Code 8: Renegados

Code 8: Renegados
6.9
Code 8: Renegados En Lincoln City algunos habitantes tienen habilidades extraordinarias. La mayoría vive por debajo del umbral de la pobreza, bajo la estrecha vigilancia de una fuerza policial fuertemente militarizada. Connor, un trabajador de la construcción con poderes, se une a una banda criminal para ayudar a su madre enferma. (Basada en el cortometraje «Code 8», 2016.)   Critica Code 8: Renegados Code 8 es una película más que nos introduce en un mundo donde una determinada cantidad de personas tienen habilidades especiales y que obviamente el gobierno siempre va a querer entrometerse con ellos de alguna u otra forma, ya sea exterminándolos por ser un "peligro para la sociedad", usarlos como armas de destrucción masiva o, en este caso, combatirlos por el tráfico en aumento de drogas. Code 8 es una película que la podríamos llamar adaptación del cortometraje del mismo nombre y que fue dirigido por el mismo director. Nuestro protagonista Connor (Robbie Amell) tiene un objetivo claro en todo el film que es salvar a su madre de la enfermedad mortal que tiene. En su camino para salvarla, comenzará a conocer a los demás personajes, que entre alianzas y traiciones, que son bastante predecibles, deberá decidir por si mismo que hacer con sus poderes especiales. La trama realmente es bastante sencilla, tratando de hacer hincapié en como se los ve diferente a estos "seres especiales" y a su vez vemos como ellos empiezan a sacar ventaja de sus cualidades por sobre los humanos normales. Pero el problema es que se siente vacía, se siente inconcluso el final que nos presenta Code 8, ya que parece que hay una necesidad de dejar algunos cabos sueltos para una.. ¿Secuela? No, hace poco se confirmó que habrá una serie sobre este film, así que posiblemente la historia continúe allí. Los personajes de los hermanos Amell (Robbie y Stephen) son lo más destacado del film, mostrando una interesante química que pudo haber sido mejor explorada si no se hubiera intentado plantear tantas cosas en la trama, más específicamente sobre el origen de estos poderes, el motivo por el cual solo afecta a unos pocos humanos, entre otras cuestiones. Los demás la verdad son bastante olvidables y algunos de ellos son muy predecibles en su cuanto a su resolución. En cuanto a los efectos especiales, realmente me sorprendieron. No necesariamente por que tan bien se vean con el CGI sino la utilización de los mismos. Si nos damos cuenta, no hay tanta carga de efectos visuales en la casi hora y cuarenta que dura el largometraje, sino que en determinados momentos vemos cómo están logrados al 100% los diferentes efectos que queremos ver. No es un festín de malos efectos especiales por computadora y hechos a las apuradas, sino que realmente han sabido utilizarlos en los momentos más tensos de la película. La ambientación y la fotografía corren con la misma suerte, logrando que se compacten de mejor forma con la historia que se presenta y sea mucho más realista dentro de la misma. Code 8 no es una idea muy original, y realmente no sabemos si desarrollarán la serie y explorarán más este mundo alternativo de personas con habilidades sobrehumanas, pero aún así tiene cierto potencial en cuanto a la profundización de su universo y la presentación de estas historias que pueden llegar a significar algo mucho más simplista que otras tramas como los X-Men.
<

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
720p BluRay Español Latino 20/12/2019 1.10 GB 1078 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

El padrino parte II

Crimen Drama
8.5

El padrino parte II Continuación de la saga de los Corleone con dos historias paralelas: la elección de Michael Corleone como jefe de los negocios familiares y los orígenes del patriarca, el ya fallecido Don Vito, primero en Sicilia y luego en Estados Unidos, donde, empezando desde abajo, llegó a ser un poderosísimo jefe de la mafia de Nueva York.     El padrino parte II Critica Si a mi me preguntasen si una de las dos partes de El Padrino es mejor que la otra, hace unos años habría dicho que la I, pero tras revisionarla varias veces, me he dado cuenta de que no pueden separarse, pues las dos alcanzan unas cotas de perfección en todos los aspectos casi nunca alcanzadas en el cine. Son dos historias aparentemente indepenientes una de otra, pues ocurre en lugares distintos, los protagonistas cambian en su gran mayoría y las tramas son diferentes. Pero hay un nexo de unión: Michael Corleone. Ambas peliculas nos muestran a la Mafia en sus altas esferas, pero esta segunda parte nos muestra sus consecuencias. Aquellos que decían que la primera parte glorificaba a los gangsters tuvieron su reprimenda, pues esta cinta muestra para mi el desencanto del propio Coppola con su famosa trilogía, pues hizo la película casi obligado, y estuvo a punto de ser sustituido del mando de la pelicula por un entonces joven Martin Scorsese. Mucho más oscura, y con una trama quizás más negra y complicada, Coppola nos empieza mostrando a un Michael en el cénit de su poder, temido por todos, y nos acaba demostrando un Michael desgarrado por el dolor, convertido en un asesino que no tienen en cuenta ni la propia sangre, y anteponiendo la Familia a la familia. El hace las cosas ciegamente, pensando en que eso puede beneficiar a su familia, cuando en realidad lo que hacen es distanciarlo más y más, pero cuando se da cuenta es demasidao tarde... Y a todo ello se le añade el nacimiento del primer Don Corleone. Una historia que por sí sola alcanza una profundiad que para sí quisieran bastantes películas. Y una ambientación única, que sirve de constraste para mostrar las formas de ser de padre e hijo, uno basado en el honor, y el otro en el mero asesinato y el miedo. Aunque también esta película es una crítica a una sociedad americana que ocultaba sus problemas bajo una capa de corrupción de la que poco se sabe. Y para unir dichas historias, Coppola hace gala de un dominio del montaje sencillamente extraordinario. La manera tan perfecta con que nos cuenta ambas historias y las une son dignas de una tesis, ya que jugar así con el tiempo de una película sólo está al alcance de muy pocos privilegiados. Amén de un apartado técnico que quita el sentido. Una película perfecta, acompañada de un diseño de producción único, una banda sonora primorosa, una fotografía excepcional, y el ya comentado genial montaje. Y unas interpretaciones que alcanzan la perfección. Si interpretar a Vito no fue fácil, el hacerlo una segunda vez y por otro actor es digno de alabanza. Y cómo no, Michael. Que Pacino no ganara el oscar es sencillamente de broma. Su interpretación es de las mejores de la historia del cine. Maravillosas Talia Shire y Diane Keaton, un personaje más importante en la trilogía de lo que muchos creen. Y un John Cazale que sobrecoge en cada plano. Amén de Duvall, con un personaje de mayor importancia en la trama.

Túnel de corrupción

Crimen Drama
7.3

Túnel de corrupción La investigación de una trama de corrupción gubernamental con empresas petrolíferas y de construcción descubre un escándalo en Brasil. Basada libremente en hechos reales. Túnel de corrupción Critica -Netflix y José Padilha (director de la mítica Tropa de élite y de dos capítulos de Narcos) han producido una interesante serie sobre la corrupción en Brasil. Pero no sobre una corrupción cualquiera sino sobre la mayor trama de corrupción que ha tenido el país. La serie está basada en la operación policial Lava Jato que sacó a la luz las corruptelas entre las empresas estatales, petroleras y los políticos en este país. -Partiendo de tres protagonistas ficticios (2 policías y un empresario) narra esta historia en ocho capítulos con muy buen criterio. Actores solventes (quizás el policía protagonista interpretado por Selton Mello esté un poco sobreactuado), buen ritmo y el mantenimiento de la intriga y el interés. Para terminar, lo interesante de conocer un hecho histórico real tan importante en Brasil.

Un pequeño favor

Comedia Crimen Drama Misterio Suspense
6.6

Un pequeño favor Stephanie es una joven madre videobloguera de una ciudad pequeña cuya mejor amiga, la sofisticada Emily, desaparece un día repentinamente. A Stephanie le ayudará en su búsqueda el marido de Emily, Sean. Un pequeño favor Critica Antes de nada quiero decir que no voy a caer en el “spoiler” fuera de su espacio o que rehúso a adelantar cualquier posible sorpresa, como han hecho otros usuarios o incluso parte de la “crítica especializada”. Menos mal que cuando voy al cine me informo poco, porque así me ahorro disgustos. Tiene su parte buena y su parte mala: si el film es horrendo, por desgracia, no recibo ninguna advertencia, y si hay algo que no deba saber nadie me la destripa, esa es la ventaja. Y ahora ciñéndonos al tema en concreto, Paul Feig, tras su sonado batacazo con el “remake” de “Cazafantasmas”, vuelve a la línea trazada en “Espías”, es decir, un film de evasión, con tintes “neo- drag”, sazonado con ciertas dosis de “petardez” y evocaciones a un estilo cinematográfico que ha caído en desuso, aunque he de decir, que en ese sentido, “Espías” me pareció algo más lograda. Es un tipo de cine que a los más exigentes les podrá resultar una simple parida, pero creo que, además de que deban existir toda clase de pasatiempos, hay en ella ciertos factores que la libran de ser claramente una vulgaridad o una mierda, hablando mal y pronto. Es más, incluso a veces se recurre a un intento de recreación de ambiente a lo que muchos mal llamaban “comedia sofisticada” de los años sesenta y parte de los setenta, lo cual a mí me gusta. De entrada, y ante tanta producción reiterativa, está exenta de testosterona gratuita, violencia de relleno o diálogos trillados. Quizás por esta razón la mayoría del público asistente a la sesión eran mujeres, aunque no se trate en absoluto de un film que solamente le podría interesar a un público femenino. El arranque de “Un pequeño favor” promete mucho, aunque luego ciertos elementos durante el camino no se aprovechen. De entrada ¡incluyen títulos de crédito! Eso es algo que ya pocos films tienen y que muchos echamos en falta, unos créditos bonitos tanto de color como de diseño. La mayoría de las canciones que se van utilizando parecen un precioso homenaje a la “canción francesa”, con temas cantados por Hardy, la Bardot, Gainsbourg, Zaz o Dutronc, entre otros, y aunque aparezcan brevemente temas de otras épocas y “latitudes” el clima francés reina en la película. El guión, que no me esperaba que se basara en ninguna novela, en este caso de Darcey Bell, es una acumulación de referencias que pensé que partían de sus creadores, como Paul Feig o Jessica Sharzer, a modo de parodia. Por eso su verdadero fuerte no es su argumento, si no sus diálogos, y sobre todo su acertado “casting” en el que sus dos actrices principales hacen unas composiciones que podrían recibir la sorpresa de aparecer nominadas, por ejemplo, en los Globos de oro, como Anna Kendrick, que parece haber tomado como referencia a la Sally Hawkins de “Happy: Un cuento sobre la felicidad” además de parecerse físicamente a esta gran actriz, y Blake Lively, cuyas referencias las dejaremos para el “spoiler” y hace también un notable trabajo, posiblemente uno de los mejores de su carrera. Sus giros, sobre todo en la segunda mitad, quizás se exceden tanto en intenciones de sorprender, como de deslumbrar en exceso. Y eso juega en parte en su contra, como también cuando se toma demasiado en serio y se olvidan de que la clave de comedia no se debe perder, porque cae en la inverosimilitud. Feig hace una buena labor en su dirección, así como el resto del equipo técnico, logrando un correcto “divertimento” para los que busquen específicamente esta clase de género. Y sin más, vamos al spoiler.

La buena esposa

Drama
7.2

La buena esposa Joan Castleman (Glenn Close) es una buena esposa, de belleza madura y natural, la mujer perfecta. Pero lo cierto es que lleva cuarenta años sacrificando sus sueños y ambiciones para mantener viva la llama de su matrimonio con su marido, Joe Castleman (Jonathan Pryce). Pero Joan ha llegado a su límite. En vísperas de la entrega del Premio Nobel de Literatura a Joe, Joan decide desvelar su secreto mejor guardado. La buena esposa Critica A lo largo de la historia del cine hay películas que parecen que han surgido sobre todo con el único propósito de que su protagonista se luzca a más no poder. Hay muchas y de diferentes géneros. El caso de “La buena esposa” parece que engrosa esta lista. Y no es porque la película no proponga temas interesantes, pero sin lugar a dudas, si se hubiera elegido a una pareja de protagonistas del montón, sobre todo en el caso de su protagonista femenina, el resultado de la película hubiera quedado reducido a la mínima expresión. Y ahora vienen los intereses del proyecto: Glenn Close, para mi gusto absolutamente radiante en su papel de Joan Castleman, y nominada al “Oscar” en media docena de ocasiones, podría encontrar, al fin, su oportunidad de llevárselo. En el recuerdo queda el robo perpetrado en la ceremonia de 1988 cuando por su impecable labor de Marquesa de Merteuil en “Las amistades peligrosas” se quedó sin premio: ni Globo de oro, ni “Oscar”, ni Bafta ni nada... visto hoy queda también en los anales de una de las mayores injusticias jamás cometidas. Y eso que fue a parar a una Jodie Foster entregada en cuerpo y alma en “Acusados”, pero por Dios, no cabía comparación alguna. Se ve que Glenn Close va marcando récords de distinta índole... El caso es que yo pensaba que la versión cinematográfica del musical “Sunset Boulevard” la tendría para este año. Tras miles de avatares y anécdotas, incluyendo la expulsión de Faye Dunaway por parte de su creador, Andrew Lloyd Webber y haber realizado Close una actuación antológica en los escenarios, dejándose poseer por Norma Desmond y recibiendo las bendiciones de Lloyd Webber, nadie le podría rebatir su premio, pero no es así y puede que esté preparada para el año que viene. El caso es que ¿qué hará la Academia? ¿Premiarla este año y el que viene? ¿Dárselo este año? Puede que sí. Ya con Julianne Moore lo hicieron, al igual que con otros muchos ejemplos, de dárselo por trabajos que podrían parecer inferiores a otros de mayor calidad por los que no fueron premiados. Ya se sabe cómo va la ruleta de los “Oscars”. Y mire usted por donde tocamos uno de los temas de la película en cuestión: el reconocimiento, el premiar el talento y la constancia, y cómo no, la vanidad que poseen muchos. Pero para hablar de ciertas lagunas de su guión lo haremos en el espacio del “spoiler”. Lo que a grandes rasgos propone este film es interesante: el escritor brillante y su sacrificada esposa a la sombra. Un escritor, un sobrio Jonathan Pryce, según vamos descubriendo, narcisista y cretino, que se va empequeñeciendo mientras el personaje de su mujer, más humana, va mostrando mucho más interés. Significativo ese trasvase de importancia de personajes. Esta coproducción, de no muy alto presupuesto, aprovecha el ambiente frío y oscuro de Escocia y Suecia, donde casi se ha rodado por completo, para desarrollar este drama bien actuado, con actores de reparto interesantes, sea la hija de Glenn Close en la vida real, Annie Starke, que encarna el personaje de la mujer cuando es más joven, el hijo de Jeremy Irons, Max Irons y con el cual Close ya coincidió en “La casa torcida”, un comedido Christian Slater o Elizabeth McGovern, en una breve pero contundente aparición como Elaine Mozell. Todo en ella está cuidado, desde su vestuario a las localizaciones elegidas. La dirección de Björn Runge es correcta, aunque hay una escena en concreto que se les escapa, siendo muy importante para el desarrollo del film y que comentaremos en su “spoiler”. Quizás lo que más me ha llamado la atención sea la banda sonora de Jocelyn Pook, versátil compositora que ha trabajado con diferentes directores, como Medem, en la que mezcla temas de otros autores, dándole un sentido en todo momento a la música utilizada.

After: Aquí empieza todo

Drama Romance
6

After: Aquí empieza todo La joven Tessa Young cursa su primer año en la universidad. Acostumbrada a una vida estable y ordenada, su mundo cambia cuando conoce a Hardin Scott, un misterioso joven de oscuro pasado. Desde el primer momento se odian, porque pertenecen a dos mundos distintos y son completamente opuestos. Sin embargo, estos dos polos opuestos pronto se unirán y nada volverá a ser igual. Tessa y Hardin deberán enfrentarse a difíciles pruebas para estar juntos. La inocencia, el despertar a la vida, el descubrimiento sexual y las huellas de un amor tan poderoso como la fuerza del destino. After: Aquí empieza todo Critica Basada en una novela juvenil escrita por la estadounidense Anna Todo, la cual está inspirada libremente en sus ídolos de la agrupación One Direction, ‘After’ es una historia romántica de una joven universitaria que empieza a descubrir de que se trata la vida, en un relato superficial y vacío. Tessa (Josephine Langford) es una chica inocente que está por cursar la universidad y recién se ha mudado a la residencia universitaria donde vivirá ahora, pronto su compañera de cuarto la invitará a fiestas y reuniones con sus amigos donde conocerá a Hardin (Hero Fiennes-Tiffin), un chico arrogante con el que coincidirá en diferentes sitios y clases. Una discusión entre ellos en clase de literatura será el inicio de una relación entre ambos seres aparentemente opuestos, ella una chica ordenada e inocente y él un tipo aparentemente rudo e insensible, que llevará a Tessa a conocer un mundo nuevo e inexplorado, aunque esto la aparte de su madre (Selma Blair) y su novio de toda la vida. La historia de ‘After’ bien podría ser el argumento de una de las tantas telenovelas juveniles que Televisa producía en los años 90 y 2000, una chica boba e inocentona llega a la universidad y se enamora del chico malo que resulta ser culto y sensible, ella será víctima de bullying por parte de compañeros de la escuela por ser “diferente” hasta que se enamora del chico, con quien inicia una relación que cuando parecía estar en su mejor momento, se ve amenazada por las intrigas de una chica rival que es mala solo porque sí. El relato que presenta la realizadora Jenny Gage no es más que una mala acumulación de clichés y lugares comunes, en un mundo habitado por personajes estereotipados con nulo desarrollo y que responden solo a impulsos primarios, narrada de manera ordinaria y sin elementos para destacar, donde se intenta crear una atmósfera de falsa intelectualidad al hacer leer a sus personajes obras clásicas que si cuentan con la profundidad de la que este relato carece. Lo peor, el diseño del personaje protagónico, una chica que parece ubicarse varios años atrás en e tiempo, lejana a lo que el feminismo propone en estos días, que parece sentirse plena solo en relación al hombre que la acompaña y nunca por ella misma, además ‘After’ es conocida como “la 50 sombras de Grey juvenil”, y si tienen cosas en común, son igual de malas ambas historias, y tienen el mismo nivel de mojigatería para mostrar escenas de sexo.

Robin Hood

Acción Aventura Suspense
5.8

Robin Hood Cuando el joven Robin Hood (Taron Egerton) regresa a su hogar, endurecido, tras luchar como guerrero en Las Cruzadas, descubre un reino en el que la corrupción es la moneda de cambio de la corona inglesa. En ese momento, junto a su compañero Little John (Jamie Foxx), toma la decisión de formar una banda de bandidos y liderar una audaz rebelión en la que se enfrentarán al malvado Sheriff de Nottingham (Ben Mendelsohn). Robin Hood Critica     "Erase un film que robaba a las películas buenas para hacer una peli muy mala". Me imagino que los productores de esta obra vieron El Rey Arturo: La Leyenda de la Espada, y les pareció grandiosa, pero demasiado constreñida por el rigor histórico. El director Otto Bathurst, en cambio, no ha cometido ese error; de hecho, ha evitado cuidadosamente cualquier referencia a la Edad Media. Y lo digo en serio. ¿Y cómo han logrado construir un relato sobre Robin Hood con semejante premisa?, te preguntarás. Pues la solución que han encontrado es robar escenas sueltas de películas ambientadas en cualquier época... salvo el Medievo. Para evitar spoilers, me centraré a partir de ahora en el plano estético de la película. Con esa será más que suficiente. La historia arranca en Nottingham (que luego iremos descubriendo que es un New York vagamente feudal), y nos cuenta como se conocen Robin y Marian. Pues bien: toda la secuencia está inspirada en 50 Sombras de Grey. ¿Te duele leerlo? Pues esto acaba de empezar. La acción se traslada después a un Oriente Próximo que NO es el de las cruzadas, sino el de unos guerra de Irak en el que los marines llevan arcos que empuñan como si fuesen ametralladoras, se gritan frases como "No te separes de la unidad", los talibanes se mueven como ninjas mientras disparan flechas que silban como balas y revientan paredes de piedra, y los jefes de unidad lazan bengalas para pedir a la retaguardia un bombardeo de las catapultas. En este tramo de la película aparecen, fugazmente, dos espadas. Y por increíble que parezca, no volveremos a ver ninguna en el resto de la película. Por cierto, que a los soldados de la fe, en Inglaterra, los denominan "reclutas" ("... está usted reclutado...") antes de marchar a la guerra, "veteranos" cuando vuelven, y "soldados" mientras están allí. La palabra "cruzado" no aparece por ninguna parte, no vaya a ser que el espectador, por despiste, se traslade por un momento a la Edad Media. De vuelva a Inglaterra nos encontramos con: Unas minas de carbón (?) que parecen Mordor en un mal día: columnas de fuego, torres que se elevan hasta las estrellas de un cielo oscuro, y gente que pulula harapienta y pálida... menos Marian, que va maquillada como una furcia francesa en todo momento. Allí, entre chabolas de varios pisos, viven los obreros. Y digo "obreros". No "artesanos". El Sheriff de Nottingham, desde el minuto uno, se nota que está al servicio de Lord Vader. Y por si cabía alguna duda, sus soldados son Stormtroopers. Salvo cuando hay protesta obrera, que entonces llevan - literalmente- porras y escudos de anti disturbios, contra los cuales los manifestantes lanzan cócteles molotov. Espadas no llevan nunca, que eso es una cosa muy feudal, y no pega con la película. En este punto hay que decir no han sabido cómo lidiar con la aparición Iglesia, que, siendo una institución feudal que pervive hasta nuestras días prácticamente inmutable, podría haberle dado un aire medieval en algún momento. El director lo soluciona haciendo que los sacerdotes hablen como mafiosos, y trayéndose a un personaje de Juego de Tronos (Varys, "La Araña") para que sea el líder del clero local. Por las noches, los ricos de la ciudad montan orgías salvajes, con alcohol, apuestas en la ruleta, drogas, y tan multi raciales que incluyen a mujeres asiáticas. Las féminas, por cierto, van vestidas para la ocasión. Eso es, unas van de dominatrix, y otras parecen strippers que todavía no se han desnudado del todo. Ojo: no es que en las misas matinales vayan más recatadas. En todo este ambiente se mueve Robin con una doble vida: por el día es el playboy multimillonario Lord Loslie, y por las noches es un oscuro justiciero enmascarado que lucha contra la corrupción de la ciudad. La Mansión Loslie le sirve de batcueva. Llama la atención la presencia de muchos hombres y mujeres de raza negra entre las clases suburbanas. Más que nada, porque la cámara les enfoca muchas veces. Cuota cumplida. No faltan referencias a Matrix y a la saga de videojuegos Assasin´s Creed. Respecto al argumento, es previsible a más no poder. Y en algún momento hay un intento de discurso épico que resulta totalmente fallido.