar en la oscuridad

Suspense Terror
6.3

Historias de miedo para contar en la oscuridad Mill Valley, Pennsylvania, noche de Halloween, 1968. Después de gastar una broma a un matón de la escuela, Sarah y sus amigos deciden colarse en una casa supuestamente embrujada que una vez perteneció a la poderosa familia Bellows, desatando fuerzas oscuras que no podrán controlar. Historias de miedo para contar en la oscuridad Critica   A estas alturas, convendría resolver un par de temas. Lo primero, inventar un nuevo género para referirse a este compendio de películas norteamericanas ochenteras de características tan reconocibles, cuya nostalgia parecemos condenados a arrastrar eternamente. Son aquellas entrañables aventuras protagonizadas por niños, adolescentes en ocasiones, marginados por la sociedad y víctimas de los abusos de sus compañeros de colegio. Historietas que a veces eran edulcoradas con algún toque fantástico y casi siempre reforzadas por tristes conflictos vivenciales, como el divorcio de los padres, la incomunicación con los mismos o el clásico choque de clases. Algunos ejemplos son E.T. (Steven Spielberg, 1982), Los Goonis (Richard Donner, 1985), La historia interminable (Wolfgang Peterson, 1984), El secreto de la pirámide (Barry Levinson, 1985), Exploradores (Joe Dante, 1985), Jóvenes ocultos (Joel Schumacher, 1987) Cariño, he encogido a los niños (Joe Johnston, 1989) o la más tardía Jumanji (ídem, 1995). Creo necesario apuntar cierto detalle antes de continuar. Este género (de nombre, por el momento, inexistente) destacaba principalmente por ser un producto dirigido a toda la familia. Desde esta premisa presentaba, en ocasiones, pequeñas extensiones que se desviaban levemente hacia otros géneros, como el drama (casos de El club de los cinco - John Hughes, 1985- y Cuenta conmigo – Rob Reiner, 1986- ) o el terror (casos de Poltergeist - Tobe Hooper, 1982 - y Gremlins - Joe Dante, 1984-). Es en este último en el que se aferran, curiosamente, ciertos productos contemporáneos que reproducen el mentado género ochentero. Pienso en casos como Super 8 (J.J. Abrams, 2011), Stranger Things (2016, Matt Duffer), It (Andy Muschietti, 2017), Ready Player One (Steven Spielberg, 2018) o el título que nos ocupa, Historias de miedo para contar en la oscuridad (Andre Ovreadl, 2019). Y esto nos lleva al siguiente punto: convendría inventar también un género que englobe estos títulos contemporáneos cuyo motor principal es su nostalgia hacia el género descrito. Lo siguiente seria aprobar una ley (y esta tiene que valer por cualquier tipo de película) que condenara a trabajos forzados a todo director que se atreviera a reproducir determinados “tópicos terroríficos”. Habría que prohibir, por ejemplo, este cansino recurso de eliminar toda la música y efectos sonoros para conducir algún personaje (a velocidades tan lentas que uno teme acabar retrocediendo en el tiempo) hacia un previsible sobresalto, propiciado por el estallido de todos los altavoces. Tuvimos suficiente con las 132 primeras veces. Habría que prohibir, también, la introducción de crescendos de violines de sonido ultra-sónico diez minutos antes de presentar una imagen terrorífica. Fue impresionante en El resplandor, un diez por su descubridor. Tratemos ahora de encontrar una (¡sólo una!) nueva fórmula para sugerir peligro inminente. Habría que aprobar, en definitiva, una ley que impidiera a los directores seguir exprimiendo esta piel de naranja cuyo contenido lleva agotado más de veinte malditos años. Cabe señalar, con todo, que estos “tópicos terroríficos” no responden tanto a dicha “reproducción ochentera” como a una tendencia actual, heredera de otros títulos más posteriores como Scream (Wes Craven, 1996), El sexto sentido (M. Night Shyamalan, 1999), Lo que la verdad esconde (Robert Zemeckis, 2000) o Los otros (Alejandro Amenábar, 2001). Historias de miedo para contar en la oscuridad es el ejemplo perfecto de esta curiosa mezcla: una reconstrucción del “género ochentero” (el comentado en los dos primeros párrafos) bañada por los más típicos y tópicos “recursos terroríficos” (aquello descrito en el tercero). Y nada más. En resumen, el tipo de película que jamás vería la luz si mis anheladas prohibiciones llegaran a ser ejecutadas.

Mi Primer Combate

Drama
6.3

Mi Primer Combate Una adolescente de Brooklyn curtida tras pasar por varias casas de acogida decide que si quiere encontrar a su padre biológico, tendrá que remover cielo y tierra, pero antes tendrá que enfrentarse a ellos, a los chicos. Mi Primer Combate Critica Mi primer combate no nos va a traer nada nuevo al mundo del séptimo arte. Esto hay que dejarlo claro desde el principio. Luego tenemos que el deporte engancha a muchos espectadores, si a esto le sumamos algún tipo de drama familiar, ya tenemos los ingredientes necesarios para poder engancharnos a la historia. Elvire Emanuelle nos mantiene la historia siempre a la altura, su actuación es en letras mayúsculas. Se come la pantalla. Ese personaje que va de casa en casa de acogidas, sin que nadie le ofrezca una familia o una vida estable. Su mal humor y su agresividad la llevan a estar constantemente expulsada y es aquí cuando la reconducen a la lucha libre para mantener controlada esa agresividad. Y de paso ve a su padre que ha salido de prisión y está intentando llevar una vida normal...intentando he escrito. Cuando realmente lo que ve es un negocio con su hija en peleas clandestinas. La chica tendrá que saber diferenciar lo real de lo irreal, y saber si realmente esa persona te interesa.