Cuestión de justicia

Cuestión de justicia
8.2
Cuestión de justicia Cuenta la historia real del joven abogado Bryan Stevenson (Jordan) y de su histórica batalla por la justicia. Después de licenciarse en Harvard, Bryan recibe ofertas de trabajo muy lucrativas. Pero él prefiere poner rumbo a Alabama para defender a personas que han sido condenadas erróneamente o que carecían de recursos para tener una representación legal adecuada, y lo hace con el apoyo de la activista local Eva Ansley (Larson). Uno de sus primeros y más turbulentos casos es el de Walter McMillian (Foxx), que en 1987 fue sentenciado a la pena muerte por el asesinato de una chica de 18 años, a pesar de que las pruebas demostraban ostensiblemente su inocencia. En los años posteriores, Bryan se ve envuelto en un laberinto de maniobras legales y políticas y de un racismo abierto y descarado mientras lucha por Walter y otros como él, a pesar de tenerlo todo en su contra, incluido el sistema legal.
<

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Español Latino 21/03/2020 2.22 GB 1611 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

House

Comedia Drama Misterio
8.2

House House M. D. es un drama médico Estadounidense que se emitió originalmente por la cadena Fox durante ocho temporadas, desde el 16 de noviembre de 2004 al 21 de mayo de 2012. El protagonista de la serie es el Dr. Gregory House, un médico nada convencional, genio, misántropo y adicto a las drogas que dirige un equipo de diagnósticos en el "Princeton-Plainsboro Teaching Hospital" (nombre ficticio) en Nueva Jersey. House Critica Soy médico, y ante las críticas vertidas a la serie por su imprecisión científica querría aportar mi granito de arena. La serie científicamente está bastante acertada, los términos médicos que se usan son correctos y los tratamientos en el 95 por cien de los casos son plausibles y se podrían administrar en cualquier hospital español. Es cierto que las patologías están llevadas al extremo siempre, pero esto es normal, una serie no puede hablar de cosas comunes, y es más, poniéndonos en el caso de su departamento, es evidente que los casos que llegan a sus manos son rarezas. ¿Los peros que se le pueden objetar? El tema legal esta muy maltratado, un médico siempre tiene que tener autorización del paciente o familiares, para que lo entendáis, House en España no tendría donde trabajar, eso no esta permitido a nadie. Pero se entiende que ese tema es una licencia de los guionistas para darle vida a la serie, y no se nos tiene que escapar que nos hace pensar en uno de los temas mas delicados de la sanidad, la legalidad, el conflicto de intereses paciente-hospital-médicos. Un tema apasionante que se nos cuestiona en cada capitulo gracias a esa licencia que se le permite a House. En medicina hoy en día mucho más importante que si un paciente tiene un trombo o un cáncer es saber si el paciente esta dispuesto a que se le ampute la pierna. Bueno, no me enrolló más, por ultimo decir que a mi la serie me parece muy buena, con unos diálogos de humor inteligente que brillan por su ausencia en España. Y Hugh Laurie, como Robert Sean Leonard hacen unas interpretaciones sencillamente perfectas.

La forma del agua

Drama Fantasía Romance
7.2

La forma del agua Elisa es una joven muda que trabaja como conserje en un laboratorio en 1963, en plena Guerra Fría, donde se enamorará de un hombre anfibio que se encuentra ahí recluido. La forma del agua Critica 12/12(12/01/18) Revoltijo de ideas sin originalidad alguna que las hordas han comprado como la octava maravilla. El mexicano Guillermo del Toro sigue explorando mundos de seres extravagantes, y me sigue demostrando en la mayoría de sus películas (salvo “El espinazo del diablo” y “El laberinto del fauno”) que es un plagiador de ideas a las que no sabe darle patina de frescura, se relame en el mucho amor que tiene al cine serie b, a los musicales, a los cuentos de hadas, esto también lo han hecho realizadores como Tim Burton o Tarantino, pero ellos han sabido impregnar sus relatos de fulgor narrativo, del Toro lo más que sabe es hacernos ver que este pseudo-La Bella y Bestia fornican explícitamente, pero este rasgo (de zoofilia) aparentemente políticamente incorrecto queda metido con calzador para ofrecer morbo. Y es que este anhelado romance queda más forzado que intentar meter un elefante por la cabeza de una aguja, orgánicamente inverosímil, y es que lo que vemos por parte de ella al “anfibio” es lástima y compasión, la que se puede tener a un perrito maltratado, le das de comer, juegas con él, pero te acuestas con él, lo único que demuestra el relato que no es solo un problema de mudez lo que tiene la protagonista, es uno mental, que vínculo afectivo se ha establecido entre los dos más allá de que ella le ofrece huevos cocidos y al bicho le gustan? La cinta intenta exponer los sentimientos de incomunicación, el aislamiento que la sociedad genera sobre gente “diferente (una muda, un artista gay, o un “bicho humaniforme”), la lucha contra los prejuicios, alabando los amores interraciales, esto lo contrapone del Toro contra la intolerancia, el militarismo, sazonándolo con algunas dosis de terror. Del Toro dijo: "Esta película es una película de sanación para mí... Durante nueve películas reformulé los temores de mi infancia, los sueños de mi infancia, y esta es la primera vez que Hablo como adulto, sobre algo que me preocupa como adulto. Hablo de confianza, alteridad, sexo, amor, hacia dónde vamos. Estas no son preocupaciones que tuve cuando tenía nueve o siete años". Muestra similitudes con el cortometraje de 2015 “The Space Between Us”, y también con la novela de Rachel Ingalls, “Mrs. Caliban”. También se inspiró en los recuerdos de la infancia de Del Toro al ver “La Criatura de la Laguna Negra” (1954) y deseando ver a Gill Man y la coestrella de la película Julie Adams triunfar en su romance. Está bien que a del Toro haya que dar le la licencia de suspender la realidad y veamos en la historia un cuento de hadas, pero en este debe haber coherencia en su desarrollo, y unos recursos facilones y más simplistas que el mecanismo de un martillo, es que este batiburrillo de ideas manidas hasta el hartazgo me indigna todos en masa la alaben, me siento (perdonen la arrogancia) el niño que ve al Emperador (el cuento de “El traje nuevo del Emperador”), “…pero si va desnudo!”. Es una mezcla entre “E.T.” (lo de que sane con su tacto está más sobado que las tetas de una actriz porno) y “Liberad a Willy”, con claros elementos de “King Kong” (1933) o el clásico literario mencionado “La Bella y la Bestia”, nadie puede imaginarse a Elliott acostándose con E.T. (ufff, que grima!), o al chaval Jesse teniendo sexo con la roca Willy (arggg, quitad esa imagen de mi cabeza!!!), pues incluso orgánicamente hay más lazos de cariño formados entre los protagonistas que en este producto batiburrillo. Incluso recuerdo un episodio en la popular serie “Expediente X” en que aparecía un animal marino humaniforme, con apariencia similar a este, aunque similar también es Abe Sapien de la cinta de del toro “Hellboy”. Es una cinta que arranca bien eso hay que valorarlo, con unas bucólicas escenas bajo el agua con la cámara paseándonos por un hogar submarino donde las cosas flotan, hasta que el objetivo se posa sobre la durmiente Eliza Esposito (Sally Hawkins), se despierta y la vemos en el mundo “real”, en sus rutinas diarias, haciéndose un huevo cocido para desayunar, masturbándose en la bañera (recurso de morbo que nada aporta más que comercialidad),arrancando una hoja del calendario con un pensamiento diario, visita su vecino pintor acomplejado por ser calvo (menuda superficialidad), va su curro de limpiadora, va al cine a ver musicales, y vuelta a empezar. Inicio sugestivo que se sabotea a sí mismo cuando el meollo del núcleo comienza a desplegarse, con la aparición del bicho anfibio, y es que se supone una base ultra-secreta, supervigilada en tiempos de Guerra Fría, y sin embargo unas mindundis limpiadoras entran y salen de la sal donde tienen a un ser que puede cambiar la Historia como en su casa, sin medidas de vigilancia, más allá del tarugo de Michael Shannon (menuda caricatura de malo malísimo la suya) vaya por ahí blandiendo su porra táser. No se sabe porque tienen al bicho allí, no hacen experimento alguno con él, no intentan comunicarse con él, saber si tiene racionalidad, lo tienen en una gran bañera encadenado, y su único fin es que lo maten para hacerle la autopsia, menuda idiotez! Y es que me ha resultado una película con todos los clichés habidos y por haber, con personajes más planos que el cerebro de Forrest Gump, con unos personajes estereotipados hasta el hartazgo, con buenos muy buenos y malos horribles, donde lo gris no existe, donde la profundidad se nos quiere dar a empujones, donde do huela ya muy ajado, situaciones un millón de veces vistas. Tiene excelente envoltorio en lo que a puesta en escena se refiere, con fenomenal diseño de producción de Paul D. Austerberry (“Pompeya”), recreando con esmero los años 50 (rodando en interiores de Cinespace Studios de Ontario-Canadá), empezando por esa vivienda sumergida en el agua del inicio onírico, con los apartamentos que aparecen, esa calle idealizada con ese cine y su hermosa marquesina, con esa base secreta, esto elevado por la estupenda fotografía de Dan Laustsen (“La cumbre escarlata”),… (siguie en spoiler)

Dunkerque

Acción Bélica Drama
7.4

Dunkerque II Guerra Mundial. Cientos de miles de británicos y tropas aliadas están rodeados por las fuerzas enemigas. Atrapados en la playa con el mar a sus espaldas se enfrentan a una situación imposible mientras el enemigo se acerca. La película relata la Operación Dinamo, también conocida como el milagro de Dunkerque. Se trató de una operación de evacuación de las tropas aliadas en territorio francés, que tuvo lugar a finales de mayo de 1940. La operación permitió el rescate de más de 200.000 soldados británicos y más de 100.000 franceses y belgas. Dunkerque Critica Antes que nada, lo que hay que dejar claro es que hay que analizarla desde dos puntos de vista bien diferenciados. El primero es el plano técnico. Aquí hay que darle un 10.00, como a Nadia Comaneci. Con Salvar al soldado Ryan, el cine bélico dio un salto cuyos ecos seguimos viendo en las actuales producciones. Pero Christopher Nolan ha conseguido lo que parecía imposible, ir un paso más -o varios- en esa búsqueda del máximo realismo, conseguir que el espectador sienta que está en plena batalla. Todo colabora en ese objetivo; el sonido (consigue sobresaltarnos porque parece que nos disparan a nosotros, o que los Stukas nos están atacando), la fotografía (fantástica, esos colores apagados, esos desenfocados propios de las filmaciones de entonces), la ambientación, el gran número de extras, la aparente ausencia de efectos digitales... No voy a insistir. Nolan consigue sumergir (a veces literalmente) al espectador en esa experiencia inmersiva, valga la redundancia. Y ahora vamos con la otra cara de la moneda. Soy poco sospechoso de no valorar el trabajo de Nolan (he visto Memento unas 15 veces y Origen me fascinó también), pero aquí la verdad es que no hay una historia potente detrás. No veo conflicto, dilemas morales, suspense (pese a los numerosos cliffhangers)... no acabas amando u odiando a nadie, y la verdad es que te da un poco igual si los protagonistas se salvan o no. Son de esas interpretaciones tan contenidas que acaban por no transmitir nada. Contra todo pronóstico, el único actor que logra transmitir algo es Harry Styles, el chaval que es, o ha sido, cantante del grupo One Direction. Los demás, muy flojitos, ni siquiera Kenneth Branagh levanta el vuelo. Jugando a productor, le hubiera dicho a Nolan que aumentase el metraje a 2 horas mínimo. Da la sensación de que había que cortar escenas (los sucesivos hundimientos se hacen cortísimos, cuando daban para situaciones bien dramáticas). También hubiera mostrado combates con los alemanes, o hubiera dado más juego a los pobres franceses que tenían que conservar el perímetro (aquello de que los ingleses lucharán hasta el último francés)... en fin, que la película daba mucho más juego del que al final ha dado. En suma, como experiencia visual, más que recomendable, pero como historia creo que no llega ni al aprobado, así que un 5. En todo caso, si os gusta la Segunda Guerra Mundial, no os la podéis perder, claro. Un consejo, si habéis conseguido engañar a vuestra novia/mujer para que os acompañe a verla (a la inversa), reconsiderad la decisión si no queréis ver luego caras largas. Estáis avisados.

Vikingos

Action & Adventure Drama
7.5

Sigue las aventuras de Ragnar Lothbrok, el héroe más grande de su época. La serie narra las sagas de la banda de hermanos vikingos de Ragnar y su familia, cuando él se levanta para convertirse en el rey de las tribus vikingas. Además de ser un guerrero valiente, Ragnar encarna las tradiciones nórdicas de la devoción a los dioses, la leyenda dice que él era un descendiente directo de Odín, el dios de la guerra y los guerreros.

Mowgli: La leyenda de la selva

Aventura Drama
6.6

Mowgli: La leyenda de la selva Trata sobre la educación de Mowgli, criado por una manada de lobos en las selvas de India. Mientras aprende las reglas, a menudo complicadas, de la jungla. Bajo la tutela de un oso llamado Baloo y una pantera llamada Bagheera, Mowgli llega a ser aceptado por los animales de la jungla como uno más de ellos. Por todos menos uno: el temible tigre Shere Khan. Pero puede haber peligros mayores acechando en la jungla, cuando Mowgli se enfrenta a sus orígenes humanos. Mowgli: La leyenda de la selva Critica Hace apenas un par de años, Disney nos trajo un remake live action de su clásico "El Libro de la Selva", y hoy tenemos "Mowgli", adaptación del clásico de Rudyard Kipling. Es obvio que esta película va a sufrir todo tipo de comparaciones con la peli de Disney de hace dos años, y muchos la criticarán diciendo que no era necesaria una nueva adaptación. No obstante, se debe saber que esta película es una adaptación directa del libro de Rudyard Kipling, mientras que la película de hace un par de años es una adaptación del clásico de Disney de la película de dibujos animados, que tiene las licencias típicas que la Disney se toma siempre en sus adaptaciones de animación. Es por ello que, antes de criticar a esta película por ser una "copia", que sepan eso. Esta película no tiene nada que ver con la de la Disney, es completamente distina, incluso hay personajes que no salen en la otra, mientras que en la de Disney hay personajes que en esta no salen. También debo decir que voy a evitar entrar en comparaciones con la cinta de 2016 en la mayor parte que pueda. Bien, una vez aclarados estos puntos, vamos con la crítica: Me parece una película distinta a lo que probablemente todos esperábamos. Es una película sombría, que muestra la crudeza de la vida. La aceptación de los demás a pesar de ser distintos, y también trata la búsqueda que todos tenemos en esta vida: encajar. Todos buscamos siempre nuestro lugar en el mundo, y Mowgli explora esa sensación. El protagonista, criado entre lobos y otros animales de la jungla, sabe que es humano, pero tampoco quiere vivir con ellos. Le da miedo aceptar su realidad, y eso es lo que hace que en múltiples ocasiones el personaje busque su lugar en el mundo, el sitio idóneo donde deba encajar. Encontramos también en esta película un enfrentamiento entre el hombre y la naturaleza. Vemos el daño que el hombre es capaz de hacer, cómo su afán por conquistarlo todo acaba por destruir la belleza que en nuestro planeta habita. Los animales de la cinta lo saben, saben que el hecho de tener a Mowgli entre ellos es un peligro constante hacia la selva, pues los humanos al fin y al cabo son peores casi que los propios animales. Debemos mencionar también el excelente trabajo de efectos visuales. Si bien es obvio que son hechos por ordenador, los animales tienen en su mayoría miradas muy humanas. Aunque hay que reconocer que a veces chirría un poco, pero en general creo que son unos efectos especiales más que dignos. Mención especial a los ojos. Es increíble los ojos de los personajes animales de la película. Se nota que detrás de la captura de pantalla hay seres humanos reales, los ojos les delatan. Es increíble reconocer los ojos de Christian Bale a través de los ojos de la pantera Bagheera, o los del propio Serkis en los ojos del oso Baloo. O el mismísimo Benedict Cumberbatch, que representa de manera extraordinaria a Shere Khan. Un punto a favor de la película es su reparto: actores profesionales de talla mundial que saben muy bien lo que hacen. Recomendación: si queréis disfrutar de la película en todo su esplendor, ver la película en VOSE. El trabajo que hacen los Cumberbatch, Bale, Serkis o Blanchett (entre otros) es extraordinario. La Warner fue muy inteligente al contratar a Andy Serkis como director de esta película. Quién mejor que él para dirigir a actores en captura de pantalla, pues es uno de los pioneros en utilizar este tipo de tecnología (todos recordamos al famoso Gollum en la trilogía cinematográfica de "El Señor de los Anillos") y siempre es recurrente en papeles de captura de pantalla. Lo dicho, una de las decisiones más inteligentes de cara a rodar esta cinta. La película es un espectáculo visual constante, es poderosa y hermosamente hecha para la vista humana. Es una delicia enserio. Y es profunda. Es una película profunda que, a través de los puntos expuestos arriba, explora la propia naturaleza del ser humano, nuestro lado más animal y salvaje, y hace un viaje a través de nuestros propios sentimientos, y a veces es hasta cruel. Nos muestra el lado más crudo que podemos llegar a tener, y los miedos que tenemos muchas veces cuando no sabemos qué hacer en la vida. Cuando estamos perdidos y no sabemos bien cuál es nuestro lugar en el mundo. Es una película poderosamente profunda, más de lo que seguramente la gente se de cuenta.

Una mujer fantástica

Drama
7.1

Una mujer fantástica Marina (Daniela Vega) una joven camarera aspirante a cantante y Orlando (Francisco Reyes), veinte años mayor, planean un futuro juntos. Tras una noche de fiesta, Marina lo lleva a urgencias, pero él muere al llegar al hospital. Ella debe entonces enfrentar las sospechas por su muerte. Su condición de mujer transexual supone para la familia de Orlando una completa aberración. Ella tendrá que luchar para convertirse en lo que es: una mujer fuerte, pasional... fantástica. Una mujer fantástica Critica Una vez más, las loables buenas intenciones que jalonan este largometraje chileno no bastan para ensamblar una obra que trascienda las limitaciones de su justo y cabal punto de partida. Siempre es útil y meritorio que se realicen, distribuyan y visionen obras que abogan por la tolerancia y el respeto de todos nuestros conciudadanos; nunca está de más que se denuncien los atropellos a la dignidad humana allí donde se producen; es conveniente y muy beneficioso revelar los desprecios a los que ciertas personas – más débiles, más inseguras, más indefensas – tienen que hacer frente en todo momento y por cualquier motivo por aquellos otros individuos que en su ciega prepotencia se creen con el derecho a socavar el amor propio de los demás por el mero hecho de formar parte de alguna minoría, del tipo y naturaleza que sea. Pero no basta con proclamar, de buena fe, lo que debería ser y desenmascarar, con valentía y arrojo, lo que es inadmisible que prevalezca en nuestros días, ya que no hay nada más cargante y tedioso que las obras de tesis que carecen de una trama interesante y autónoma que sea capaz de mantenerse en pie más allá de la denuncia que la alimenta y le sirve de fundamento. Y en esta propuesta hay demasiado cartón piedra, demasiado desgarro tremebundo, demasiadas desgracias y contrariedades como para resultar verosímil, los tópicos saturan cada fotograma de esta cinta sin aportar hondura ni gravedad a lo que se retrata: los malos son demasiado mezquinos, los inocentes son demasiado simples, las situaciones de tan previsibles y trilladas se amontonan como lacios fardos en el cubo de la basura. Y el mayor yerro es la protagonista, su papel resulta pavisoso e irritante, recorre como alma en pena las estancias, callejea despistada y sin meta, sometida a un aquelarre vejatorio de afrentas y ultrajes, aunque del todo incapaz de hacer creíble su dolor, de volver veraz su indecisión, de persuadirnos de su pérdida, como si nada ni nadie hiciera mella en ella. No es un problema de la actriz elegida – que cumple con solvencia su misión – sino de un guión tan mal escrito, tan zafio y deslavazado como monótono, tan arbitrario y reiterativo como plano, tan exangüe y lánguido que pese a la tragedia que pretende reflejar, alcanza sólo a ser un endeble y cándido esbozo de lo que pudo (y debió) haber sido pero no llegó a ser debido a su falta de rigor y sus manidos buenos propósitos. Secundamos y nos solidarizamos con el fin que se persigue, pero no nos queda más remedio que enumerar las flagrantes deficiencias que lo invalidan.